[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Muerte - Cielo - Juicio - Infierno-Escatología:  Catequesis para los que se preparan a la confirmación

Páginas relacionadas 
ROLANDO SOTO LAYADO
4° de Teología 2013
Pontificia Facultad de Teología
"Redemptoris Mater"

 

Muerte - Cielo - Juicio - Infierno-



En griego (eskhata=ultimas cosas, postrimerías). Doctrina teológica de los novísimos (muerte, juicio, infierno y gloria) La escatología no es un relato anticipado de sucesos que han de acontecer "más tarde", sino una mirada que el hombre dirige a la consumación definitiva de su propia situación existencial terminada ya escatológicamente; mirada previa, del todo necesario para su decisión espiritual libre y dada a partir de su situación histórica salvífica definida por el suceso Cristo. El fin de dicha mirada es que el hombre acepte su presente.1

 
Muerte o Infierno.
Si la vida consiste en el amor, cuando no hay amor, hay muerte, que puede ser eterna como es eterno el amor. La enseñanza de la Iglesia afirma su existencia y eternidad. Van al Infierno los que mueren en pecado mortal, es decir, sin estar arrepentidos ni acoger el amor misericordioso de Dios.
Hay quien dice que es duro aceptar el infierno. ¿No vemos ya en este mundo como una antesala del mismo? ¿No estamos condenando al infierno de la droga, de las injusticias, de la marginación, a cantidad de hombres y mujeres a quienes se les ha instrumentalizado y se les ha condenado a este submundo por intereses de unos y de otros? Y los que causamos de este infierno a otras personas ¿Qué después no habrá infierno? ¿Es que queremos causar el infierno a otros, pretendiendo, al mismo tiempo, que no lo haya para nosotros? Dios no juega con el hombre ni se presta a que juguemos con Él ni con el hombre. Nos toma en serio y toma en serio nuestra libertad.
El infierno es el estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados. Lo que el infierno nos manifiesta es el poder destructor del pecado. El cielo y el infierno empiezan aquí y se consuman después de la muerte. Entonces el infierno consiste en la privación de la visión gozosa de Dios para siempre, y al que van los que mueren en pecado mortal. Podemos decir que el infierno consiste en ser consciente de lo que es estar en pecado mortal, es decir, de estar separado de Dios.

¿Se puede poner algún ejemplo de lo que es el infierno?
La diferencia entre la situación del condenado en el infierno y de quien está en pecado mortal es como la de dos niños ante la muerte de su padre: uno, de muy corta edad, que ni se entera; el otro, que ya se da cuenta de lo que es perder a su padre, y llora y sufre. La actitud es distinta ante la misma desgracia: haber perdido al Padre. Ésta sería la diferencia entre la situación del pecador mientras vive en este mundo y la del condenado en el infierno.

Cielo.
El cielo sobrepasa toda comprensión.
Las imágenes empleadas por la Escritura son: vida, luz, paz, banquete de bodas, vino del Reino, casa del Padre , Jerusalén celeste, paraíso
El cielo nos lo ha abierto Cristo con su muerte y resurrección, de tal manera que vivir en el cielo es "estar con Cristo". Los que mueren en gracia vivirán para siempre con Cristo en el cielo. Pero, ¿En qué consiste este estar con Cristo en el cielo?
San Pablo, intentando describir el cielo, solo es capaz de decir: "como dice la Escritura, anunciamos: lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el corazón del hombre imaginó, lo que Dios preparó para los que le aman" (leo 2,9). El cielo es la vida en perfecta comunión con tal trinidad. Dios abre su misterio a la inmediata contemplación del hombre para ser poseído por amor: conocerle y amarle como Dios se conoce y se ama. Es lo que llamamos visión beatífica de la que participamos junto con la Virgen, los ángeles y los santos. Dios lo será todo en todo. Se cumplirán mucho más allá de lo que podemos desear e imaginar, todos nuestros deseos de amor y de felicidad.2

Queridos hermano jóvenes, el cielo no es un lugar en el universo. Es un estado en el más allá. El cielo está allí donde se cumple la voluntad de Dios sin ninguna resistencia. El cielo existe cuando se da la vida en su máxima intensidad y santidad- vida que no se puede encontrar como tal en la tierra.
Cuando con la ayuda de Dios vayamos algún día al cielo, entonces nos espera lo "que ni el ojo vio, ni el oído oyó

Beata Teresa Calcuta decía: "Anhelamos la alegría del cielo, donde está Dios. Está en nuestro poder estar ya ahora con él en el cielo, ser felices con él justo en este momento. Pero ser felices con él ahora quiere decir: ayudar como él ayuda, dar como él da, servir como él sirve, salvar como él salva. Estar veinticuatro horas a su lado, encontrarlo en sus disfraces más terrlbles. Porque él a dicho: "Todo lo que hagáis al más pequeño, me lo hacéis a mí".
Juicio Particular.

El llamado juicio especial o particular tiene lugar en el momento de la muerte de cada individuo. El juicio universal, que también se llama final, tendrá lugar en el último día, es decir, al final de los tiempos en la venida del Señor.
Al morir, cada hombre llega al momento de la verdad. Ya nada puede ser eliminado o escondido, nada puede ser cambiado. Dios nos ve como somos. Llegamos ante su juicio, que todo lo hace "justo", porque, si hemos de estar en la cercanía santa de Dios, sólo podemos ser "justos" (tan justos como Dios nos quiso cuando nos creó).
Quizá debamos pasar aún por un proceso de purificación, quizá podamos gozar inmediatamente del abrazo de Dios. Pero quizá estemos tan llenos de maldad y odio, de tanto "no" a todo, que apartemos para siempre nuestro rostro del amor, de Dios. Y una vida sin amor no es otra cosa que el infierno.3

1 Diccionano Teológico Karl. Rahner-pg 206
2 Lo que todo catequista debe saber José Gea Escolano.
3 Youcat-Español-Catecismo Joven de la Iglesia Católica Págs. 94-95


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]