[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

¿Q es lo que que hay más allá de la muerte? -  Escatología: Catequesis para jóvenes que se preparan a la confirmación

Páginas relacionadas
GROBER JULIO PARIASCA SANTOS
4° de Teología 2013
Pontificia Facultad de Teología
"Redemptoris Mater"

 

Escatología - Muerte - Juicio - Cielo - Infierno

 

 

Queridos jóvenes hoy vamos a hablar un poco sobre un punto que muchas veces no nos interesa o quizás nos ha llamado la atención pero por otros motivos. El tema es: "Que es lo que que hay más allá de la muerte", los que llamamos escatología también la vocación universal a la que todos estamos llamados es decir: La santidad. Aquello que a muchos nos parece imposible porque nos vemos tan pequeños e incapaces de llegar a ser santos.

A lo mejor alguien puede pensar que el tema de la Escatología no tiene ninguna actualidad, sobre todo para los jóvenes, o por lo menos no tanto como los temas de la sexualidad, el  amor, la familia. Personalmente, pienso, sin embargo, que este tema tienen una importancia vital no sólo para personas maduras y ancianas, sino sobre todo para los jóvenes que son llamados por Dios a discernir su propio camino en la vida: mirando a la meta es más fácil descubrir y elegir los caminos que nos conducen hasta ella.

Para esto vamos a tomar primero lo que nos dice el Catecismo "El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, porque el hombre ha sido creado por Dios y para Dios; y Dios no cesa de atraer hacia sí al hombre hacia sí, y sólo en Dios encontrará el hombre la verdad y la felicidad que no cesa de buscar"', Porque la aspiración a ser feliz está en todos, pero muchas veces lo buscamos donde no está y por lo tanto nos sentimos insatisfechos e infelices.

Por tanto es importante tener en cuenta primero que el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y con un fin; a imagen de Dios que es uno en tres personas es decir un Dios en comunión, hemos sido creados para entrar en relación, nuestra plena realización consiste en entrar en relación con Dios, con los demás, con la creación y con nosotros mismos. Es decir la otra persona forma una parte esencial de nuestra vida, porque solo nos morimos. Y segundo que el hombre es una unidad de cuerpo y alma esto es fundamental para entender que pasa después de la muerte. Sobre todo en este tiempo en que la interrogante de muchos es: ¿Existe algo más allá de la muerte? ¿Subsiste algo de nosotros después de esta muerte? ¿No será acaso la nada lo que nos espera? Muchos piensan que la muerte desemboca en la nada, otros piensan que la muerte es un paso hacia otra realidad, otros piensan que es el final absoluto o el final de todo, Pero algunos también han querido desap...... la muerte por eso se, 'a= creado falsos paraísos terrenales, entre ellos están muchos pensadores filosófico y científicos.

Entonces para comenzar vamos a ver qué es lo que nos dice Pablo en la segunda carta a los Corintios en el capítulo quince versículos del trece al veintiséis. ¿Qué nos dice Pablo? Primero, en respuesta a lo que algunos ;le los Corintios decían, se cuestiona que si no hay resurrección de los muertos, tampoco Cristo resucito, por tanto vanas son nuestras esperanzas, seguimos en nuestros pecados, y si todo termina en esta vida somos los

hombres más dignos de compasión; pero en el versículo veinte afirma: "Pero no Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron . Y en el versículo veintiséis expresa: "El último enemigo en ser destruido será la Muerte"3 . Por tanto dice Pablo hay uno que vencido a la muerte, uno que vuelto a la vida, ha vuelto del cementerio, es decir por tanto la muerte ya no tiene la última palabra, porque Cristo la ha vencido, ¿cómo? Siendo inocente se ha dejado matar, pero no se ha quedado en la muerte, sino que ha resucitado, su padre no lo ha dejado abandonado sino que lo ha exaltado. Aún más todavía ha subido al cielo como verdadero hombre y ha abierto las puertas del cielo a los hombres que se le habían cerrado después del pecado original, es decir estamos llamados todos a ir al cielo.

Pero es necesaria la perseverancia como dice el evangelio: "El que persevera hasta el fin ese se salvará"4 además también como afirma San Cipriano: Hemos de tener paciencia, y perseverar, hermanos queridos, para que, después de haber sido admitidos a la esperanza de la verdad y de la libertad, podamos alcanzar la verdad y la libertad mismas. Porque el que seamos cristianos es por la fe y la esperanza; pero es necesaria la paciencia, para que esta fe y esta esperanza lleguen a dar su fruto. Pues no vamos en pos de una gloria presente; buscamos la .futura, conforme a la advertencia del apóstol Pablo cuando dice: En esperanza fiiiinos salvados. Y una esperanza que se ve ya no es esperanza. ¿Cómo seguirá esperando uno aquello que se ve? Cuando esperamos lo que no vemos, aguardamos con perseverancia. Así pues, la esperanza y la paciencia nos son necesarias para completar en nosotros lo que hemos empezado a ser, y para conseguir, por concesión de Dios, lo que creemos y esperamos.5

Entonces ¿Qué sucede después de la muerte?, ¿Cuál es la visión cristiana de la muerte? Para los cristianos, la muerte es un paso de este mundo al padre es un acto de abandono al Padre. Es el momento en que nuestra vida fisica se apaga y entregamos a Dios nuestro espíritu y entramos en una nueva dimensión, la dimensión del cielo, nuestro cuerpo, que ha sido morada y templo del Espíritu Santo, es acompañado a la tumba, al cementerio, al dormitorio, a la espera de resurrección de los cuerpos. Nuestro yo, nuestro espíritu se presentará delante de Dios para el juicio particular que será según las obras que nos acompañan. Es natural que nos atemorice, que nos den sentimientos de repulsa, porque la muerte escinde al hombre intrínsecamente. Más aún, porque la persona no es solamente el alma sino el alma y el cuerpo esencialmente unidos, la muerte afecta a la persona, Pero la fe y la esperanza nos enseñan el otro rostro de la muerte, la muerte de Cristo, Jesús asumió el temor de la muerte a la luz de la voluntad del Padre (cf. Mc 14,36), Él murió para "libertar a cuantos, por temor a la muerte, estaban de por vida sometidos a esclavitud i6. Es lo que afirma el catecismo: "La muerte fue transformada por Cristo. Jesús, el Hijo de Dios, sufrió también la muerte, propia de la condición humana. Pero, a pesar de su angustia frente a ella (cf Mc 14,33-34; Hb 5,7-8), la asumió en un acto de sometimiento total y libre a la voluntad del Padre. La obediencia de Jesús transformó la maldición de la muerte en bendición" .7

Es como una puerta, cuando pasamos por una puerta lo que nos interesa no es la puerta sino lo que hay detrás de la puerta, lo mismo la muerte, lo que nos interesa no es la muerte sino lo que hay después de la muerte.

El momento de la muerte en la Iglesia es considerado el dies natalis, es decir el día en que le cristiano nace para la vida eterna, por eso la tradición de la Iglesia pone como día de conmemoración de los santos, la fecha en que pasaron de este mundo al Padre.

Ahora bien qué sucede con el alma después de la muerte Entre la muerte personal, el juicio particular, y el retorno del Señor en la Parusía para la resurrección de los cuerpos y el juicio universal, la Iglesia afirma que existe un tiempo intermedio,

Durante este tierr,po internerlio, si a! alma se la considera preparad rr,-a la visión (le Daos se la admite inmediatamente en su presencia; si, al contrario, se encuentra en una situación todavía de imperfección, no preparada para la visión de Dios, deberá pasar un tiempo de purificación llamado Purgatorio, al fin de ser preparada para la visión de Dios. Quien muera en pecado mortal y haya libre y voluntariamente rechazado durante su vida terrena el amor de Dios se autocondenará al infierno.

Contemporáneamente a esta separación, el alma aparece delante del Señor para el juicio particular, personal. Todos seremos juzgados según nuestras obras durante la vida terrena, según como hayamos respondido acogiendo o rechazando el amor gratuito de Dios en nuestra vida,

Entonces se preguntarán ¿Qué hay del infierno? ¿Qué hay del cielo?, a eso voy; primero hablaremos un poco del infierno cual es la doctrina de la Iglesia referente a este tema. Primeramente hay que tener en cuenta que la existencia del infierno demuestra en primer lugar que Dios respeta absolutamente la libertad de su criatura, Se le puede regalar el amor y, en consecuencia, el cambio de toda la miseria que le es propia. El hombre no tiene ni que "crear" el sí a ese amor, sino que es éste el que capacita para ello con su propia fuerza. Pero sigue en pie también la libertad, la posibilidad de negarse a dar este sí y de no aceptarlo como propio. Podemos hablar de una doble pena la interior y la exterior, la pena interior e la experiencia de la pérdida de Dios, es estar alejado y aún más todavía es el rechazo completo de todo lo que tiene que ver con el amor de Dios, esto muchas veces se comienza a vivir aquí, entonces nace el sinsentido de la vida, el odio, la frustración, la desesperación y la soledad.

La pena del sentido corresponde a los males exteriores y dolorosos, entre los cuales sobresale aquella realidad identificada con el fuego infernal. La Escritura habla de esto abundantemente. También el Magisterio de la Iglesia habla repetidas veces de esto, afirmando la doble pena del infierno, espiritual y exterior,

Ahora pasemos al cielo, ¿Cómo se presentará la Jerusalén celeste? En el catecismo aparece como la esperanza de los cielos nuevos y la tierra nueva: La Sagrada Escritura llama "cielos nuevos y tierra nueva" a esta renovación misteriosa que trasformará la humanidad y el mundo (2 P 3, 13; cf Ap 21, 1). Esta será la realización definitiva del designio de Dios de "hacer que todo tenga a Cristo por Cabeza, lo que está en los cielos y lo que está en la tierra" (E11, 10).8

Por eso hablar del "cielo" no significa perderse en fantasías calenturientas, sino conocer con más profundidad la oculta presencia que nos hace vivir de verdad y que, sin embargo, continuamente dejamos que nos la tape lo aparente, apartándonos de ella. El hombre está en el cielo cuando y en la medida en que se encuentra con Cristo, con lo que hay el lugar de su ser como hombre en el ser de Dios. Así que cielo es primeramente una realidad personal, que para siempre lleva la impronta de su origen histórico en el misterio pascual de muerte y resurrección.

Cielo quiere decir ver a Dios cara a cara, participar de la vida divina de Jesucristo, es decir llega a su plenitud lo que comienza con el bautismo, el ser hijos de Dios, participar de la triple misión de Cristo: sacerdote, profeta y Rey. Es vivir en plena comunión con Dios y con los hombres en donde el amor es el único vínculo que crea la unión. Pero el cielo ya se puede experimentar en la tierra, como se mencionaba anteriormente en este encuentro íntimo con Cristo, pero en sí el anticipo del cielo es la eucaristía porque ahí es donde vemos manifestada la gloria de Dios, ahí vemos el rostro de Dios, ahí se manifiéstala esencia de la divinidad que es el amor,



1
Catecismo de la Iglesia Católica N° 27

Cfr. 1 Co 15, 20

3 Cfr. 1 Co 15, 26

4 Cfr. Mt 24, 13

5 Cfr. Homilía de San Cipriano, Sábado 1 semana de adviento, Liturgia de las horas lecturas espirituales de la Iglesia,

6Cfr. Hb 2,15

7 Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica 1009

8 Cfr. Catecismo de la Iglesia Católica 1043


 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]