[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

RESUCITAREMOS -  Escatología: Catequesis para jóvenes que se preparan a la confirmación

Páginas relacionadas
JAVIER AUGUSTO VASQUEZ QUIROZ
4° de Teología 2013
Pontificia Facultad de Teología
"Redemptoris Mater"

 

Escatología - Muerte - Juicio - Cielo - Infierno

 

 

Un saludo cordial queridos jóvenes que habéis venido a escuchar esta catequesis. Gracias por dejar vuestras labores y darse un tiempo para escuchar. Escuchar es un ejercicio necesario para nosotros, nuestro mundo está lleno de ruidos, música, gritos, bocinas, quejas, etc. Hoy les pido que presten atención que vamos hablar de un tema muy interesante, el título quizá no lo entiendan aún ¿qué es escatología? Un término nuevo quizá para algunos de ustedes. No tengan miedo es sencillo, es pura terminología, vamos a entender un poco que significa este término, como podemos vivirlo, les voy a hablar un poco de mi experiencia también de la escatología.

Para empezar vamos a leer un texto bíblico que nos ayude a introducimos en esta catequesis. Escuchen el texto bíblico que les voy a preguntar a ver si están atentos. Es un diálogo entre Abraham y el rico, Abraham está en supuestamente en el cielo y el otro está en un lugar de tormentos. Escuchemos.

EL RICO MALO Y LÁZARO EL POBRE (Lc 16,19-31)

Era un hombre rico que vestía de púrpura y lino, y celebraba todos los días espléndidas fiestas. Uno pobre llamado Lázaro, que, echado junto a su portal, cubierto de llagas, deseaba hartarse de lo que caía de la mesa del rico... pero hasta los perros venían y le lamían las llagas. Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico y fue sepultado. Estando en el Hades entre tormentos, levantó los ojos y vio a lo lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Y, gritando, dijo: Padre Abraham, ten compasión de mi y envía a Lázaro a que moje en agua la punta de su dedo y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, recuerda que tú recibiste bienes durante tu vida y Lázaro, al contrario males; ahora, pues, él es aquí consolado y tú atormentado. Y además, entre nosotros y vosotros se interpone un gran abismo, de modo que los que quieran pasar de aquí a vosotros, no puedan; ni de ahí puedan pasar donde nosotros.

Replicó: Con todo, te ruego, padre que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les avise, y no vengan también ellos a este lugar de tormento. Díjole Abraham: Tienen a Moisés y a los profetas; ¡Que les oigan! Él dijo: No, padre Abraham; sino que si alguno de entre los muertos va donde ellos, se convertirán. Le contestó: Si no oyen a Moisés y los profetas, tampoco se convencerán, aunque un muerto resucite.

Este texto de san Lucas nos introduce perfectamente en el tema hay muchos elementos. Hay dos momentos en el texto bíblico: una aquí en la vida terrena y otra en el más allá. Los personajes son tres, alguien me los puede decir... Está el rico y Lázaro, en la vida de estos personajes hay otros elementos como en el nuestro la fiesta, la abundancia, riqueza y otra situación que lo contrasta la pobreza, el sufrimiento. Lo curioso es que los dos se mueren y tienen destinos distintos uno se va al seno de Abraham y el otro al Hades, que hoy se llama infierno. El segundo momento que les comenté viene después de la muerte, aparece otra vez este contraste uno es consolado y el otro es atormentado. El rico desea un poco de este consuelo al que Abraham le responde que es imposible porque hay un abismo que les separa. El rico se preocupa por sus otros cinco hermanos que probablemente también son ricos como él fue, le pide que les avisen de la existencia de este lugar tan tormentoso para que no vayan allí, Abraham les contesta que no, que tienen a los profetas dice lo que les pedí al inicio que escuchen, están los profetas que hablan de parte de Dios indicándole el camino correcto, dice el texto que si no oyen a Moisés ni a los profetas tampoco escucharán aunque resucite un muerto.

Creo que a groso modo se dan un poco de cuenta por donde vamos con esta catequesis. Un poco para ilustramos les voy a hablar de lo que entiende la Iglesia por escatología. Son explicaciones de lo que existe en el más allá, alguno se habrá preguntado sobre la muerte, que pasa después, a donde vamos, o todo se termina con la muerte. Que piensan ustedes.... Han oído hablar alguna vez del cielo, del infierno, o del purgatorio. Nos espera después de la muerte un juicio personal con Dios, donde se nos preguntará una sola cosa. La esperanza cristiana a partir de la resurrección de Cristo pues dice que todos los que creemos en Cristo, también resucitaremos con él, sino vana es nuestra fe. Nuestro cuerpo material termina con el tiempo, pero no así nuestra alma que es espíritu, nuestra alma vivirá eternamente en donde.... Pues hay dos posibilidades, el cielo o el infierno. Son estados que sencillamente se entienden como vida con Dios y privación total de Díos. Un tiempo hasta que llegue la segunda venida de Cristo, Parusía, donde todos resucitaremos. Todos sin excepción dice Mt 25,31-33 "Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Serán congregadas delante de Él todas las naciones, y Él separará a los unos de los otros, como el pastor separa lasovejas de los cabritos. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda". Cada uno recibirá la bendición o la maldición de parte de Dios". Esta bendición o maldición depende de nuestra vida, veamos la vida del rico y del pobre Lázaro, uno disfrutaba de sus bienes egoístamente y el otro padecía sufrimientos atroces por falta de caridad, de amor del rico. Cuántas cosas tenemos nosotros que podamos compartir, nuestro tiempo, nuestro, cariño, nuestra sonrisa, nuestra ayuda, también nuestros bienes.

Para tener claro lo que vamos hablando les voy a dar un poco el significado de cada elemento de la escatología, de las cosas que hay en el más allá:

Muerte, es la separación entre alma y cuerpo, al final de nuestra vida nos toca enfrentar esta situación del cual nadie se libra. Se puede afrontar esta situación más fácilmente si tenemos en nosotros la esperanza cristiana.

Cielo, lugar de los santos los amigos de Dios, las personas que mueren en gracia de Dios van a la morada de Dios directamente, ven cara a cara a Dios, lugar de felicidad colmada plenamente porque se está en comunión perfecta con Dios.

Purgatorio, un lugar intermedio entre el cielo y el infierno. Allí van las personas que mueren pero que necesitan purificar algún pecado. Para ir al cielo tienes que estar totalmente limpio de toda mancha. Lugar donde no puedes hacer nada por tu salvación por ello existe la oración por las benditas almas del purgatorio. Después de purificado vas al cielo.

Infierno, es un lugar donde estás privado de la visión de Dios completamente, allí van los que en su vida han hecho solo el mal y no se han arrepentido nunca. Los que han rechazado a Dios durante su vida. Se relaciona el infierno como el hábitat del demonio.

Juicio, todos a la hora de la muerte tenemos un juicio particular, personal. Nuestra alma se va al encuentro con Dios, allí sabremos parcialmente cual es el lugar elegido por nosotros en nuestras obras.

Pamela, se entiende por parusía la segunda venida, Jesús prometió volver definitivamente. Los cristianos lo esperamos con ansias.

El juicio final, tendrá lugar en la Parusía, el juicio universal donde cada uno conocerá el lugar definitivo donde permaneceremos eternamente. Luego del juicio final, vendrá la creación de un cielo nuevo y una nueva tierra. Esta es la esperanza cristiana.

Esto es para tener algunas nociones básicas de la esperanza cristiana. Estas realidades aunque no nos demos cuenta están presentes en nuestra vida. De nuestra relación con ellas depende el cada día. No es lo mismo creer que no creer como no es lo mismo ser persona que no serlo, nos incumbe totalmente, el cristianismo nos ofrece explicaciones sobre todas las situaciones de la vida, la muerte tiene sentido, podemos atravesar esta experiencia dramática con serenidad y con esperanza. La vida del cristiano por ello es muy distinta al del que no cree, Jesús nos ha dado esperanzas para creer, para vivir el cielo ya aquí, Él nos ayuda a librarnos del infierno, del sin sentido de la vida de la tristeza, de la rutina; de llevar una vida enfocada en nosotros mismos egoístamente como el rico. No nos olvidemos de estas realidades, en el siguiente capítulo vamos a explicitar esto en cuestiones prácticas, de cómo vivir la escatología ya desde nuestra juventud.

Jóvenes Dios es más real que nosotros mismo, es una realidad que no podemos obviar, ni dar la espalda. La Iglesia Católica subsiste dos mil años y enseña la verdad sobre la escatología, todo lo que creemos lo proponemos a ustedes para que ustedes también crean. Es posible vivir el cielo desde hoy, Cristo está con nosotros, con cada uno, en cada momento es más cercano que nosotros mismos, es posible ser feliz en nuestra juventud a veces incomprendida. El cielo y el infierno existen tanto en cuanto cada uno con la libertad que Dios nos ha regalado lo hace posible. El pecado nos hace vivir el infierno, el amor en cambio nos lleva a experimentar el cielo. Nuestra vida está llena de sufrimientos y retos, hay que estudiar, trabajar, ayudar a nuestros padres, ser mejores cada día, pero, hay una realidad que del que no podemos escapar. La muerte nos acecha, el mal nos persigue, nos hostiga la cultura de muerte hay que estar alerta, con los ojos abiertos pensando siempre en el cielo prometido. Nuestra vida tiene sentido si esperamos algo, la fe nos lleva a creer en la resurrección de los muertos, en la vida del mundo futuro. Todos los acontecimientos de la vida todo lo que nos pasa cobra sentido si esperamos el cielo, todo se hace diferente, no caemos en un activismo ni en una vida rutinaria.

Para que se cumpla todo lo que os he dicho os invito seguir seriamente a Jesucristo, el amigo de los jóvenes, Él no es como nosotros pensamos, que tiene muchas restricciones, muchas leyes y cargas que no podemos soportar. Hay muchas figuras mal entendidas y mal aprendidas, Cristo es amigos el más sencillo, seguirlo es sencillo, lo más lógico. No es un hombre cualquiera, es Dios. Él nos puede ayudar en nuestro camino. Os propongo el cristianismo, a vivir como cristianos. ¿Has visto a algún cristiano? ¿Hay pocos verdad? El cristiano es una persona feliz, una persona auténtica, hace el bien. Qué debemos esperar, los primeros cristianos esperaban con ansias que regrese el Señor Jesucristo ya, porque veían que la vida, las cosas de la carne y las acechanzas del demonio son difíciles de sobrellevar si no estamos con Cristo. Que venga de una vez, que nos libre de todo, en el cielo la cosa es distinta, tendremos un cuerpo glorificado, Sagrada Escritura dice que seremos como ángeles. ¿No quisieras ya vivir el cielo? Lo puedes vivir ya en esperanza, el cristiano vive el cielo. Hay un santo de la edad media, san Buenaventura, que cuenta que cuando era niño su madre le sacaba fuera de casa en la noche y le hacía ver el cielo. Esa es nuestra meta, nuestra patria no es una porción de tierra que se corrompe, nuestra patria es eterna.

La vida es presente mientras tanto hay que lidiar con el peso de los días con la conciencia y la mente puesta en la eternidad, vivamos en la espera de la escatología, pidiendo a Díos que se acorte el tiempo de nuestra peregrinación en este mundo.

La escatología nos hace ver más allá de nuestros pequeños problemas y nos empuja a vivir con pasión, con alegría, positivamente. Sabiendo que Dios está con nosotros. Es importante profundizar en nuestro ser cristiano, ¿cómo somos más cristianos?, solamente hay un modo de ser mas cristianos, relacionándonos más con él. Nuestra participación en la Iglesia por ello debe ser más activa, más viva. El mundo nos acecha jóvenes hay un refugio seguro en la Iglesia si deseas seguir a Cristo. En la Iglesia encontraras los medios necesarios para llegar a encontrarte más con la persona de Jesús, te relacionarás más con Él y tu vida será más plena, Jesús te atraerá y te dará cada vez más motivos para asemejarte a Él en todo, Cristo nos impulsa desde el interior a la perfección, el cristiano no es un perfeccionista, ni es perfecto pero hace mucho para conseguirlo y es ayudado infinitamente por la gracia de Dios. Es bellísimo entrar en la dinámica de Dios, de verdad es posible ser cristiano hoy, yo puedo decir que Cristo ha dado un giro total a mi existencia. Nunca pensé que duraría tanto en su seguimiento, cada vez encuentro más motivos para buscarlo. Se deja encontrar fácil por quien quiere ser su amigo. A mí me ha puesto todo en el camino, no faltan desalientos pero con su ayuda sigo. Recuerdo que de pequeño no entendía muchas cosas, había cosas que me hacían llorar, yo alzaba los ojos y miraba el sol, yo vivía en el campo, miraba el cielo completamente azul y me decía en mi interior que existe algo más que los problemas, que existe la felicidad y que algún día lo sería. Como es la vida ha pasado el tiempo y veo que la felicidad plena está a un paso, cada día al levantarme pienso en qué momento vendrás y como me encontrará. Jesús viene en tres momento, vino en la encarnación, vendrá en la parusía, pero, hay que esperar una venida intermedia, se hace encontradizo con cada uno de nosotros, bien embellecer nuestra vida, damos la fe para caminar por el mundo, fortalecer nuestra débil esperanza, viene a amamos en la Palabra proclamada, en la amistad de los hermanos, en la comunión con los que te rodean, en las cosas que nos regala, en los rayos de sol que nos llegan y calientan, en la sonrisa de un niño. También viene en los malos momentos ¿Cómo nos encontrará? Quisiera que si llega hoy me encuentre preparado, sino que me ayude a vivir como su hijo, a caminar con él preparándome para vivir con él eternamente.

Todas estas realidades se vive y experimenta en la Iglesia. Jóvenes os animo a seguirlo a él, el no pasa de moda nunca, su casa es la Iglesia, allí lo puedes encontrar, pero habita en cada uno de nosotros que le buscamos con sincero corazón, está allí en un lado de tu corazón, le puedes encontrar seguramente. Si vives con Dios te será fácil tocar la escatología. Gracias por la atención prestada ojalá os haya ayudado en algo esta catequesis. Gracias.

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]