[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Diez Regalos geniales para esta Navidad (cosas que nunca te ocurrirían)

Recursos adicionales para la preparación

 

Probablemente varios están comenzando a sacar sus cuentas para ajustar sus finanzas y prepararse para las compras navideñas. Haciendo la lista de los que entran en el presupuesto y los que no.

Muchas veces nos preocupamos de quedar bien con nuestros regalos, obsequiando exclusividades, cosas muy originales, divertidas y únicas. Otros, con no tanto presupuesto, apuestan por la creatividad y hacen los regalos con sus propias manos.  También hay quienes resuelven la problemática de los obsequios dando regalos genéricos, algo muy propio de las abuelitas: ¡calcetines y pañuelos para todos!

 

Los que hacemos algún tipo de apostolado la tenemos difícil porque no podemos sacar gente de la lista, al contrario, todo el mundo debería entrar en nuestra nómina de beneficiarios de obsequios navideños. Nadie en su sano juicio va a salir de compras y tener preparado un regalo para quien sea que se le cruce en el camino.

Es por esto que queremos ofrecerte una lista de regalos geniales que puedes ir preparando desde ahora, e incluso podrías comenzar a entregarlos anticipadamente, sin necesidad de esperar hasta la noche buena. Regalos que no pasarán de moda, que van a durar muchísimo, por los cuales no van a pedirte el ticket para cambiarlo y tendrás más que asegurada una sonrisa de quien lo recibe.

1. Regala tiempo

© Pixabay.com

Este sin duda es un regalo valiosísimo pues el tiempo que regalas no volverá. Cada minuto invertido en alguien es un tesoro que no regresará a tus manos. El ex presidente de Uruguay José Mujica decía: “Cuando tu compras algo, no compras con dinero, compras con el tiempo de tu vida que gastaste para ganar ese dinero”. ¿Y si te ahorras la vuelta y le das a quien tienes al frente una porción bien cargada de tu tiempo y entrega?


2. Ofrece perdón

© Pixabay.com

Es un buen momento para revisar los cabos sueltos que tienes en tu corazón y no solo perdonar como un acto simbólico mirando al cielo, sino para perdonar así como tu has sido perdonado, de forma concreta, restaurando la vida y la relación de aquel a quien te vas a atrever a perdonar. No es necesario que lo llames y le digas que es perdonado, basta con acercarte, mostrarte empático, atento y misericordioso.


3. Ábrete a aprender del otro

© Pixabay.com

“No hagan nada por rivalidad o por vanagloria, sean, por el contrario, humildes y consideren a los demás como superiores a ustedes mismos” (Filipenses 2, 3). En el otro hay un tesoro y si te dispones a recibir aquello que tiene para entregar, seguro quedarás sorprendido. Deja tu corazón abierto y sin prejuicios, valorar a los demás es un hermoso regalo.


4. Escucha en silencio

© Pixabay.com

Evita terminar la frase, prejuzgar, evaluar y calificar aquello que estás escuchando. Regala tu silencio humilde, no solo para evitar interrumpir, sino porque tu atención y escucha es un valioso y además escaso obsequio. Escucha no solo por educación, sino como un signo de amor.


5. Presta una mirada atenta. Presta atención

© Pixabay.com

Que tu mirada esté sincronizada con tu mente y con tu corazón. Probablemente te has sorprendido a ti mismo mirando “atentamente”, pero en tu cabeza estas resolviendo problemas domésticos, planificando las actividades de la tarde o pensando en el almuerzo de mañana. Regala tu mirada y atención.


6. ¡Regala un buen chiste! Con humor la vida es más fácil

© Static.pexels.com

Este regalo requiere de una preparación especial: debes aprenderte un par de chistes. Sabemos que la sonrisa es un excelente regalo, pero llegar con una palabra alegre, una anécdota, una buena historia, siempre será bien agradecido por todos. La alegría que experimentamos los que nos sabemos amados por Dios, es la que hay que compartir.


7. Motiva a otros a dar

© Pixabay.com

Siempre es una buena idea ser solidario con quienes necesitan de nuestra ayuda, pero motivar a otros a ser solidarios es mucho mejor. Puedes hacer que sean más los que se unen a la causa. No hay que mirar muy lejos para encontrar a alguien necesitado de nuestra solidaridad. 


8. Haz los quehaceres de otro

© Static.pexels.com

Probablemente es el menos espiritual y simbólico de la lista, pero es uno de los más efectivos (te lo digo por experiencia propia), sobre todo si se trata de limpiar y ordenar aquello que no te corresponde, incluso si hay alguien contratado para eso. Ese tiempo de libertad que regalaste al tomarte la molestia de hacer las tareas de otro, es un regalo que siempre caerá bien.


9. Piensa en el que viene después de ti

© Static.pexels.com

Este es un regalo genérico de amor al prójimo: piensa en el que viene después de ti. Ya sea en el baño público, dejando el carrito del supermercado donde corresponde en los estacionamientos, botando el chicle al basurero, y una lista interminable de etcéteras. Es poco probable que te lo agradezcan, pero tu también eres el prójimo de alguien y sabes como siente cuando el que estuvo antes de ti no lo hizo muy bien.


10. Dona tu amistad desinteresada. Atrévete a conocer a alguien.

© Pixabay.com

Un regalo genial y muy grande es ofrecer tu amistad de forma real a alguien de quien no puedes sacar beneficio. Alguien que no consideres es un “par” tuyo, alguien menor o mayor en edad, alguien en una distinta “escala social” o “laboral” comparado contigo. Una amistad nueva. Es lógico que de buenas a primeras no serán los mejores amigos, pero el solo hecho de ofrecer tu amistad a alguien que nunca esperaría que tu te le acerques, es un tremendo obsequio.

Sebastián Campos


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]