[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Fiesta del Bautismo del Señor C - Catequesis preparatoria para Niños: Preparemos con ellos la Acogida de la Palabra de Dios en la Misa parroquial

 

Catequesis I ¿Cómo es Jesús?

Catequesis II Testimonio de la Vida

 

Más recursos para vivir la Palabra

 

 

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

A. Pasaje dominical: Lc 3, 15 -16. 21 -22 Tú eres mi hijo, el amado, al que miró con cariño
1. El contexto
Al igual que los demás sinópticos, San Lucas introduce la vida pública de Jesús con la descripción de tres acontecimientos:
Predicación de Juan Bautista
Bautismo de Jesús
Tentación de Jesús en el desierto
Parece que formaba parte de una catequesis bautismal de la primera comunidad cristiana.

2. El texto
a) Se enseña claramente la diferencia entre el bautismo de Juan Bautista y el de la comunidad cristiana.
b) El anuncio de Juan Bautista evoca lo promesa del Antiguo Testamento de que Dios dará el espíritu a su pueblo en tiempos del mesías. El bautismo cristiano eleva al hombre a una nueva dimensión de Dios.
c) El fuego es imagen y símbolo del juicio que realizará el mesías (Jn 30, 33; Mal 3, 19).
d) Al bautizarse Jesús se integra a la fila de los hombres y las palabras del Padre manifiestan que Jesús es el Hijo de Dios habiéndose hecho Hijo del Hombre.
e) La Iglesia proclama que en Jesús se realiza la profecía de Isaías como la presenta la primera lectura de la fiesta (Is 42, 1 -4. 6 -7)

B. Catequesis I ¿Cómo es Jesús?
La cara de Jesús
Un señor había tenido un sueño en el cual había visto a Jesús. Para poder recordarlo para siempre, encargó a un pintor famoso que pintara la figura de Jesús. El pintor le presentó varios esbozos, pero el señor no estaba contento. El pintor pinto la figura de Jesús con pelo largo, pelo corto, con ojos oscuros, con ojos claros, pero el señor repetía que no lo reconocía. Desesperado el pintor renunció al trabajo. Unos días más tarde lo visitó el señor mencionado en su casa y miraba los muchos retratos que había hecho el pintor. Y de repente exclamó: "Aquí lo reconozco, en este cuadro también, en aquel también". Eran pinturas de personas cuyo rostro reflejaba bondad.

Jesús en el NT
Aquí les he traído varias biblias. ¿Hay voluntarios que quieran ayudarme? Bueno. Por favor, cada uno tenga una Biblia o un NT y busqué donde dice cómo es Jesús, si era alto o flaco, si tenía barba o no, si llevaba el cabello largo o corto. Les ayudaré también a buscar. Aquí dice el ángel que para que lo reconozcan los pastores, que está en un pesebre pero no dice cómo era su aspecto. ¿Qué dice la parte donde ustedes están buscando?… (No dice nada). Tendremos que quejarnos con Jesús que los apóstoles y los evangelistas no han hecho bien su trabajo porque no nos dicen cómo era el aspecto de Jesús. Quisiéramos saber tanto como era.

¿Cómo es Jesús?
Hace algunos años me presentaron a un señor que se llamaba López. Charlamos un ratito. Quedé bien impresionado. De vez en cuando lo encontré en la calle y le saludé. ¿Cómo que lo reconocía?… (Porque recordaba su aspecto). Y no podemos reconocer a Jesús si por si acaso camina por la calle. Un día me dio un fuerte dolor de muela y me recomendaron mucho a un dentista y verdad que me ayudó sin hacerme sufrir mucho. ¿Saben quién era? Era el señor que acostumbraba saludar en la calle. De repente tenía mucho más importancia para mí porque me podía ayudar. Algunos meses más tarde me pedían ayudar en un curso de scouts y la tarea era que junto con otra persona iba a dirigir la reunión. Salió muy bien. Trabajamos muy bien juntos. ¿Saben quién era?… (El dentista). Ya lo conocía mucho mejor porque sabía que podíamos trabajar juntos. ¿Pueden decirme que es más importante, saber cómo es su cara y el color de su cabello o cómo es su persona?… (Saber cómo es su persona). Y cuando pensamos en Jesús, ¿qué es más importante, que sepamos cómo es el color de su cabello y de sus ojos o si sabemos que nos ama y pueda ayudarnos?… (Que puede ayudarnos y nos ama). ¿Qué es más importante, saber si era alto o bajo o si puedo trabajar junto con él en algo maravilloso?… (Que puedo a trabajar con él en algo maravilloso).

Jesús es Dios y Hombre
El Evangelio de hoy nos dice dos cosas muy importantes acerca de Jesús ¿Ustedes recuerdan por qué la gente vino a bautizarse con Juan el Bautista? Les voy a ayudar. Juan Bautista había predicado "Conviértanse". Entonces la gente que viene a bautizarse, ¿qué es lo que quiere?… (Convertirse). ¿Convertirse de qué?… (De sus pecados). Reconocían sus pecados. Y Jesús también quiere bautizarse. ¿Él es un pecador?… (No). ¿Por qué se bautiza y entonces?… (Por amor). Es que quiere estar con los hombres que somos unos pecadores. ¿Saben ustedes por qué Jesús lo hace?… (Porque nos ama, porque quiere ayudarnos). Díganme ustedes, ¿qué es más importante, saber que Jesús llevaba barba o que quiere estar con nosotros porque nos quiere?… (Porque quiere estar con nosotros porque nos ama). Esto es una de las cosas más importantes que dice el Evangelio. Luego hay otra cosa importante. Alguien habla desde el cielo y dice algo acerca de Jesús ¿?… (Tú eres mi Dijo el amado al que miro con cariño). ¿Quién está hablando?… (Dios Padre). Esto nos enseña que Jesús no sólo es hombre sino que también es ¿?… (Dios). Esto significa que es poderoso y junto con Él puedo hacer muchas cosas buenas. ¿Qué es más importante saber, si Jesús era alto o saber qué es el hijo de Dios con el cual puedo hacer muchas cosas buenas?… (Que es el Hijo de Dios). Los apóstoles y los evangelistas han hecho bien su trabajo al decirnos estas cosas ¿verdad?… (Si). Porque estas cosas son más importantes que escribir el aspecto de Jesús.

Nuestra cara…
¿Recuerdan al señor que de repente cómo empezó a reconocer la cara de Jesús en muchas pinturas? ¿Cómo es que reconoció a Jesús en estas caras?… (Porque reflejaban bondad). Les voy a contar de un niño que un día se levantó con un humor negro, con una cara que daba miedo por lo lúgubre y a marca que estaba. Se sentó en la mesa donde los demás hermanos y sus padres estaban conversando alegremente. Al sentarse todos lo miraban y dejaban de hablar porque su malhumor se extendía como una nube en todo el cuarto. Después de un rato de silencio incómodo el papá le dijo: "¡Oye chico, su cara no te pertenece! Tú no ves tu cara, pero nosotros la contemplamos todo el tiempo, tu cara nos pertenece, entonces hace el favor de regalarnos otra cara".
Nosotros quisiéramos no sólo regalar a los demás una cara alegre sino quisiéramos que reconozcan en nuestra cara ¿a quién?… (Jesús). ¿Y cómo haremos esto? ¿Poniéndonos una peluca o una barba para asemejarnos a Jesús?… (No, teniendo una cara buena). Ya saben lo que vamos a hacer durante la semana. Vamos a regalar a los demás una cara ¿?… (Buena). Pero ustedes bien saben que uno puede fingir. Para regalar a los demás una buena cara ¿cómo deben ser los pensamientos en nuestro corazón?… (Buenos). Les revelo también una manera de cómo conseguir automáticamente una cara buena: hagan un servicio a los demás y verán cómo su cara cambia.



2. Catequesis II Testimonio de la vida
El testimonio del hombre.
(Nota: se llama a un muchacho a que se acerque. Ha venido con sus padres con los que ha hablado antes el catequista).
Aquí les presento a un muchacho. Vive 1 m 45, tiene La cara inteligente, y es como todos ustedes. ¿Que más pueden decirme del?… (Donde vive, como se llama, etc.). ¿Como saben esto?…) Nos lo ha dicho, lo vimos en la casa de sus padres). ¿Cómo podemos estar bien seguros? Déjeme imaginarme algo. Supongamos que les han robado el hijo cuando era debe y los padres han ido al orfanatorio y ahí han escogido a un niño para que sea el hijo de ahora en adelante. ¿Conocen a alguien que puede decirnos si pertenece de verdad a la familia o si solamente es adoptado?… (Los padres). Por favor los padres pueden acercarse… ¿es cierto que este muchacho es hijo suyo… (es nuestro hijo) muchas gracias. ¿Ellos son tus padres?

El testimonio de Dios
Hemos querido ser tan exactos porque estamos pensando en un testimonio que hemos oído en el Evangelio. Jesús era como los demás hombres. Pero no sabían en realidad quién era. Parecía incluso un pecador puesto que se acercaba para hacerse bautizar como los demás. Entonces alguien da testimonio ¿?… (Dios Padre). ¿Qué dice?… (Que Jesús es su hijo). Por el testimonio del Padre sabemos que Jesús es el Hijo de Dios.

Nuestro testimonio
Ahora bien, ¿cómo puede llegar la gente de hoy saber que Jesús es el Hijo de Dios? No recuerdo que alguien haya contado que personalmente ha escuchado una voz del cielo que dijo: "Jesús es mi hijo". Sin embargo, todos los que estamos aquí creemos que Jesús es el hijo de ¿?… (Dios). ¿Acaso ustedes han oído una voz del cielo?… (No). ¿Cómo llegamos a saber entonces que Jesús es el Hijo de Dios?… (Por nuestros padres, por la Iglesia, por los profesores, etc.). Gracias a Dios que alguien nos lo que contado. ¿Nosotros mismos podemos ayudar a que la gente sepa que Jesús es el Hijo de Dios?… (Sí). Es que nosotros también podemos decir a los demás que Jesús es el Hijo de Dios. Los demás, ¿cuándo van a oir mejor, cuando susurró "Jesús es el Hijo de Dios", o cuando lo digo bien fuerte: "Jesús es el Hijo de Dios"?… (Cuando lo digo bien fuerte). ¿Cuándo van a creer con mayor facilidad, cuando digo medio inseguro "Me parece que Jesús es el hijo de Dios", o cuando digo convencido "Creo firmemente que Jesús es el Hijo de Dios"? (Cuando lo digo de manera convencida). A ver, ¿quién quiere dar testimonio a todos aquí reunidos? Les vamos a decir bien fuerte y bien convencidos: "Jesús es el Hijo de Dios".
(…)

Nosotros somos hijos de Dios porque Jesús es el hijo del hombre.
Les cuento algo que leí hace tiempo: La hija de del rey de Francia estaba muy molesta porque pensaba que su criada no le mostraba el respeto que ella pretendía; quería que la venia sea más profunda. Exclamó: "¿No sabe que soy la hija del rey?". La criada contestó: "¿No sabe que soy hija de Dios?". ¿La criada tenía razón?… (Sí). Por medio de Jesús Dios nos ha dado su propia vida, la vida de la gracia. ¿Ustedes recuerdan cuando la han recibido?… (No, porque éramos bebés). ¿Pero saben cuando la recibieron?… (El día del bautismo). No se les ocurra pensar que Jesús se recibió este mismo bautismo por manos de Juan el Bautista. Jesús ya tenía la vida porque él es Dios junto con el Padres y el Espíritu Santo. Oigan esto: Un misionero en la Oceanía predicaba a los indígenas el Evangelio pero no le hicieron caso; no aceptaron. Desesperado el misionero pensó, si me pongo a vivir de la misma manera que ellos quizás me entiendan. Se quitó los vestidos europeos, se construyó una choza como ellos, comió la misma comida y aprendió su idioma. La cosa cambió. Ellos le dijeron: "Ahora te creemos porque eres uno de los nuestros; te tenemos confianza, antes te teníamos miedo". Jesús hizo igual. Dejó la gloria de su divinidad y se vistió ¿?… (Con el cuerpo humano). Vivió entre nosotros, se hizo hijo del hombre, hasta que se hizo bautizar como si fuera un pecador para darnos un ejemplo. ¿Para qué hizo todo esto?… (Para que no tengamos miedo, para que lleguemos a ser hijos de Dios). Se hizo hijo del hombre para que nosotros llegamos a ser hijos de ¿?… (Dios). Nosotros recibimos esta misma vida de Dios en el bautismo.
¿Recuerdan lo que pasó cuando Jesús se hizo bautizar por Juan el Bautista?… (Se abrió el cielo, el Espíritu Santo bajó sobre él y una voz dijo: "Este es mi hijo muy amado, al que miro con cariño"). Y les digo una cosa: esto mismo pasa cuando alguien se bautiza. Se abren los cielos, baja sobre el bautizado el Espíritu Santo y Dios dijo: Tu… (nombre) eres mi hijo muy amado, te miro con cariño). Somos hijos de Dios en verdad.
El testimonio de los hijos de Dios
¿Recuerdan que al comienzo pregunté también al chico si éstos eran sus padres? El nos pudo dar testimonio de ellos porque eran sus padres. Le habían dado la vida y lo querían, por eso podía hablar de ellos. ¿Nosotros podemos hablar de Dios por qué?… (Nos ha dado la vida divina, y nos quiere). Cuando vemos a un chico inteligente entonces pensaremos que sus padres serán ¿?… (Inteligentes). ¿Cuando vemos a unos chicos buenos, entonces pensamos que sus padres son ¿?… (Buenos). ¿Cómo debemos ser nosotros para que la gente reconozca en nosotros que somos hijos de Dios?… ¿Cómo es Dios con los hombres?… (Bueno, cariñoso, se preocupa, etc.). Entonces ¿nosotros tenemos que ser?… (Buenos, cariñosos, preocuparnos, etc.). Cada uno se propone una cosa para esta semana. ¿A ver qué piensas hacer tú para que reconozcan en ti quieres hijo de Dios?… Si quieren, podemos hacer una lista.

C. Liturgia
Elementos que pueden ayudar:
Averiguar el día del bautismo y celebrarlo en intimidad con Dios
Revisar nuestras oraciones y nuestra manera de participar en la Santa Misa
Confesarse los que no lo han hecho desde hace más de mes y medio o dos meses

D. Vivencia familiar
Sugerimos repasar con los hijos el rito del bautismo. Cuenten lo que pasó, quienes estaban, que se dijo, muestren fotos. Su testimonio de Jesús es la mejor escuela apostólica para los hijos. El hogar es un campo relativamente fácil para dar testimonio. Vean también como siquiera una vez a la semana se puede reunir la familia alrededor de la Biblia.

E. El niño
La realidad de que somos hijos de Dios debería ser razón suficiente para enseñarle al niño una religión de alegría, de confianza y de felicidad. Si la vida en la propia casa no es feliz será muy difícil hacerle entender al niño algo de la felicidad de ser hijo de Dios. En cambio, un niño que tiene un padre jovial y una madre paciente, tendrá mucha más facilidad de encontrar a Dios como es en verdad.

F. Condición previa
Un ateo muy famoso dijo una vez: "los cristianos deberían tener más caras de redimidos". Nuestro comportamiento de catequista, nuestra cara puede tener mucha importancia y hasta más importancia que nuestras palabras mismas. Nuestra manera de ser, nuestra manera de hablar debería reflejar algo de esta alegría de los redimidos.



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]