Catequesis Dominical para Niños

 


 

 

 

SOLEMNIDAD de la Santísima Trinidad A

 

 

 

Contenido

1.   Pasajes de la Fiesta

2.1 Catequesis I: Dios es entrega

2.2 Catequesis II:  Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

3.  Vivencia

4.  Elementos a reforzar

5.  El Niño

6.  Condición Previa

 

 

 

1.   Pasajes de la Fiesta

1.1 Primera lectura: Éxodo 34,4b-6.8-9

1.2 Segunda Lectura:  2 Corintios 13,11-13

1.3 Evangelio: San Juan 3,16-18

 

 

2. Catequesis

2.1 Catequesis I: Dios es entrega

2.1.1 Meta

No queremos especular sobre le misterio, queremos ayudar a los niños a comprender que el misterio de la Santísima Trinidad es  amor por donde se le mire y que acercarse a Dios es acercarse al amor.

 

 

LA CATEQUESIS

P, Maximiliano Kolbe

Hace algún tiempo, fue declarado santo el Padre Maximiliano Kolbe, un franciscano polaco. Los nazis lo habían tomado preso y lo habían encerrado en un campo de concentración. Allí tenía que soportar crueldades indecibles. Tenían los nazis unos calabozos especiales, donde no había el suficiente espacio ni para pa­rarse ni para echarse. Los que entraban ahí generalmente no sa­lían con vida. Un día el jefe nazi montó en cólera y eligió a unos cuantos para meterles a los calabozos. El P. Maximi­liano no estaba entre los seleccionados. Al ver que un padre de familia estaba destinado a morir, se acercó al jefe nazi y le pidió que él pudiera ir al calabozo en lugar del padre de familia. Y el jefe nazi se lo permitió. El padre de familia se salvó mien­tras que el P. Maximiliano murió en ese campo de concentración.

 

Reflexión.

¿Por qué el Padre Maximiliano se ofreció ir al calabozo en lugar del padre de familia? A nadie le gusta sufrir ni morir. ¿Por qué se ofreció en lugar del otro?.... (quería salvarlo). ¿Por qué quería salvarlo?... (porque era padre de familia, porque tenía hijos y esposa). ¿Quién creen le ha enseñado a actuar así?... (Dios). Es cuchemos el evangelio.

 

SE LEE EL EVANGELIO

Sugerencias para el diálogo.

Los hombres estábamos perdiéndonos. ¿Cuál es la peor perdición: perderse en la selva o perder su familia o perder la vida o perder el alma?.... (perder el alma). Así es, porque aunque uno pierda el camino o la familia o la vida, siempre se encontrará con Dios y con su familia en el cielo. Pero, cuando uno pierde el alma, ha perdido todo. ¿Y qué ha hecho Dios para que no nos perdamos?... (Nos ha dado su unigénito Hijo para salvarnos). Si han escuchado bien el evangelio, entonces recordarán también el por qué, es decir, sabrán cuál es la razón de Dios para salvarnos. ¿Dios iba a ganar algo muy importante para Él al salvarnos?... (no). ¿Entonces, por qué lo ha hecho?...  ¿Uds., recuerdan lo que tenía que hacer el Hijo de Dios para salvarnos? ... (morir). Y resucitar. Entonces, ¿por qué ha hecho Dios esto?... (Porque nos ama). Así dice en el evangelio: Así Dios amó al mundo tanto que le dio su único Hijo. ¿Pueden decirme qué es lo más precioso que tiene Dios Pa­dre?...  (su Hijo). ¿Se dan cuenta? Entregó lo más precioso que tenía porque nos ama.

¿Cómo lo vamos a responder a Dios? Si él nos ha dado lo más pre­cioso que tiene, nosotros también deberíamos entregarle algo similar. ¿Nosotros qué tendríamos que darle?.... (lo más precioso que tenemos). ¿Qué cosas tenemos que son nuestras?... (la familia, el tiempo, las cosas, etc.). ¿El Hijo de Dios nos dio sólo su tiempo, sus cosas y su familia?... (no, Él dio todo, se dio a sí mismo).

¿Cómo podemos darnos a nosotros mismos a Dios?... Les voy a ayudar un poco. ¿Cuándo una persona dice que está a tu servicio y piensa mal de ti, está dando todo?... (no). ¿Cuándo una persona piensa bien de ti, pero habla mal de ti, lo está dando todo?... (no).  ¿Cuándo una persona piensa y habla bien de ti, pero te hace daño, te lo está dando todo?... (no). Así es. Para darlo todo hay que dar los pensamientos, las palabras y las acciones.

 

LEMA:       Todo lo que pienso, hago, digo, es para ti Señor.

 

 

2.2 Catequesis II:  Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo

 

2.2.1          Meta

Un intento de ayudar a los niños a comunicarse con las tres personas de la Santísima Trinidad. Para ello sirve también el esfuerzo realizar bien los gestos que recuerdan e invocan la Santísima Trinidad sobre nosotros.

 

2.2.2          LA CATEQUESIS

Misterio

Cuenta una leyenda que san Agustín estaba paseando por la playa muy preocupado. Quería comprender cómo explicar el misterio de la Santísima Trinidad. Quería entender cómo podía ser que exista un solo Dios en tres personas distintas. Vio a un niño que había hecho un hoyo en la arena. Con un balde estaba sacando agua del mar para echarla al hoyo. Admirado San Agustín preguntó al niño: "¿Qué estás haciendo?". El niño contestó: " Voy a echar todo el mar en este hoyo". Dijo san Agustín: "Pero niño, eso es imposible, ¿cómo vas a poder echar todo el mar en este hoyo pequeño?".  El niño le contestó: "Más imposible es comprender cómo puede haber  un sólo Dios en tres personas distintas”.

 

¿Cómo es la Santísima Trinidad?

Así que es imposible de  comprender cómo puede ser que exista un solo Dios en tres personas distintas.  Pero alguien nos ha hablado de la Santísima Trinidad. Él podía hablar de ella porque es una persona de las tres personas divinas. ¿Cómo se llaman las tres personas divinas? Cuando hacemos la señal de la cruz mencionamos  los nombres. ¿Cómo decimos?       (En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo). Las tres personas divinas son Dios. ¿Por eso hablamos de Dios?    (Padre). ¿Dios? .. . .(Hijo),  ¿y Dios?     (Espíritu Santo. ¿Cuál de las tres personas bajó a la tierra para contarnos de Dios, Dios Padre, Dios Hijo o Dios Espíritu Santo?      (Dios Hijo). Él nos enseñó una oración para decírsela a Dios Padre:... (el Padre nuestro). Hoy en el evangelio Jesús nos dice que va a venir ¿quién?. .. . . (el Espíritu Santo). Dice que nos enseñará todo lo  que necesitamos saber. ¿Por qué Jesús ha venido para hablarnos de la Santísima Trinidad? ¿Por qué Dios quiere ser nuestro Padre? ¿Por qué el Espiritu Santo quiere enseñarnos todo lo que necesitamos?       (Porque nos aman). No podemos comprender cómo puede haber un sólo Dios en tres personas pero sí podemos saber cómo es la Santísima Trinidad. Es buena con nosotros porque nos ama. Vamos a enumerar un poco todo lo que ha hecho por nosotros:     (nos creó, nos dio nuestros padres, nos ha dado la vida, Jesús ha muerto por nosotros, el Espiritu Santo nos santifica, nos quiere llevar al final de nuestra vida al cielo etc.).

 

Saludo a la Santísima Trinidad

Puesto que Dios nos quiere tanto, nosotros también  queremos  amarlo. Por eso lo saludamos cada día varias veces cuando hacemos la señal ¿de la?    (Cruz). ¿Cómo se hace la señal de la cruz?         ¿Quién sabe como uno se persigna?. . .         Vamos a aprenderlo bien para poder saludar bien a la Santísima Trinidad marcando con el pulgar una crucecita en la frente, en la boca y en el pecho: "+Por la señal de la Santa Cruz- +de nuestros enemigos-+líbranos Señor Dios nuestro. Y ahora nos santiguamos tocando con la mano abierta nuestra frente, nuestro pecho, el hombro izquierdo y el hombro derecho: -En el nombre del Padre y del Hijo y del Espiritu Santo. Amén. Existe una hermosa costumbre de formar con el pulgar y el dedo índice una cruz y besarla. Vamos a hacerlo bien otra vez pensando en las personas que mencionamos. ¿Qué hacemos nosotros con la frente?... (pensar). ¿Y con la boca?... (hablar). ¿Y con el pecho o corazón?... (amar). ¿Y cuáles son los enemigos que quieren ser dueños de nuestra mente, de nuestra boca, de nuestro corazón?... (los malos pensamientos, las malas palabras y los malos sentimientos). La cruz de Jesús nos puede liberar de todo ello. ¿Y al santiguarnos queremos decir que todo lo haremos en el nombre de quién?... (del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo). Somos como un embajador. Los embajadores de otros países hablan y actúan en nombre de sus países. El embajador de España, etc. ¿Hablará y actuará en nombre de quién?... (de España).  ¿Así al santiguarnos queremos actuar y hablar como embajadores de quién?... (del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo). [Si hay tiempo vale la pena de averiguar qué significa el hablar y actuar en nombre de cada una de las personas de la Santísima Trinidad]. Ven ustedes que al persignarnos nos liberamos de nuestros enemigos y al santiguarnos ofrecemos nuestro cuerpo y nuestra vida para que vivamos como hijo e hija de Dios Padre, como hermano de Dios Hijo hecho hombre y como templo del Espíritu Santo. 

 

Aplicación

Durante esta semana  haremos la señal de la cruz persignándonos y santiguándonos recordando que queremos ser liberados de nuestros enemigos y ser embajadores con todo nuestro ser. Por eso por lo menos en la mañana al despertar y en la noche al acostarnos vamos a saludar a la Santísima Trinidad que  nos ama tanto. Existe también una hermosa costumbre de  hacerlo cuando se sale de la casa. También hay otro saludo que podemos utilizar: "Gloria al Padre, el Hijo y al Espiritu Santo, como era en el principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén."' Si es muy larga para recordar, repetiremos sólo la primera parte.

 

3. Vivencia

Catequesis I: Les entregamos a los niños un papel que lleva impresas las palabras: Todo lo que pienso, hago, digo, es para ti, Señor. Que pidan permiso en su casa de colocarlo encima de su cama.

 

Catequesis II:         Repartimos entre los niños una hoja que contenga la descripción de cómo persignarse y santiguarse : Por la señal de la santa cruz (+ en la frente)  de nuestros enemigos (+ en los labios)  líbranos Señor, Dios nuestro (+ en el pecho)             En el nombre det Padre  (tocamos con la mano derecha la frente(x), del Hijo (tocamos el pecho) y del Espiritu (tocamos el hombro derecho)  Santo (el hombro derecho). Amén (Formamos una cruz con el dedo índice y el pulgar y la besamos) .

Luego inclinando la cabeza digamos: Gloria al Padre, al Hijo y al Espiritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

Que los niños pidan a sus padres que les enseñen correctamente como santiguarse y persignarse para que lo hagan al comienzo del día y al final de él.

 

 

Alternativa III. Ejercicio durante la semana

Les damos a los niños esta hoja impresa para que se relacionen frecuentemente con Dios durante la semana. Les invitamos a traer la hoja marcada para la siguiente reunión. Se pueden llevar con las ofrendas y ponerlas a los pies del altar.

 

     PRENDE LA RADIO: Ponte en onda con Dios.

 

Dios está presente en todo momento, te acompaña, te ama. ¿Quieres estar en onda con Dios? Cada vez que haces una de estas cosas que enumeramos abajo, estás prendiendo la radio, estás en onda con Dios.

 

 

 

¿Cómo prender la radio(cómo ponerse en onda con Dios)

 

Me gusta pensar en Dios

Durante el día saludo a Dios

Doy alegría a Dios y a los demás

Me gusta escuchar la palabra de Dios

Cuento a Dios todo lo que llena mi corazón

Doy gracias a Dios en el acto por todo lo bueno que me sucede

Tengo confianza en el amor de Dios que me guía

Con gran confianza pido a Dios

Pregunto muy a menudo a Dios: ¿Qué quieres que haga ahora?

Me gusta hacer la voluntad de Dios

Durante el trabajo digo: Todo para Ti,  oh Dios.

Trato a los demás como hijo            .

En    tentación no me aparto de Dios

Después de haber pecado pido enseguida perdón a Dios

En una desgracia confío en Dios: Todo lo hará bien.

Todo lo difícil lo soporto por amor a Dios

Nunca olvidaré: comprenderé completamente  la voluntad de Dios sólo en el cielo

Siempre estoy feliz porque Dios me ama en cada momento

Espero gozoso la vida eterna con Dios.

Saludo a Dios persignándome y santiguándome

(Cada vez que has prendido la radio, marca con un aspa)

 

Examen para ser EXPERTO en prender la Radio (para estar en onda con Dios)

Si contestas bien eres un EXPERTO. ¿Qué piensas y qué haces:

1.  cuando te sucede algo bueno

2.  cuando comienzas con un trabajo

3.  cuando estás preocupado

4.  cuando ves a alguien que sufre

5.  cuando no sabes qué hacer

6.  cuando debes hacer un sacrificio

7.  cuando algo te ha salido bien

8.  comprendes que algo es tu deber?

 

 

4. Elementos a reforzar

Repasemos con los niños los gestos de reverencia para con Dios: doblar la rodilla (genuflexión), persignarse para el evangelio, santiguarse al comienzo de la misa etc., y que observen los niños cuántas veces se hace la señal de la cruz durante la celebración de la eucaristía.

 

 

5. El Niño

Una catequista había enseñado a los niños esta oración: "Padre, tu está sobre mí, Jesucristo, tu estás a mi lado. Espiritu Santo tu vives en mi  corazón" . Muchos años después, ya señorita, una de sus alumnas le cuenta que seguía rezando esta oración  frecuentemente durante el día. Vivir es un mejor método para asimilar  las realidades de Dios que atender explicaciones.

 

 

6.  Condición Previa

¿Podemos animar tranquilamente a los niños de la oración sin que nos remuerda la conciencia?

 

 

 

 

 

 (volver arriba)

 


Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ]