Disfruten de  la Palabra Divina de los Domingos

tomados de la mano de los Padres de la Iglesia, de los Santos y Sabios de todos los tiempos y del Catecismo de la Iglesia Católica

(Nota Bene: Los números consignados entre paréntesis ( ) hacen referencia a los números del Catecismo).También puede saltar a:

 


 

DOMINGO DE PENTECOSTÉS B

(Misa vespertina de la Vigilia)

 

En aquellos días derramaré mi Espíritu sobre mis siervos y siervas”

 

Jl 3,1-5: “Sobre mis siervos y siervas derramaré mi Espíritu”

 

Sal 103,1-2a.24.27-28.29bc-30: “Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra”

 

Rm 8,22-27: “El Espíritu intercede con gemidos inefables”

 

Jn 7,37-39: “Manarán torrentes de agua viva”

 

El pueblo, que había sufrido penuria y hambre, ha recibido ya bienes materiales que le han sacado de la pobreza. Ahora se le prometen bienes de carácter espiritual.

San Pablo considera la entrega del Espíritu como inicio de la nueva vida. Al compararla con las “primicias” o primeros frutos de la cosecha, se está refiriendo a la cosecha entera. El cristiano es hijo de Dios en virtud del Espíritu recibido, y teniendo ya en su poder las “primicias”, espera conseguir la gloria (“redención de nuestro cuerpo”).

La imagen del agua cabría aquí por el uso de las abluciones tradicionales. Podemos pensar también que la referencia “todavía no había sido dado el Espíritu” haga creer al autor del IV Evangelio que ha llegado la “era del Espíritu”, la “etapa de la Iglesia”.

 

Dice Antoine de Saint Exupery: “Estamos hartos de frigoríficos, de lavadoras, de electrodomésticos; ya es hora de recuperar valores espirituales, inquietudes espirituales. Tal vez lo peor de nuestro tiempo no sea haber perdido valores trascendentes y morales, sino haber perdido el norte de ``lo espiritual'', de lo que no se toca. El día en que se recobre esa sensiblidad, estará más expedito el camino hacia el encuentro con Dios, el Trascendente, el ``Totalmente Otro''.”

 

_ “Nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios” (1 Co 2,11). Pues bien, su Espíritu que lo revela nos hace conocer a Cristo, su Verbo, su Palabra viva, pero no se revela a sí mismo. El que “habló por los profetas” nos hace oír la Palabra del Padre. Pero a él no le oímos. No le conocemos sino en la obra mediante la cual nos revela al Verbo y nos dispone a recibir al Verbo en la fe. El Espíritu de verdad que nos “desvela” a Cristo “no habla de sí mismo” (Jn 16,13). Un ocultamiento tan discreto, propiamente divino, explica por qué “el mundo no puede recibirle, porque no le ve ni le conoce”, mientras que los que creen en Cristo le conocen porque él mora en ellos (Jn 14,17)” (687; cf. 686 y 688).

 

_ “Los siete dones del Espíritu Santo son: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Pertenecen en plenitud a Cristo, Hijo de David. Completan y llevan a su perfección la virtud de quienes los reciben. Hacen a los fieles dóciles para obedecer con prontitud a las inspiraciones divinas” (1831; cf. 1830 y 1832).

 

_ “El Antiguo Testamento proclamaba muy claramente al Padre, y más obscuramente al Hijo. El Nuevo Testamento revela al Hijo y hace entrever la divinidad del Espíritu. Ahora el Espíritu tiene derecho de ciudadanía entre nosotros y nos da una visión más clara de sí mismo. En efecto, no era prudente, cuando todavía no se confesaba la divinidad del Padre, proclamar abiertamente la del Hijo y, cuando la divinidad del Hijo no era aún admitida,  añadir el Espíritu Santo como un fardo suplementario si empleamos una expresión un poco atrevida... Así por avances y progresos ``de gloria en gloria'', es como la luz de la Trinidad estalla en resplandores cada vez más espléndidos” (San Gregorio Nacianceno, or. theol. 5,26) (684).

 

Cristo ha dicho que el Espíritu hará fecundo el interior  del creyente. Nos toca a nosotros beber de esa fuente.

 

 

 

 

vea: clerus.org

 

 

 

(volver arriba)
 

[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]