Disfruten de  la Palabra Divina de los Domingos

tomados de la mano de los Padres de la Iglesia, de los Santos y Sabios de todos los tiempos y del Catecismo de la Iglesia Católica

(Nota Bene: Los números consignados entre paréntesis ( ) hacen referencia a los números del Catecismo).También puede saltar a:

 


 

DOMINGO DE PENTECOSTÉS.

MISA VESPERTINA DE LA VIGILIA

 

«Envía tu Espíritu, Señor»

 

 

 

 

CONTENIDO

I. LA PALABRA DE DIOS

A. Comentarios de Sabios y Santos

B. Suplementos

II. LA FE DE LA IGLESIA

III. TESTIMONIO CRISTIANO

IV. SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO DE LA HOMILÍA

A. Apunte bíblico-litúrgico

B. Contenidos del Catecismo de la Iglesia Católica

C. Otras sugerencias

 

 

 

 

I. LA PALABRA DE DIOS

 

 Ez 37, 1-14: !Huesos secos! Os infundiré espíritu y viviréis

 

 Sal 103, 1-2a.24 y 35c.27-28-29bc-30: Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra

 

 Rm 8, 22-27: El Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables

 

 Jn 7, 37-39: Manarán torrentes de agua viva

 

 

A. Comentarios de Sabios y Santos

 

 

B. Suplementos

 

 

II. LA FE DE LA IGLESIA

 

 «Jesús no revela plenamente el Espíritu Santo hasta que él mismo no ha sido glorificado por su Muerte y su Resurrección. Sin embargo, lo sugiere poco a poco, incluso en su enseñanza a la muchedumbre, cuando revela que su Carne será alimento para la vida del mundo. Lo sugiere también a Nicodemo, a la Samaritana y a los que participan en la fiesta de los Tabernáculos. A sus discípulos les habla de él abiertamente a propósito de la oración  y del testimonio que tendrán que dar» (728).

 

 «... La comunión con Jesús se hizo en cierto modo más intensa obdespués de la Ascensión]: ``Por la comunicación de su Espíritu a sus hermanos, reunidos de todos los pueblos, Cristo los constituye místicamente en su cuerpo''» (788).

 

III. TESTIMONIO CRISTIANO

 

 «En efecto, es a la misma Iglesia, a la que ha sido confiado el ``Don de Dios''... Es en ella donde se ha despositado la comunión con Cristo, es decir, el Espíritu Santo, arras de la incorruptibilidad, confirmación de nuestra fe y escala de nuestra ascensión hacia Dios... Porque allí donde está la Iglesia, allí está también el Espíritu de Dios; y allí donde está el Espíritu de Dios, está la Iglesia y toda gracia (San Ireneo)» (797).

 

IV. SUGERENCIAS PARA EL ESTUDIO DE LA HOMILÍA

 

A. Apunte bíblico-litúrgico

 

 La mera exégesis plantea distintas lecturas sobre el sentido del «agua» y del lugar de donde brota. En la gran Tradición de la Iglesia, la comprensión del texto es clara: El agua designa el Espíritu y también sus dones (por lo tanto, el bautismo). El lugar de donde brota es, en primer término, Cristo, y también, como lugar derivado, el creyente. Y el Cristo de esta perícopa está referido al Cristo pascual, muerto para resucitar, de cuyo costado brotaron «sangre y agua». El Espíritu brota del Corazón del Señor. Por fin, la donación del Espíritu se vincula a la glorificación de Jesús. No es que antes el  Espíritu permaneciera inactivo, sino que, después de la Resurrección de Jesús, comenzaba la acción a gran escala del Espíritu Santo.

 

B. Contenidos del Catecismo de la Iglesia Católica

 

 La fe:

 

El Cristo resucitado fuente viva del Espíritu: 728-730.

La sed de Dios y la sed del hombre: 2560-2565.

 

 La respuesta:

 

La orientación trinitaria de la vida cristiana: 732; 232-234; 256; 260.

 

m «Las fuentes de la oración» que calman la sed: 2652-2660.

 

C. Otras sugerencias

 

 «Creo en el Espíritu Santo». Y en él se incluyen los artículos sobre el Espíritu y sus grandes acciones: la Iglesia, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna.  Esta distribución del Credo pone de manifiesto que nuestra vida cristiana, presente y futura, depende del Espíritu Santo. ¿Caemos en la cuenta de su lugar decisivo en la vida cristiana?

 

 La donación del Espíritu a la Iglesia se vincula a la muerte de Cristo en la Cruz. De ahí la efusión del Espíritu Santo a los discípulos en el Día de la Resurrección.

 

 

 

 

vea: clerus.org

 

 

 

(volver arriba)
 


[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]