[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo 32 del Tiempo Ordinario A 'Velad porque no sabéis ni el día ni la hora' - Lecturas y Catecismo: Preparemos con ellos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical

 

Con las Lecturas    Con el Cartecismo   Con el Directorio Homilético

 

Recursos adicionales para la preparación

Año Litúrgico Patrístico

Comentarios de Sabios y Santos I

Comentarios de Sabios y Santos II

Iglesia del Hogar: Preparando en Familia


Catequesis preparatoria para los niños

Ejemplos que iluminan la participación

Recursos: Gráficos - Videos - Audios

Páginas relacionadas

 

La Palabra de Dios y yo - cómo acogerla
Falta un dedo: Celebrarla

 

 

Las Lecturas del Domingo



Lectura del libro de la Sabiduría 6,13-17.

Radiante e inmarcesible es la sabiduría;
fácilmente la ven los que la aman
y la encuentran los que la buscan.
Se anticipa a darse a conocer a los que la desean.
Quien temprano la busca no se fatigará,
pues a su puerta la hallará sentada.
Pensar en ella es prudencia consumada,
y quien vela por ella, pronto se verá sin afanes.
Ella misma busca por todas partes
a los que son dignos de ella;
en los caminos se les muestra benévola
y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.
Palabra de Dios


Salmo Responsorial Sal 62,2. 3-4. 5-6. 7-8

R/. Mi alma está sedienta de ti, Señor, Dios mío.
Oh Dios, tú eres mi Dios, por ti madrugo,
mi alma está sedienta de ti;
mi carne tiene ansia de ti,
como tierra reseca, agotada, sin agua. R/.

¡Cómo te contemplaba en el santuario
viendo tu fuerza y tu gloria!
Tu gracia vale más que la vida,
te alabarán mis labios. R/.

Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote.
Me saciaré como de enjundia y de manteca
y mis labios te alabarán jubilosos. R/.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi auxilio,
y a la sombra de tus alas canto con júbilo. R/.



Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Tesalonicenses 4,12-17.

Hermanos:
No queremos que ignoréis la suerte de los difuntos para que no os aflijáis como los hombres sin esperanza.
Pues si creemos que Jesús ha muerto y resucitado, del mismo modo a los que han muerto en Jesús, Dios los llevará con él.
[Esto es lo que os decimos como Palabra del Señor:
Nosotros, los que vivimos y quedamos para su venid, no aventajaremos a los difuntos.
Pues él mismo, el Señor, a la voz del arcángel y al son de la trompeta divina, descenderá del cielo, y los muertos en Cristo resucitarán en primer lugar.
Después nosotros, los que aún vivimos, seremos arrebatados con ellos en la nube, al encuentro del Señor, en el aire.
Y así estaremos siempre con el Señor.
Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras.]
Palabra de Dios

Aleluya
Estad en vela y prpeparados, porque el momento que menos penséis
viene el Hijo del Hombre
Aleluya


Lectura del santo Evangelio según San Mateo 25,1-13.

En aquel tiempo dijo Jesús á sus discípulos esta parábola:
-El Reino de los Cielos se parecerá a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo.
Cinco, de ellas eran necias y cinco eran sensatas.
Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas.
El esposo tardaba, les entró sueño a todas y se durmieron.
A medianoche se oyó una voz:
-«¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!»
Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas.
Y las necias dijeron a las sensatas:
-«Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas.»
Pero las sensatas contestaron:
-«Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis.»
Mientras iban a comprarlo llegó el esposo y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas, y se cerró la puerta.
Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo:
-«Señor, señor, ábrenos.»
Pero él respondió:
-«Os lo aseguro: no os conozco.»
Por tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora.
Palabra del Señor

 

Con el Catecismo de la Iglesia Católica entender y  vivir la Palabra

II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO


III. SITUACIÓN HUMANA

 

IV. LA FE DE LA IGLESIA

 

* La fe

 

* La respuesta

 

* El testimonio cristiano

II. APUNTE BÍBLICO-LITÚRGICO

* Los tres últimos Domingos de todos los ciclos miran fijamente al futuro definitivo. La esperanza de la salvación definitiva impregna todo el quehacer humano de sentido.

* En la parábola de las vírgenes se contraponen la sabiduría (la sensatez) y la necedad. Por la primera nos identificamos con la manera que Dios tiene de ver al hombre y al mundo. Por eso, la 1.a Lect. y el Salmo giran en torno a la búsqueda de la Sabiduría de Dios y de Dios mismo. Por la segunda, el hombre se deja conducir de sus propios puntos de vista. A la primera se le abren las puertas del banquete de bodas de Dios con la humanidad, a la segunda se le cierran.

* Las virgenes sensatas no manifiestan tanto un sentimiento de egoísmo, cuanto de reproche a sus compañeras por no haberse tomado en serio la espera del esposo.

III. SITUACIÓN HUMANA

·         Quien vive con un poco de sensatez, de sentido común, se interesa por acertar en la vida, en la valoración de los sucesos, en la visión de la realidad, en el desenlace final... Esto es lo que suele decirse tener una filosofía de la vida. El Evangelio nos da una teología de la vida. La diferencia estriba en que en el primer caso, el sujeto pensante es el hombre, y en el segundo, Dios para el hombre. 

 

IV. LA FE DE LA IGLESIA*

La fe

_ Vivimos el entretiempo que media de la primera a la segunda venida del Señor. “El tiempo presente, según el Señor, es el tiempo del Espíritu y del testimonio... pero es también un tiempo marcado todavía por la ``tristeza''... y la prueba del mal... que afecta también a la Iglesia... e inaugura los combates de los últimos días... Es un tiempo de espera y de vigilia...” (672; cf. 668-675).

 

* La respuesta

_ La espera en vigilia:

“Vigilia” es un término clásico del lenguaje cristiano para designar un tiempo largo dedicado a la oración en las horas de la noche. Tiempo de silencio exterior y de riqueza interior, porque es espera del Señor y todo se mira desde su próxima venida (sabiduría). Tiempo simbólico que remite a la venida del Señor en la muerte de cada uno y al fin de los tiempos:

“En Jesús, ``el Reino de Dios está próximo'', llama a la... vigilancia. En la oración, el discípulo espera atento a Aquel que ``es y que viene'', en el recuerdo de su primera venida en la humildad de la carne, y en la esperanza de su segundo advenimiento en la gloria... En comunión con su Maestro, la oración de sus discípulos es un combate, y velando en la oración es como no se cae en la tentación...” (2612; cf. 2849. 2699).

 

* El testimonio cristiano

_ “Como no sabemos el día ni la hora es necesario, según el consejo del Señor, estar continuamente en vela. Así, terminada la única carrera que es nuestra vida en la tierra, mereceremos entrar con Él en la boda” (1036).

_ La parábola de “``la viuda importuna'' (cf. Lc 18,1-8), está centrada en una de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, sin cansarse, con la paciencia de la fe. ``Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra?'' (2613).

 

El retorno del Señor es gozoso: se compara a un banquete de bodas y, al mismo tiempo, abre un gran interrogante: decide la suerte eterna que cada uno se ha labrado durante la propia vida. El entretiempo actual es tiempo de oración vigilante. En su centro, la Plegaria eucarística y la comunión, vueltas a la venida del Señor.

 

 



[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]