[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Purgatorio: Apologeta protestante ataca al ex-pastor Fernando Casanova I

Páginas relacionadas 
José Miguel Arráiz
infocatolica.com/blog/apologeticamundo.php
partes II y III

 

Dr. Fernando Casanova, ex-pastor protestante y potente predicador


Explicación del doctor Fernando Casanova respecto al Purgatorio)

Nota: Reproduciré todo el post, así que no será necesario colocar un enlace vivo a dicha Web, pero si desea localizar dicho blog, solo tiene que colocar en Google: “Respuestas Evangélicas Dr. Fernando Casanova y el Purgatorio Parte I” y llegará sin dificultad.

Título del post: “Dr.” Fernando Casanova y el Purgatorio Parte I

Ya en el título del post se comienza con una falta de respeto al Dr. Fernando Casanova, entrecomillando el título “Dr.”. El autor explica más adelante, que es porque considera a Fernando Casanova un “falso doctor en teología".

Comienza así el artículo:

“Hace un par de años que he buscado algún artículo de Fernando Casanova de apologética para dar una respuesta a sus “razones” por las cuales se hizo miembro de la iglesia de Roma.

Incluso lo pedimos a católicos que ven sus vídeos pero nadie lo ha podido hacer hasta ahora.De hecho es divertido porque hasta ahora no hemos visto una sola cuartilla o página escrita en su totalidad por él, inclusive en sus sitio web.

Sin embargo me anime a dar respuesta a unos de sus vídeos hoy respecto al Purgatorio. Se convirtió en algo irónico un falso “Dr.” en teología defendiendo doctrinas falsas.”

Ya aquí nuestro joven amigo comienza con pie izquierdo. Alega que tiene varios años buscando artículos de Fernando Casanova para contestarlos, y le parece “divertido” no encontrar nada escrito por su puño y letra. La respuesta, más que divertida es bastante simple: el doctor no se ha dedicado a escribir, sino a predicar, y si sabe que hay vídeos donde él mismo lo explica (yo mismo en mi blog de apologética en vídeo, tengo 16), empiece por allí y así no tiene que esperar un par de años.

Curiosidad: del grupo de los 12 apóstoles, la mayoría no dejó nada escrito, lo mismo Jesús tampoco dejó escrito nada ¿resulta eso también “divertido"?

Continúa inmediatamente después:

Respuesta a Caricaturas de Fernando Casanova

El vídeo empieza con la respuesta a 2 supuestos argumentos que utilizan los protestantes contra el purgatorio los cuales considero un hombre de paja, esto es crea un enemigo imaginario, algo que no cree tu oponente, y luego lo destruyes.

1) El purgatorio es una segunda oportunidad para los condenados. 

Este punto no es una objeción real contra el purgatorio, por ejemplo, en este mismo blog en todas mis entradas sobre esta falsa doctrina romana jamás comento que sea una segunda oportunidad para los condenados.

Fernando Casanova debería de saber que en realidad esto no lo sostienen los Protestantes, si fuera un poco más honesto no haría ese tipo de comentarios.

Por ejemplo en mi escritorio tengo a la mano los siguientes libros y ninguno afirma tal cosa:

Católicos y Protestantes ¿Cuál es la diferencia? Editorial UNILIT. Dr. Richard B. Ramsay

Lejos de Roma, Cerca de Dios. Los testimonios de cincuenta y cinco sacerdotes católicos romanos convertidos. Editorial Portavoz. Richard Bennet

The Church of Rome at the Bar of History. Banner of Truth. William Webster.

Reasoning From the Scripture with Catholics. Harvest House. Ron Rhodes

La Infalibilidad de la Iglesia. Editorial Clie. Gerge Salmon”

Aquí nuestro amigo acusa de deshonesto al Dr. Fernando Casanova, mientras cae en lo que se conoce como “falacia de generalización apresurada”, la cual se comete al inferir una conclusión general a partir de una prueba insuficiente. Así, él toma una escasa muestra de cinco libros protestantes y asume en base a ellos y a lo que él ha escrito en su blog, que los protestantes en general no utilizan ese argumento.

La verdad es que no es cierto, y en el tiempo que llevo dialogando con protestantes he perdido la cuenta de las veces que he escuchado ese argumento. Pero no pongamos como prueba mi palabra, sino que tomemos como ejemplo, la conocida Web protestante evangélica Gotquestion.org, que publica contenido apologético en varios idiomas, y tiene el siguiente artículo tanto en inglés como en español:

¿Habrá una segunda oportunidad para salvarse después de la muerte? 

Will there be a second chance for salvation after death?

Allí se ataca la doctrina del purgatorio, como si fuera una segunda oportunidad de salvarse después de la muerte. Y la verdad, no es muy difícil encontrar en la Web y libros protestantes casos similares. No se trata pues, de que el doctor Casanova le endose argumentos falsos a los protestantes, sino que los protestantes en sus distintas denominaciones tienen muchas diferencias y no todos usan los mismos argumentos, por lo que quienes nos dedicamos a la apologética tenemos que aclararlas, vengan de donde vengan.

Continúa el mismo artículo:

2) La palabra purgatorio no está en la Biblia. 

Este tampoco es un argumento serio que yo utilizaría o que utilicen los teólogos evangélicos serios, como debería de saber Fernando Casanova.

Lo que nosotros sostenemos es que la idea y doctrina de un purgatorio no existe en la Biblia.

Lo que no comprende nuestro amigo, es que el doctor Fernando Casanova no se limita a responder sólo los argumentos que él, o lo que él denomina “teólogos evangélicos serios” utilizan. ¿Y qué podemos llamar evangélicos serios? Si a ver vamos, el sitio Web que hemos citado, Gotquestion.org, que utiliza un argumento que él asume ha sido inventado, luce bastante más serio que su blog y recibe miles de visitantes más. ¿Se deben dejar de responder sus objeciones porque un sujeto con un blog considere que son menos “serios”?

Así como en el caso anterior, la objeción de que la palabra Purgatorio no está en la Biblia, es repetida una y otra vez por protestantes de distintas denominaciones. Ejemplos:

Si usted hace un estudio así sobre el tema del purgatorio será una sorpresa ver que la palabra “purgatorio” no se encuentra en la Biblia.” (Web protestanteLiteraturabautista.com)

En primer lugar no existe en la Biblia la palabra Purgatorio…” (Web protestanteSoladodeJesucristo.org)

No existe en la Biblia la palabra ” purgatorio”; mucho menos una doctrina al respecto…” (Web protestante CasadeOracionCr.com)

En toda la Biblia no se encuentran esas palabras. Ni aún en los libros apócrifos (se consideran no inspirados por Dios), aparece el purgatorio o limbo”. (Web protestante delMinisterio Cristiano Dios, con nosotros)

Dejo hasta aquí las citas, porque el lector con una simple búsqueda en Google podrá encontrar muchos ejemplos más. Pero aunque nuestro amigo se crea con el derecho de descalificar esas webs como poco serias por utilizar ese argumento, lo cierto es que lo usan, y el labor del apologeta es dar respuesta a ellas.

Continúa nuestro amigo:

“Respuesta al supuesto fundamento Bíblico del Purgatorio

Después de presentar los supuestos argumentos de los Protestantes, solo engañando al católico ignorante, Fernando Casanova cita el catecismo de su iglesia donde está la enseñanza oficial

“1030 Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.

1031 La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados. La Iglesia ha formulado la doctrina de la fe relativa al Purgatorio sobre todo en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820: 1580). La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7) habla de un fuego purificador:

Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que afirma Aquél que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, dial. 4, 39).”

Hemos visto que los “supuestos argumentos protestantes” no son tan “supuestos” como pensaba nuestro amigo, y al parecer no engañan sólo a católicos ignorantes, sino también a protestantes que hacen uso de ellos. En ese contexto, aclarar la enseñanza oficial de la Iglesia Católica es lo más natural.

Continúa:

“Para sostener tales afirmaciones solo cita una lista de pasajes de la Biblia.

Fernando Casanova:
pero si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego. 1 Cor. 3:15

Fernando Casanova convenientemente olvida el contexto del pasaje de 1 Corintios que a continuación pongo aquí: 

Su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno. 14 Si lo que alguien ha construido permanece, recibirá su recompensa, 15 pero si su obra es consumida por las llamas, él sufrirá pérdida. Será salvo, pero como quien pasa por el fuego. 1 Cor. 3:13-15.

El fuego es para probar, no purificar, esto se ve claramente en el uso de la palabra “δοκιμάζω” (dokimazō) que está relacionada con probar o evaluar algo.

Este es rectificado con el uso “ὁποῖος” (hopoios) que es un pronombre relativo a la calidad de algo.

Por lo tanto el texto no habla de la purificación del alma, sino de la prueba de fuego para las obras, no el obrador.”

Aquí ya entramos en el análisis de los textos bíblicos relativos al Purgatorio. No pretendo repetir nuevamente todo lo que ya he escrito antes sobre esto, pero si puntualizar algunas cosas:

En primer lugar, aclararle a nuestro amigo, que no ha entendido exactamente cuál es la interpretación de la Iglesia en ese texto. Allí se utiliza la figura del fuego en varias ocasiones, en el versículo 13 efectivamente se utiliza para simbolizar el juicio de Cristo sobre las obras del creyente, cuando dice:

“…la obra de cada cual quedará al descubierto; la manifestará el Día, que ha de revelarse por el fuego. Y la calidad de la obra de cada cual, la probará el fuego.” (versículo 13)

No hace falta acudir al texto griego para intentar probar lo que se entiende a simple vista del contexto. Allí se describe como cada una de las obras de las personas quedará al descubierto en el juicio, y será “probada por el fuego”. La referencia a la doctrina del Purgatorio está más adelante, cuando se utiliza la figura del fuego en otro sentido al mencionar como algunos creyentes, cuyas obras no fueron siempre buenas, aun así se salvarían, y esa salvación sería para ellos como un pasar través del fuego:

“aquel, cuya obra, construida sobre el cimiento, resista, recibirá la recompensa. Mas aquél, cuya obra quede abrasada, sufrirá el daño. El, no obstante, quedará a salvo, pero como quien pasa a través del fuego.” (versículo 14 y 15)

En el versículo 15 ya no se habla de la obra, sino de la persona que se salva. Es ella la que queda a salvo, y la que se salva como por fuego , por lo que es allí donde vemos los católicos la figura del Purgatorio.

Ahora, es comprensible que nuestro amigo no le satisfaga esta interpretación, y está en su derecho, pero es la interpretación que la Iglesia le ha dado más de mil años antes que existiera el protestantismo (ver El Purgatorio en la Iglesia primitiva y los padres de la Iglesia). Sabemos que los protestantes han asumido la idea de que cada creyente está en absoluta libertad de interpretar la Biblia de manera individual, pero si no pueden ponerse de acuerdo entre ellos mismos en la interpretación de la Biblia, ¿cómo pretenden imponernos a nosotros una interpretación completamente distinta a la profesada por los cristianos a lo largo de la historia?

El catecismo no dice absolutamente nada de probar el alma o ponerla a prueba, porque las que van al purgatorio de estas dice: “Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación” por lo tanto no hay necesidad de prueba, sino de purificación, pero como el pasaje habla de las “obras”:

“….El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno” 1 Co 3:13 (NVI). 

Esto va de la mano con el contexto que sigue a este versículo, ya que en los versículos 14 y 15, vemos la recompensa, que por sentido común se entiende por el que pasa la prueba no la purificación.”

Una muy mala interpretación del Catecismo. El que una persona muera imperfectamente purificada no excluye que al morir sea juzgada. Respecto a la mención que hace de los versículos siguientes, que admite se aplican a la persona cuyas obras son probadas, hay que reiterar que precisamente allí en el versículo 15 y no en el 13 es que vemos la mención implícita al Purgatorio, porque es respecto a la persona que se dice que “queda a salvo”, pero así “como por fuego”.

“Fernando Casanova: 
“E hicieron una oración para pedir a Dios que perdonara por completo el pecado que habían cometido. El valiente Judas recomendó entonces a todos que se conservaran limpios de pecado, ya que habían visto con sus propios ojos lo sucedido a aquellos que habían caído a causa de su pecado. Después recogió unas dos mil monedas de plata y las envió a Jerusalén, para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Hizo una acción noble y justa, con miras a la resurrección” 2 Macabeos 12:42-43

De nuevo Casanova no cita el contexto del pasaje que el ignorante católico seguramente no conocerá, pero aquí lo cito yo y en negritas el golpe de muerte a la idea del purgatorio:

“38 Judas reunió su ejército y se fue a la ciudad de Adulam. Al acercarse el séptimo día de la semana, se purificaron según su costumbre y celebraron el sábado. 39 Y como el tiempo urgía, los soldados de Judas fueron al día siguiente a recoger los cadáveres de los caídos en el combate, para enterrarlos junto a sus parientes en los sepulcros familiares. 40 Pero debajo de la ropa de todos los muertos encontraron objetos consagrados a los ídolos de Jabnia, cosas que la ley no permite que tengan los judíos. Esto puso en claro a todos la causa de su muerte.41 Todos alabaron al Señor, justo juez, que descubre las cosas ocultas, 42 e hicieron una oración para pedir a Dios que perdonara por completo el pecado que habían cometido. El valiente Judas recomendó entonces a todos que se conservaran limpios de pecado, ya que habían visto con sus propios ojos lo sucedido a aquellos que habían caído a causa de su pecado. 43 Después recogió unas dos mil monedas de plata y las envió a Jerusalén, para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. Hizo una acción noble y justa, con miras a la resurrección. 44 Si él no hubiera creído en la resurrección de los soldados muertos, hubiera sido innecesario e inútil orar por ellos. 45 Pero, como tenía en cuenta que a los que morían piadosamente los aguardaba una gran recompensa, su intención era santa y piadosa. Por esto hizo ofrecer ese sacrificio por los muertos, para que Dios les perdonara su pecado” 12 Macabeos 38-45

Existen varios problemas para los católicos en el siguiente pasaje:

Primero. Los soldados murieron en idolatría esta parece ser la causa de su muerte porque dice que está contra la ley tenerlos. Este es un pecado mortal según la iglesia católica, ellos no estaban en el purgatorio sino en el infierno.

Las Escrituras dicen que los idolatras no heredaran el cielo:

“…los idolatras y todos los mentirosos recibirán como herencia el lago de fuego y azufre. Esta es la segunda muerte” Apocalipsis 21:8.”

En resumen, el argumento en cuestión es el siguiente: si la idolatría es pecado mortal, ¿pudo tener utilidad el sacrificio que en el libro de los Macabeos ofrecieron por los soldados caídos que tenían entre sus posesiones ídolos? Según esta forma de razonar, los soldados se condenaron y no pudieron haber ido al Purgatorio, por lo que cualquier oración o sacrificio por ellos sería inútil.

La respuesta a esta objeción es bastante simple: es cierto que la idolatría es pecado mortal, objetivamente hablando, el que muere en pecado mortal se condena. Otra cosa sin embargo, es la situación subjetiva y particular de cada persona, de la cual el juez último es solamente Dios. No puede ninguna persona estar segura de que esos soldados se condenaron, porque nadie sabe que pasó en los momentos finales de su vida e inclusive si en el último momento se arrepintieron de corazón de sus pecados.

La Iglesia enseña que si alguien en pecado mortal, antes de morir, realiza un acto de contrición perfecta, obtiene el perdón de sus pecados, y también que hay factores que aminoran la responsabilidad moral subjetiva de la persona respecto al pecado, por lo cual ni siquiera en casos extremos como el suicidio podemos dar por sentado que la persona se ha condenado.

 

Purgatorio - intercesión de la Iglesia

 

Y si no estamos seguros de que alguien se ha condenado, siempre será una obra de caridad orar por ella, ya que lo más que podría pasar es que esas oraciones sean inútiles (en caso de efectivamente se condenó), pero es preferible eso, a que en verdad esa persona necesite esas oraciones y no las reciba (en caso de que por la gracia de Cristo fue movido al arrepentimiento y logró salvarse).

Continúa:

Segundo. El sacrificio que realizo Judas, no se encuentra en la Ley de Moisés o que sea un ordenamiento de los profetas, por tal motivo vemos que su acto es contrario a lo que sabemos de la voluntad de Dios y es contradictorio con Roma, porque está orando por personas que cometieron el pecado mortal de la IDOLATRÍA.

Ni siquiera el protestantismo en general comparte que solo sea lícito hacer lo que ordena la ley de Moisés. Los judíos entendían muy bien la diferencia entre no hacer lo que prohíbe la Ley, y hacer solo lo que explícitamente se menciona. Simplemente nada en Ley judía prohibía realizar sacrificios por los difuntos y el líder de los Macabeos, que lo entendía muy bien, consideró que era una buena acción. De hecho, el texto bíblico señala que su “intención era santa y piadosa”. En este punto nuestro amigo posiblemente alegue que no reconoce el texto de Macabeos como parte de su Biblia, pero eso es otro asunto. Que los protestantes no acepten un libro de la Biblia no quiere decir que nosotros debamos imitarles. Para nosotros el libro de Macabeos forma parte de la Biblia y punto.

“Tercero. Judas no pensaba en un estado intermedio y que los soldados fueran al cielo, él pensaba que su sacrificio tenía como objetivo la resurrección de los soldados, jamás se piensa en la purificación de las almas.”

Es importante aclarar que los católicos no pretendemos sobredimensionar el significado del texto de los Macabeos. No decimos que allí hay una definición explícita de la doctrina del Purgatorio, porque como es natural en el desarrollo de la doctrina cristiana, la Revelación es progresiva. Lo que decimos es que ese texto demuestra que ya allí está la primera evidencia bíblica de que la oración por los difuntos es un acto piadoso que puede ayudarles de algún modo. Las consecuencias de esto si son importantes: porque alguien que ya está en el cielo gozando de la visión de Dios no necesita que se ore por él, y si alguien se ha condenado, es inútil orar por él, por tanto, estas oraciones sólo pueden ser útiles para alguien que no esté condenado, pero que al mismo tiempo, todavía no esté gozando de la visión de Dios.

Cuarto. Gregorio “El Grande” rechaza Macabeos como parte del canon:

Con referencia a tal particular no estamos actuando irregularmente, si de los libros, aunque no canónicos, sin embargo otorgados para la edificación de la Iglesia, extraemos testimonio. Así, Eleazar en la batalla hirió y derribó al elefante, pero cayó debajo de la misma bestia que había matado [1 Macabeos 6:46]. Library of the Fathers of the Holy Catholic Church, 2:424; Oxford: Parker, 1845), Gregory the Great, Morals on the Book of Job, Volume II, Parts III and IV, Book XIX.34, p.424.)

Para finalizar, hago el recordatorio, de el canon que los católicos aceptamos es producto de las decisiones dogmáticas y conciliares de la Iglesia. En el proceso de definición de los libros canónicos, hubo voces que estuvieron a favor y en contra de los deuterocanónicos. Hubo incluso Papas que tuvieron una opinión personal a favor y otros en contra, pero finalmente todos los concilios que a lo largo de la historia trataron el asunto, tanto locales, como ecuménicos, los aceptaron. Los protestantes, XVI siglos después, no tienen ninguna autoridad al respecto, y mencionar citar a San Gregorio Magno es paradógico, porque resulta que él era precisamente uno de los exponentes más claros de la doctrina del Purgatorio. De hecho, él no necesitaba hacer uso del texto de Macabeos para sustentarlo bíblicamente:

Tal como uno sale de este mundo, así se presenta al juicio. Pero se ha de creer que hay un fuego purificador para expiar las culpas leves antes del juicio. La razón para ello es que la Verdad afirma que si uno dice una blasfemia contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero. Con esta sentencia se da a entender que algunas culpas pueden perdonarse en este mundo y algunas en el otro, pues, lo que se niega respecto a unos, hay que comprender que se afirma en relación a otros. Sin embargo, tal como ya he dicho, se ha de creer que esto se refiere a pecados leves y de menor importancia. 
Gregorio Magno, Diálogos, 4,39: PL 77,396

Pero si a nuestro amigo le favorece su opinión personal sobre el Canon la cita, pero si no le favorece su opinión sobre el Purgatorio la omite.

Conclusiones

Mi intención con este argumento no era volver a tratar los argumentos bíblicos del Purgatorio, sobre todo luego de haberlo hecho tan recientemente aquí:

Conversando con mis amigos evangélicos sobre el Purgatorio

Conversando con mis amigos evangélicos sobre la oración por los difuntos

Lo que he intentado es ayudar un poco a que la apologética de nuestro amigo mejore. Lo que no es serio es andar poniendo en tela de juicio la honestidad de otras personas, solamente porque él no es lo suficientemente competente para verificar que hay otros protestantes que utilizan argumentos que él considera poco serios.

Respuestas II y III

 

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]