Hch 16:25 ¶ Mas á media noche, orando
Pablo y Silas, cantaban himnos á Dios:
y los que estaban presos los oían.
26 Entonces fué hecho de repente un gran
terremoto, de tal manera que los cimientos
de la cárcel se movían; y luego todas
las puertas se abrieron,
y las prisiones de todos soltaron.
27 Y despertado el carcelero,
 como vió abiertas las puertas de la
cárcel, sacando la espada se quería matar,
pensando que los presos se habían huído.
28 Mas Pablo clamó á gran voz, diciendo:
No te hagas ningún mal;
que todos estamos aquí.
29 El entonces pidiendo luz, entró dentro,
y temblando, derribóse á los pies
de Pablo y de Silas;
  Sigue

  Previo

  Todas


Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ]