Jn 4, 5 Vino, pues, á una ciudad de Samaria que se
llamaba Sichâr, junto á la heredad que Jacob dió
á José su hijo.
6 Y estaba allí la fuente de Jacob. Pues Jesús,
cansado del camino, así se sentó á la fuente.
Era como la hora de sexta.
7 Vino una mujer de Samaria á sacar agua:
y Jesús le dice: Dame de beber.
8 (Porque sus discípulos habían ido
á la ciudad á comprar de comer.)
9 Y la mujer Samaritana le dice:
¿Cómo tú, siendo Judío, me pides á mí de beber,
que soy mujer Samaritana?
porque los Judíos no se tratan con los Samaritanos.
10 Respondió Jesús y díjole:
Si conocieses el don de Dios, y quién es el que te dice:
Dame de beber: tú pedirías de él, y él te daría agua viva.
  Sigue

  Previo

  Todas



Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ]