Laicos Misioneros del Sagrado Corazón


(Misioneros del Sagrado Corazón de Santo Domingo)

I. NOMBRE

II. BREVE HISTORIA

III.            QUIENES SON LOS LAICOS MISIONEROS DEL S.C.

IV.            OBJETIVO GENERAL

V.       ESTRUCTURA DEL GRUPO

1.       La Directiva nacional

Funciones de la Directiva nacional:

2. La Directiva local

Atribuciones de la Directiva local:

VI. ETAPAS DE FORMACION

ETAPA INICIAL (E.I.)

Medios:

ETAPA DE PROFUNDIZACION

Y COMPROMISO (E.C.)

Medios:

VII. EXIGENCIAS

COMPROMISOS PERSONALES:

COMPROMISOS DEL GRUPO LOCAL:

COMPROMISOS DEL GRUPO GENERAL:

VIII           CONDICIONES PARA INGRESAR AL GRUPO

 

 

 

Introducción

En su plan original, el Padre Julio Chevalier quería que la totalidad de la misión se realizase dentro de un proyecto global, comprendiendo religiosos y religiosas, sacerdotes diocesanos y laicos (Cf CS, 61), formando así la Familia MSC.

La corresponsabiliáad de los laicos en nuestra espiritualidad, carisma y misión nace de la igualdad de todos los bautizados en Cristo. Pero los laicos tienen en dicha misión una modalidad que los distingue, sin separarlos, así expresada en el Vaticano JI. "El carácter secular es propio y peculiar de los laicos" (L.G., 31). Esto quiere decir que el campo especifico de los laicos es el mundo. Ellos tratan de ser en el mundo el Corazón de Dios.

Cf IX Capítulo Provincial Dominicano

 

 

 

 

Julio Chevalier, M.S.C.

1824 - 1907

Padre espiritual de la familia M.S.C.

 

 

 

 

I. NOMBRE

 

Laicos Misioneros del Sagrado Corazón (LMSC)

 

II. BREVE HISTORIA

La intuición del protagonismo de los laicos estuvo en la mente y el corazón del fundador de los Misioneros del Sagrado Corazón (MSC), Padre Julio Chevalier, cuando se empeñó en que ellos compartieran la espiritualidad y la misión del Corazón de Jesús, recibida por la Congregación en la Iglesia. Eran otros tiempos y no fue fácil poner en práctica esta dimensión laical del plan del P Julio.

 

Desde los inicios del proyecto MSC, el Padre Julio Chevalier comprendió que la misión y el carisma que había recibido del Espíritu Santo debía ser compartida con los bautizados. Este proyecto de «ser en el mundo el Corazón de Dios,», lo animó a fundar la familia MSC: religiosos MSC (Hermanos y Sacerdotes), Sacerdotes diocesanos MSC y los laicos Misioneros (LMSC). A esta familia se unirán posteriormente las Hijas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón, las Hnas. Misioneras del Sagrado Corazón, dos congregaciones religiosas desarrolladas y extendidas.

 

A partir de 1975, se empezó a considerar la posibilidad de tener Laicos MSC en República Dominicana. En 1978, la Asamblea Provincial da luz verde al proyecto de Laicos MSC unidos a la pastoral vocacional MSC, y más tarde el Consejo Provincial lo confía a la comisión de Formación, presidida por el P. Gilles Grant, quien prepara el primer plan de orientación y formación de los Laicos MSC, con la ayuda de los Padres Darío Taveras y Juan Lambert.

 

El grupo empezó con personas conocidas, vinculadas al trabajo apostólico de los MSC en Nagua y en Santiago.

 

Se recuerda el 8 de diciembre de 1979, fiesta del 125 aniversario de la fundación MSC, como el día del primer encuentro formal de los Laicos MSC, en el noviciado que funcionaba entonces en Los Pepines, de Santiago. El 4 de enero de 1982, el Consejo Provincial aprobó el plan de promoción y formación del grupo que desde entonces ha ido creciendo, estructurándose y fortaleciéndose. En 1994, se eligió la primera Directiva nacional, durante su Asamblea anual.

 

 

III.    QUIENES SON LOS LAICOS MISIONEROS DEL S.C.

 

Los Laicos Misioneros del Sagrado Corazón (LMSC) son personas de buena voluntad que desean vivir su fe desde la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús.

Desde la experiencia dominicana, los Laicos MSC son cristianos, hombres y mujeres, comprometidos desde su bautismo, que quieren comunicar el amor de Dios manifestado en el Corazón de Jesús, para remediar males y pobreza en el mundo - de nuestro mundo- Su compromiso lo asumen desde su familia, desde su profesión, su comunidad parroquial, participando en diversas actividades.

Las tareas, inspiradas en el Corazón compasivo de Jesús, son diversas, porque responden a las necesidades más cercanas a los LMSC: presos, estudiantes universitarios, enfermos, jóvenes. Realizan también otras tareas específicas, como la ayuda en el Monte de Oración y casa de espiritualidad, el apoyo moral-económico a la misión MSC en Tambagá (Burkina Faso, África) y a nuestras casas de formación.

Los Laicos «han tomado conciencia de su vocación cristiana dentro del pueblo de Dios y tratan de vivir su fe y su compromiso cristiano con la espiritualidad del P. Chevalier, compartiendo su carisma y su misión.

 

IV.    OBJETIVO GENERAL

 

Los Laicos Misioneros del Sagrado Corazón tienen como objetivo de compartir la espiritualidad del Corazón de Jesús recibida por la familia MSC en la Iglesia, en conformidad con su estado de vida, según sus talentos y aspiraciones:

·      siendo testigos y portadores del amor misericordioso de Dios, específicamente a quienes se sienten pecadores, pequeños y alejados;

·  sirviendo a los hermanos/as con todos los dones puestos por Dios en sus manos;

· buscando y reparando con imaginación creadora una solución a los males que padece nuestra sociedad;

· reparando con imaginación creadora los males que padece nuestra sociedad;

· en una palabra, tratando de ser en el mundo el Corazón de Dios.

 

 

V.     ESTRUCTURA DEL GRUPO

 

El grupo está repartido en tres zonas:

Santo Domingo, Cibao central y la Costa nordeste. También hay un grupo en Curazao.

El grupo tiene una Directiva Nacional y una coordinación local para cada zona.

 

1.      La Directiva nacional

Está formada por un coordinador(a), (presidente), un secretario, un tesorero y tres vocales. La Directiva nacional es elegida por la Asamblea general por un período de tres (3) años. Los vocales serán preferiblemente coordinadores de Zona.

 

Funciones de la Directiva nacional:

· Animar, motivar e impulsar la vida del grupo de LMSC.

· Programar las actividades del grupo.

· Coordinar las actividades de los diferentes grupos.

· Mantener contacto permanente con los grupos de cada zona.

· Velar por el cumplimiento puntual de las actividades y los compromisos del grupo en general.

· Evaluar periódicamente las actividades programadas.

 

 


 

2. La Directiva local

Tiene un coordinador, un secretario y un tesorero que son elegidos por el grupo en cada zona durante la Asamblea general por un período de dos (2) años.

 

Atribuciones de la Directiva local:

· Mantener un contacto permanente con los miembros del grupo, teniendo en cuenta las necesidades de cada miembro.

· Poner al tanto a la Directiva nacional sobre el acontecer del grupo.

· Planificar el trabajo a corto y mediano plazo en coordinación con la Comunidad Misionera local y/o con la Parroquia a que pertenece.

· Evaluar sistemáticamente el trabajo del grupo.

 

 

VI. ETAPAS DE FORMACION

El proceso de formación consta de dos partes fundamentales: la Etapa Inicial (E.I.) y la Etapa de Profundización y Compromiso (E.C.).

 

 

ETAPA INICIAL (E.I.)

Dura un (1) año y consiste básicamente en asumir la vida cristiana, tal y como ha sido propuesta por Cristo, imitando su amor, participando de sus sentimientos de Hijo y de Hermano, contemplando su Corazón abierto, donde se manifiesta su amor, que es nuestra manera propia de «ser en el mundo el Corazón de Dios».

 

Medios:

· Acoger la vida como un don de Dios y convertirla en una respuesta de agradecimiento al Creador.

· Procurar una formación integral seria, permanente y actual, por medio del estudio, el análisis de la realidad y el discernimiento de los signos de los tiempos a la luz del Evangelio.

· Estudiar la realidad por medio de cursos, talleres, encuentros y lecturas.

· Profundizar en la espiritualidad, el carisma y la misión, teniendo como base los libros editados por la Congregación sobre el P. Julio y nuestra misión; por ejemplo: Julio Chevalier, un hombre con una misión - Un corazón nuevo y un espíritu nuevo - Con un Corazón Humano - Fontes MSC - Constituciones MSC - Amor sin fronteras -Espiritualidad del Corazón y Nueva Evangelización.

· El estudio se hará en las reuniones mensuales y en otras jornadas de reflexión.

 

 

ETAPA DE PROFUNDIZACION

Y COMPROMISO (E.C.)

Dura dos (2) años y consiste en asumir los principios y las exigencias del grupo de Laicos MSC.

La etapa de profundización termina con el compromiso formal del Laico MSC de «ser en el mundo el Corazón de Dios». Se hace en una ceremonia presidida por el Superior Provincial de la Congregación MSC.

 

Medios:

· Integrarse al grupo de Laicos MSC.

· Estudiar el espíritu MSC (según los capítulos 2 y 3 de las Constituciones MSC).

· Contemplar el Corazón de Jesús en el Evangelio.

· Tener conciencia de pertenecer a la Iglesia.

· Cultivar el amor y el aprecio por la Eucaristía.

· Invocar a María, bajo el nombre de Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

· Aprovechar los encuentros mensuales para visitar y compartir en las casas tanto de los Laicos como de los MSC.

El compromiso se hace por tres (3) años, durante el retiro anual, al concluir el segundo año de formación, llamado de «profundización».

 

 

VII. EXIGENCIAS

Para vivir la vocación seglar MSC es necesario estar sostenido por una vida de oración personal, intensa y exigente. No se puede ser el Corazón de Dios en la tierra, sin una profunda espiritualidad. Por ello se invita a unos compromisos:

 

COMPROMISOS PERSONALES:

· La oración diaria del Culto Perpetuo al Sagrado Corazón y del Acuérdate a Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

· La Eucaristía, al menos semanal.

· La adoración a la Eucaristía, principalmente el primer Viernes del mes.

 

 

COMPROMISOS DEL GRUPO LOCAL:

· Una reunión mensual de formación.

· La participación en los compromisos que concreticen localmente el objetivo general del grupo, según las necesidades y recursos del lugar.

 

 

COMPROMISOS DEL GRUPO GENERAL:

·       La Asamblea anual, en el mes de mayo.

·       Un retiro en el mes de diciembre.

·      El ingreso de nuevos miembros será el 8 de diciembre de cada año.

 

 

VIII   CONDICIONES PARA INGRESAR AL GRUPO

 

· El conocimiento de la familia del candidato.

· Una adecuada formación humana y cristiana.

· La práctica de la vida apostólica.

· Una vida cristiana ejemplar.

· El tiempo disponible para la formación y los compromisos del grupo.

· La disposición a vivir la fe y los compromisos, desde los sentimientos del Corazón de Jesús. (Cfr. Fil 2,5)

 

 

Amado Sea

En Todas Partes

El Sagrado Corazón De Jesús