Misas en Honor del Sagrado Corazón de Jesús


 

1. ENCONTRAR DESCANSO DONDE JESUS

INTRODUCCION: "Inquieto es nuestro corazón hasta que descanse en tí". Esta afirmación de San Agustin expresa bien el tema de nuestra celebración en este Primer Viernes. Todos estamos cansados y agobiados, todos los hombres. Y en esta situación Jesús nos dice:"Vengan a mí y yo los aliviaré." Y en la lectura el profeta promete al pueblo agobiado un lugar de descanso. Porque Dios nos ama con amor eterno.

 Hagamos ahora examen de conciencia en algunos momentos de silencio y tratemos de experimentar así un poco del silencio que nos espera donde Jesús:

 Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, Señor, ten piedad.

Corazón de Jesús paciente y de gran misericordia,...

Corazón de Jesús, propiciación por nuestros pecados,.

Corazón de Jesús, obediente hasta la muerte, ...

 Corazón de Jesús, unido sustancialmente al Verbo de Dios, ...

Corazón de Jesus, el Hijo de Dios, Señor ten piedad.

 

LECTURA: Jeremias 31, 1‑4

EVANGELIO: Mateo 11, 25‑30

 

PETICIONES

 Pedimos por la Iglesia para que se renueve con6tantemen­te en el amor de Dios ...

 Por los pueblos de la tierra para que puedan vivir en tranquilidad y paz ......

 Por todos los hombres que están agobiados y que no saben que hacer, para que encuentren alivio donde Jesus

 

Por nosotros mismo para que aprendamos de Jesús a ser bondadosos y desprendidos, ...


 

 

2. DIOS AMA A TODOS Y A CADA UNO

 

INTRODUCCION: El amor de Dios que se nos muestra en el Corazón de Jesús es un amor universal. Dios ama a todo el pueblo con cariño y ló ‑acompaña en su camino, lo acompaña no obstante los pecados del pueblo. Siempre está dispuesto a perdonar como se nos dice en la lectura El Evangelio nos anuncia que el amor de Dios no sólo incluye a todos los hombres sino que se dirige al mismo tiempo de una manera muy personal a cada uno de nosotros

 y en especial hacia cada pecador que se ha perdido. El Buen Pastor sigeu en búsqueda de la persona perdida hasta encontrarla.

 Esta manera de actuar por parte de Dios debe despertar nuestra confianza y animarnos para un respuesta de amor. Jesús se compromete con nosotros aunque seamos débiles y pecadores.

Corazón de Jesús, lleno de compasión con los hombres

 Corazón de Jesús lleno de misericordia con los peca­dores, Señor ten piedad.

Corazón de Jesús que busca a los que se han perdido

 Corazón de Jesús que te alegras sobre los que has encontrado ...

 Corazón de Jesús, templo santo de Dios, Señor ten Corazón de Jesús, tabernáculo del Altísimo, Señor ten

 

LECTURA: Exodo 34, 4b ‑ 7.8‑9 EVANGELIO: Lucas 15, 1 ‑ 10

 

PETICIONES

 Pidamos a Cristo, el Buen Pastor; que busca a los que se han perdido:

Por todos los bautizados que han perdido su fe,...

Por todas las personas que han cometido un pecado grave

 Por los niños de aquella familias que no participan en la vida parroquial, ...      ~

 Por nosotros mismo que siempre de nuevo somos encontra­dos por Cristo,nuestro Buen Pastor, ....

 Pues tu eres bondadoso y lleno de misericordia. Tu servicio nos da alegria. Por eso te alabamos y te bende­cimos. Por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

3. EL BANQUETE PASCUAL

 INTRODUCCION: Cuando queremos celebrar un acontecimiento extraordinario invitamos para una comida festiva y de esta manera expresamos nuestra alegria. Así fué también la costumbre en el ambiente donde vivia Jesús. Y por eso compara Jesus siempre de nuevo la alegria de la salvación con un banquete de fiesta. Asi entendemos también que Jesús instituyó la Cena Eucaristica como signo de que nosotros fuimos salvados por su muerte en la cruz. Es Jesús mismo quien nos invita pero la persona que desea participar tiene que cumplir con un requisito fundamental: tiene que estar dispuesta para recibir a Jesús. La Lectura lo expresa claramente: Jesús toca la puerta y nosotros debemos abrirle. El Evangelio más bien nos invita a regresar siempre a la casa del Padre porque alli está preparada la cena también para nosotros.

 Renozcamos pues nuestros pecados y regresemos a la casa de nuestro Padre:

Señor Jesucristo, tú que eres el Pan de Vida, Señor ten
Señor Jesucristo, tu que eres nuestro alimento, Señor..‑. Señor Jescisto,tu que eres la salvación de los pecadores Señor Jesucristo,tú que eres la fuerza de los moribundos Señor Jesucristo,tú que eres el Pan del Cielo, Señor ten Señor Jesucrist,tú que eres nuestra esperanza, Señor ten

 

PETICIONE5

Pidamos a Cristo, el Cordero Pascual:

 Para que los hombres acepten ~u invitación al b~nquete.‑. Para que escuchen la voz que los llama a regresar .....

 Para que la alegr£a por la conversión llene los córa­zones de justas y pecadores, roguemos al Señor

 Para que nosotros pertenezcamos a aquellos que partici­pan en la victoria final, roguemos al Señor

 Pues tú eres el testigo fiel del amor de Dios. A ti la gloria por los siglos de los siglos.Amén.


 

4.EL BUEN PASTOR

INTRODUCCION: Al hablar del amor de Dios y del amor de Jesús la Bíblia se sirve de la comparación con el Buen Pastor que se preocupa de los que le fueron enco­mendados y que los conoce; le pueden confiar siempre porque él está dispuesto hasta dar su vida para defen­derlos. El Boen Pastor es la figura principal de nuestra celebración eucarística en este Primer ~iernes.

Señor Jesús, tú eres el Buen Pastor, Señor ten piedad

 Señor Jesús,nosotros escuchamos tu voz, Señor ten piedad Tu que nos conduces a las fuentes de la vida, Cristo ten Tu que entregaste tu vida por tus ovejas,Cristo ten

 Tu que buscas a los hombres que se han perdido, Señor... Tu que los reunes en un solo rebaño, Señor ten piedad

 

LECTURA: Ez 34, 11‑16

EVANGELIO: Jn 10, 11‑18

 

PETICONES Pidamos a Jesús, el Buen Pastor:

Por 1os Pastores de la Iglesia para que se aseme~en cada vez más al Buen Pastor ...

 Por 1os que tienen poder en el estado: para que se preocupen del bienestar de todos los ciudadanos y en especial de 108 más necesitados...

 Por todos los que se han perdido por culpa o error para que pronto sean encontrados ....

 Por nosotros mismos: para que nos asemeemos cada vez más a Jesús, el Buen Pastor,

Porque tú amas a los hombres y quieres que sean salvos. Te bendecimos por los siglos de los siglos. Amén.

 

5. El AMOR DIVINO MANIFESTADO EN EL CORAZÓN DE JESÚS

Dios está siempre al lado de nosotros como una madre ama a su hijo; y con más cariño todavía. Esto es para nosotros una gran consuelo como nos dice el profeta Isaías en la lectura. Pero también nosotros debemos permanecer unidos con Dios por medio de Jesús. Como las ramas de la vid debemos permanecer nosotros unidos con Cristo. No solo somos frutos del amor de Dios sino también nosotros debemos dar nuestra parte. Fortalecidos por la gracia que proviene de Cristo tenemos que dar frutos por nuestras obras.

 

Señor Jesucristo, tu que ers la vida verdadera, Señor..

 Tu que nos llamas para ser tus discipulos, Señor ten Tu que nos das vida nueva, Cristo ten piedad

 Tu que nos traes el amor del Padre, Cristo ten piedad Tu que nos unes contigo, Señor ten piedad

Tu que nos llamas tus amigos, Señor ten piedad.

 

LECTURA: Is 49, 13‑15

 

EVANGELIO: Jn 15, 1‑8

 

PETICIONES

 Porque estamos unidos con Cristo como las ramas con la vida podemos suplicarle con toda confianza:

 

‑Por todos aquellos que se han separado de Cristo: para que se una nuevamente con él, roguemos al Señor

 ‑ Por los cristianos perseguidos que se sienten abando nados: para que tengan fe en la presencia de Dios,

 ‑ Por todos los desconsolados: para que la fe fortalezca su esperanza. roguemos al Señor

 ‑ Por nosotros mismos: para que nos unamos cada vez más a Cristo ...

 ‑ Por todos los cristianos: para que con la ayuda de Cristo produzcan buenos y abundantes frutos, ...

 

Pues en ti estamos seguros y con tu ayuda podemos con­tribuir para la salvación de los demás. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


 

6. EL GRAN MANDAMIENTO                 

 

La devoción al Sagrado Corazón de Jesús no se contenta con estar admirados del amor de Dios sino incluye tam­bién el esfuerzo de contestar a este amor. El mensaje del amor del Padre y del amor de Jesús debería llegar al fondo de nuestro corazón y transformarlo a fin de que también nosotros tengamos amor para amar a Dios y al Hijo de Dios; pero también para amar a los hombres porque Dios los ama.

 Hay muchas personas a quienes no les interesa este mensaje y también nosotros debemos confesar que muchas veces no lo tomamos en serio.

 

Corazxón de Jesús, Rey y centro de todos los corazones

Corazón de Jesús, fuente de todo amor, Señor ten piedad

 Corazón de Jesús,amigo de los pecadores, Cristo ten Corazón de Jesús, abismo de todas las virtudes, Cristo.. Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor, Señor..

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, Señor

 

LECTURA: Deut. 10, 12‑22

 

EVANGELIO: Jn 15, 9‑17

 

PETICIONES Pidamos a Cristo quien nos ama:

 ‑ Ayúdanos para tener fe en el amor del Padre que tú nos rev91as...

 ‑ Ayuda a los cristianos para que podamos amarte a ti y al Padre ...

 ‑ Ayuda a los hombres para que nos amemos Los unos a los otros ...

 ‑ Ayuda a aquellas personas que no tienen a nadie quien los ama ....

 

Pues en tí está el amor ‑del Padre, tu corazón está abierto para todos los hombres; en tí esperamos y confi­amos ahora y siempre. Amen.

 

 

7. UNO EN CRISTO

 

En Cristo, Dios nos eligió desde antes de la creación del mundo. Nuestra existencia cristiana tiene su funda­mento en el amor de Dios. Pero el amor busca la unión. Por eso es que el Padre quiere reunir todo en Cristo, como nos dice San Pab~o enla carta a los Efesios.

 Pero nosotros los hombres del mundo de hoy vivimos seprarados entre Sur y Norte o Este y Oeste. También en la Iglesia y hasta en nuestra Parroquia hace falta la unión entre los feligreses. Con nuestra discordia constante ofendemos al Corazón de Cristo. Reconozcamos pues esta nuestra culpa y pidamos perdón.

 

Corazón de Jesús, esperanza de toda la creación, Señor.. Corazón de Jesús, en quien habita toda la plenitud di­vina, Señor ten piedad.

Corazón de Jesús, fuente de unión, Cristo ten piedad

 Corazón de Jesús, paz y reconciliación nuestra,Cristo... Corazón de Jesús,saciado de oprobios, Señor ten piedad

Corazón de Jesús, nuestro intercesor donde el Padre

 

LECTURA: Ef 1, 3‑10

 

EVANGELIO: Jn 17,6.20‑26

 

PETICIONES Recemos pidiendo por la unión de los cristianos:

 

‑ Por la unión de las Iglesias cristianas, roguemos al

‑ Por la unión en la Iglesia Católica, ...

‑ Por la unión en nuestra Diócesis, roguemos al Señor

‑ Por la unión en nuestra Parroquia, roguemos al Señor

 

Porque Tú, Señor, eres uno con el Padre y el Espíritu Santo, tu amor nos impulsa hacia la unión, tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


 

8. EL AMOR DE DIOS DERRAMADO SOBRE NOSOTROS

 

INTRODUCCION: Jesús está colgando en la cruz y de su costado emanan sangre y agua.Los cristianos ha conside­rado siempre el costado abierto como imagen para la fuente de la gracia que fué abierta por Cristo para todo el mundo. La sangre es signo para el sacrificio que nos ha reconciliado con Dios. El agua es signo del Bautismo que nos purifica y nos da vida nueva. Lo mismo expresa San Pablo diciendo que el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Expíritu Santo. La nueva vida nos fue dada por la muerte de Jesús. Esto es el misterio pascual, el motivo de nuestra alegría. Por sus llagas hemos sido sanados.

 

LECTURA: Rom 5, 5‑11

 

EVANGELIO: Jn 19, 31‑37

 

El amor de Jesús no tiene límites; pues quién comprende que él da su vida por los malos? El hecho que Jesús lo hizo de veras debería mover nuestros corazones a fin de que se abran para la gracia, para que bebamos de la fuente de salvación.

 

PETICIONES

 Acudamos a Jesús cuyo corazón es la fuent'e :de toda gracia:

 ‑ Conce~e fervor y perseverancia a los sacerdotes que administran tus sacramentos ...

 ‑ Ayuda a todos los que reciben tus sacramentos para que abran sus corazones a la gracia ...

 ‑ Ayuda a la Iglesia para hacer visible en este mundo la alegría por la reconciliación con el Padr~ ...

 ‑ Ayúdanos para aprovechar bien los dones del Espiritu SAnto que hemos recibido ...

 

Porque tú nos redimiste en la Cruz y quieres llevarnos a la gloria de la resurrección. Por eso te alabamos y te damos gracias. Amén.


 

 

9. LOS INVITADOS AL BANQUETE

 

El Señor está con nosotros. El ~‑stá con nosotros y nosotros con él. Porque nos ama, nos quiere dar alivio, quiere hospedarse donde nosotros. Esto se hace realidad cuando nosotros le abrimos nuestro corazón. Y nosotros tenemos que hospedarnos donde Jesús que nos quiere dar alivio. La cena que ahora celebramos es un anticipio

del banquete de la vida eterna.

 Somos conscientes que muchas veces dejamos cerrados nuestros corazones. Al confesar nuestras faltas queremos ahora abrirlo de nuevo. YO CONFIESO ....

 

Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, Señor Corazón de Jesús, paciente y de mucha misericordia,..

Corazón de Jesús, rico para todos los que te invocan...

 Corazón de Jesús salvación de todos los que en ti espera Corazón de Jesús, origen y comienzo de la creación

Corazon de Jesús, REy y centro de todos los corazones

 

LECTURA: Apc 2,14b.20‑22

 

EVANGELIO: Mt 11,25‑30

 

PETICIONES

 Acudamos con nuestras suplicas al Señor Resucitado quien nos ama a todos:

 

‑Para que los hombres escuche tu voz y te abran sus corazones....

 ‑ Para que todos los necesitados, los que se sienten cargados y agobiados experimenten tu consuelo ...

 ‑ Para que tus discípulos animados por tu amor carguen con su cruz de cada dia ...

 ‑ Para que en ti encontremos descanso para nuestro corazón ...

 

Porque tú nos llamas a venir. Te confiamos y te bende­cimos por los siglos de los siglos. Amén.


 

10. El Buen Pastor

 

Por medio del Bautismo todos nosotros hemos sido inte­grados al rebaño de Cristo. Como la oveja perdida hemos sido encontrados por el Buen Pastor. La vida de San Pablo nos muestra que él no se contenta con ser encontrado. El apóstol encontrado más bien se convierta en una que va en busca de los perdidos.

 También nosotros recibimos la gracia de poder ir en busca de los demás y esto nos pone muy cerca al corazón de Jesús.

 Por eso también formamos parte del grupo de los amigos que fueron invitados al banquete de la alegría, de la alegría por el reto m o de los que se habian extraviado.

 

LECTURA: Ef 3, 8‑12

EVANGELIO: Lc 15, 1‑10

 

Tu que llamas a los hombres para seguirte y los envias como tus mensajeros.....

 Tu que nos das ánimo para profesar nuestra fe y para llevar un poco de tu amor a los pobres y los enfermos

 Tu que amas a tus amigos y das la recompensa a los que te han seguido fielmente ....

 

 

11. DIOS ELIGE DE MANERA DIFERENTE

 El amor de Dios se dirige con preferencia hacia los pequeños y débiles. Jesús lo confirma diciendo:"No son los sanos los que necesitan del médico sino los enfer­mos." El amor de Dios es ante todo un amor salvador

 y lo mismo vale para el amor del Corazón de Jesús. Nuestra pobreza no es un impedimento y tampoco nuestros pecados. Basta dirigirnos a él y profesar como el Hijo pródigo:"Padre, he pecado contra ti."

Tu que nos llamas no obstante nuestros pecados ...

 Porque tu amor es mas grande que nues¿ra culpa ..... Tu que llamas tus amigos a nosotros pecadores ......

 

LECTURA: Deut 7, 6‑11

 Israel es un pueblo muy pequeño pero Dios lo eligió por­que lo ama y le sigue fiel después de miles de genera­ciones.

EVANGELIO: Lc 15, 1‑3. 11‑32

 

Peticiones

 Acudamos a Jesús que hace llegar el amor de Dios hacia los pequeños y d¿biles:

 

‑ Por los pecadores pra que regresen al Padre ....

 ‑ Por el pueblo judio para que pueda reconocer a Jesús como a su Salvador ...

 ‑ Por todos los que están cerca de Dios para que no desprecien a los que están un poco apartados y no ‑ tengan envidio con los que han regresado ...

 ‑ Por nosotros mismo para que también nuestro corazón tenga una preferencia con pobres y débiles ....

 

Porque tú nos amas de todo corazón, te alabamos por toda la eternidad. Amén.


 

12. EL MENSAJE DEL AMOR

Jesús da su vida como penitencia por nuestr~s pecados. El sacrificio de Jesús es la prueba visible del amor de Dios. Todo amor verdadero tiene su origen

 en esta entrega del Hijo de Dios ‑ y si nuestro amor no es asi no es verdadero. ‑ Jesús es el Buen Pastor que da su vida por nosotros. Que todos los hombres se dejen conmover por este amor y encuentren asi el ca­mino al único rebaño. También nuestro amor debe tener esta meta: paz y unión.

LECTURA: 1 Jn 4, 7‑16

EVANGELIO: Jn 10, 11‑18

Peticiones

 Rec mos por todos los que participan del ministerio pastoral de Cristo:

‑ Por nuestro Papa ....

 ‑ Por nuestro obispo ... y los obispQs en todo el mundo ‑ Por los sacerdotes y los diáconos ...

 ‑ Por todos los agentes pastorales y catquistas ... ‑ Por todos los que ayudan en las Parroquias ...

‑ Por los Padres de Familia y profesores ...

‑ Por los Bautizados y los Confirmados ...

 Porque tu ~eres el Buen Pastor, nos dejas participar en tu misión que el Padre te encomendó.‑ Te bendecimos por los siglos de los siglos. Amén.


 

13. ENRAIZADOS EN LA VID POR EL AMOR

En la lectura expresa San Pablo su deseo que crezcamos nosotrps interiormente y en el Espiritu. Jesús nos llama los sarmientos que deben estar unidos con él que es la Vid. Debemos ser ramas fuertes para producir bueno frutos. La fuerza para esto no~ viene del amor en el cual debemos echar raices. Solo asi vamos a enten­der el amor de Cristo que nuestra inteligencia no puede comprender. Solo en la fuerza de Cristo, la vid con la cual vivimos unidos, podemos producir buenos frutos.

 Jesús dice que el Padre limpia toda rama que produce frutos para que produzca más. Por medio de la penitencia podemos ya ahora prepararnos para esta limpienza. Por eso reconozcamos y confesemos nuestra culpa.

 

Tu que resllcitaste de entre los muertos ...

Tu que estás sentado a la derecha del Padre ...

Tu que nos llamas para la vida eterna ...

 

LECTURA: Ef 3,14‑19

 

EVANGELIO: Jn 15, 1‑8

 

Peticiones

 Pidamos hoy por todos los que se han unido más a Cristo para que produzcan buenos frutos:

 

‑ Por los obipos, sacerdotes y diáconos ... ‑ Por los misioneros en todo el mundo ...

‑ Por los religiosos de vida contemplativa ...

 ‑ Por los religiosos de las congregación de vida activa que se dedican a la educación y al serivcio pastoral y caritativo de los hermanos ...

 ‑ Por los miembros de los institutos seculares que están al servicio de la Iglesia ...

 

Porque tu ers la Vida verdadera que nos da vida para que podamos dar buenos frutos. A ti la gloria y el honor por los siglos de los siglos. Amén.


 

14. JESUS NOS AMA

El amor de Jesús nos liberó del egoismo que nos hace pen sar sólo en nos~tros mismos. Nos quiere liberar para el amor verdadero que se dirige hacia los demás.San Pablo confiesa que este amor lo impulsa para anunciar la buena nueva y Jesús dice que su amor nos libera de la esclavitud del pecado y nos hace amigos suyos. El hecho de haber entregado su vida por nosotros muestra claramente que él es amigo nuestro. Este amor tiene que impulsarnos hacia la entrega total para dar muchos frutos.

 

Corazón de Jesús, fuente del amor , Señor ten piedad. Corazón de Jesús, digno de toda alabanza

 Corazón de Jesús, templo santo de Dios, Cristo ten Corazón de Jesús tabernáculo del Altisimo, Cristo,ten

 Corazón de Jesús, casa de Dios y puerta del cielo, Corazón de Jesús, asilo de justicia y de amor, Señor ...

 

LECTURA: Fil 1, 8‑11       EVANGELIO: Jn 15, 9‑14


 

15. MENSAJE DEL AMOR DE DIOS

 

Los textos biblicos de este Primer Viernes nos revelan

 el amor de Dios hacia nosotros los hombresO Por amor a nosotros Jesús pide al Padre par, que seamos uno y pa‑ticipemos ~n él en la gloria e1erna.

 EL profeta O‑‑eas presenta a Dios en el rol de los padres de familic ~ue qlieren mucho a sus criaturas. El amor hacia nosotros mueve profundamente a Dios, es el amor a su Hijo que este nos transmite a nosotros.

Corazón de Jesús en quien habita el amor de Dios ...

Corazón de J. en quien el Padre halló sus complacencias

C. de J. de cuya plenitud todos hemos recibido, Cristo..

Corazón de Jesús que nos une en el amor ...

Corazón de Jesús uno con el Padre ...

Corazón de Jesús lleno de bondad y de amor, Señor ten...

 

LECTURA: Oseas 11, lb.3‑4      EVANGELIO:Jn 17,6.20‑26

 

Peticiones

 Acudamos con Jesús para suplicar al Padre:

 ‑ Los cristianos creen en Cristo por la palabra de los apóstoles. Padre celestial conserva esta fe. Roguemos al Senor.

 ‑ Los cristianos deberian ser uno, como tu Padre eres uno con Jesús. Haz que se den cuenta que la separación entre las diferentes iglesias no está conforme con tu voluntad....

 ‑ El mundo tiene que creer que Jesús fue enviado por tí. Padre celestial, ayuda a los cristianos para que logren la unión...

 ‑ El amor con que tú amas a tu Hijo deberia estar tam­bier en nosotros. Padre celestial derrama el Espiritu del amor sobre nosotros.

 

Porque tú nos amas más que nuestros padres, esposos y amigos. Te alabamos por tu Hijo quien nos trajo tu amor, ahora y por los siglos de los siglos. Amén.


 

16. CONTEMPLARAN AL QUE TRASPASARON

El evangelio de hoy termina con la frase:"contemplarán al que traspasaron." Recordamos a los hombres que están al pie de la cruz mirando a Jesús. También la lectura habla de una gran multitud de ángeles y santos que contemplan a Cristo como el cordero sacrificado. Le están aplaudiendo por su corazón abierto, por la salva­ción de los hombres que es el resultado de su sacrificio También nosotros fijamos nuestra mirada al que traspa­saron y deseamos ser conmovidos por su amor y fidelidad que recibimos en la santa comunión.

Corazón de Jesús traspasado por la lanza ...

 Corazón de Jesús fuente de vida y santidad. Señor ten... Corazón de Jesús, corder victimado por los pecadores

 Corazón de Jesús, fuente de toda consolación, Cristo ten Corazón de Jesús, nuestra resurrección y nuestra vida

Corazón de Jesús digno de toda alabanza, Cristo ten

 

LECTURA: Apc 5,6‑12       EVANGELIO: Jn 19, 31‑37

 

Peticiones

 Al pie de la cruz están diferentes personas que miran el costado abierto de Jesús:

 ‑ Maria y Juan ven a Jesús.‑ Pedimos por todos los que aman a Jesús, para que tengan fuerza a seguirle fielmente, roguemos al Señor.

 ‑ El capitán romano es testigo presencial como es abier­to el costado de Jesús.‑ Pedimos por todos los indi­ferentes para que recuperen su fe.

 ‑ Los fariseos y los escribas observaban al crucificado. Pedimos por todos los que tienen cerrado su corazón para que reconozcan en Jesús a su Salvador....

 ‑ Nosotros todos vemos el costado abierto en el cuerpo del crucificado.‑ Pidamos por nosotros mismos para que crezcamos en la fe, la esperanza y el amor.

 Porque tú eres el cordero de Dios, que nos salva a todos y que es digno de recibir poder y honor, gloria y alabanza, por los siglos de los siglos. Amén.


 

17. Primero Viernes después del Miércoles de Ceniza

Al comienzo del tiempo cuaresmal se nos dice que el ayuno sin amor no tiene sentido. El profeta nos aclara que las obras de caridad son el ayuno que agrada a Dios. El evangelio habla de Jesús como el novio y de no­sotros como los invitados al matrimonio. Por un lago estamos alegres porque participamos en las bodas; pero el novio está lejos y no visible. ESta tristeza es motivo del ayuno. También el hecho que muchas personas están lejos de Cristo es para nosotros un motivo para ayunar, para ayunar por ellos. La fuerza necesaria la queremos recibir en la santa comunión.

 

LECTURA: IS 58, 1‑9a.     EVANGELIO: Mt 9, 14‑15

 

Peticiones

 Pidamos al Sagrado Corazón de Jesús para que este tiempo de cuaresma sea de gran provecho para todos nosotros:

 ‑ Para que la penitencia de los cristianos no se limite en las apariencias ...

 ‑ Para que lo, cristianos irdiferentee se dejen tocar por el amor del Señor crucificado ...

 ‑ Para que sean liberados los que son perseguidos in justamente ...

 ‑ Para que el amor de Cristo nos impulse a hacer el bien ...

 Porque tú nos llamas para asemejarnos más y más a tí. Te alabamos y te bendecimos. Amén.


 

18. Viernes de la primera semana de Cuaresma

Nosotros no merecemos ser llamados discípulos de Jesús.

si no perdonamos de corazón a nuestros semejantes. Así nos explica Jesús en el sermón de la montaña. No lo dice para amenazarnos sino como el que nos ama y que quiere que también nosotros amemos. Al reunirnos aqui en la Iglesia debemos estar reconciliados con los her­manos.

 

LECTURA: EZ 18, 21‑28   EVANGELIO: Mt 5, 20‑26

 

Peticiones

 Pidamos a Jesús quien nos trajo la reconciliación con el Padre:

 ‑ Por los cristianos para que sean fieles hasta el fin ...

 ‑ Por lo pecadores, para que se conviertan de corazón... ‑ Por las comunidades cristianas para que se reunan ~econciliadas a celebrar la eucaristia ...

 ‑ Por nosotros mismos para que tengamos la fuerza de dar nuestro aporte para la reconciliación de los hombres con Dios ...

 

Esto concédenos Señor, por la bondad de tu corazón

 que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.