Que nuestros hijos tomen una decisión
clara y valiente.

Estos estudiantes están firmando un
compromiso que intentarán llevar a la práctica
con la gracia de Dios:

"Convencido
que el amor verdadero sabe espera
y confiando en la gracia del Señor,
prometo a Dios,
a mi familia,
a los amigos del sexo opuesto
y a mi futuro/a cónyuge
guardar castidad
hasta el día del matrimonio".


Joven, ¿qué te parece? Tu futuro/a cónyuge
vale la pena para que de decidas a combatir
en favor de la pureza y de la castidad?
  Next

  Prev

  Todas