[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA ORACIÓN POR LA SANTIFICACIÓN DE LOS SACERDOTES? (Jn 17, 17-21)

 

Comentarios al Evangelio de San Juan Apósstollll


Christiam Alexi Calderón Querevalú
2º de Teología - 2009

 

"Santifícalos en la verdad: Tu Palabra es verdad. Como tú me has enviado al mundo, yo también los he enviado al mundo. Y por ellos me santifico a mí mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad. No ruego sólo por éstos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en mí, para que todos sean uno. Como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado" (Jn 17,17-21).


Recordar la prioridad de la oración con respecto a la acción, en cuanto de ella depende la eficacia del obrar. De la relación personal de cada uno con el Señor Jesús depende en gran medida la misión de la Iglesia. Por tanto, la misión debe alimentarse con la oración" Ha llegado el momento de reafirmar la importancia de la oración ante el activismo y el secularismo" (Benedicto XVI, Deus caritas, 37)

 No nos cansemos de acudir a su Misericordia, de dejarle mirar y curar las llagas dolorosas de nuestro pecado para asombramos ante el milagro renovado de nuestra humanidad redimida.

Los sacerdotes son los expertos de la misericordia de Dios en nosotros y, sólo así, sus instrumentos al abrazar, de modo siempre nuevo, la humanidad herida.

Los sacerdotes son, por último, presbíteros por el sacramento del Orden, el acto más elevado de la Misericordia de Dios y a la vez de su predilección.

El sacerdocio es la vocación, el camino, el modo a través del cual Cristo nos salva, con el que nos ha llamado ahora, a vivir con él. La única medida adecuada, ante nuestra santa vocación, es la radicalidad y de plena configuración Cristo.

V. La identidad sacerdotal, tiene una raíz ciertamente divina. En este, con la lógica opuesta a la del mundo, precisamente las condiciones peculiares del ministerio nos deben impulsar a "elevar el tono" de nuestra vida espiritual, testimoniado con mayor convicción y eficacia nuestra pertenencia exclusiva al Señor.

El lugar de la totalidad por excelencia es la Eucaristía pues "en la Eucaristía Jesús no da "algo", sino a sí mismo; ofrece su cuerpo y derrama su sangre. Entrega a sí toda su vida, manifestando la fuente originaria de este amor divino"
Nuestra identidad sacerdotal está edificada y se renueva día a día en la "conversación" con nuestro Señor. La relación con él siempre alimentada con la oración continua, tiene como consecuencia inmediata la necesidad de hacer partícipes de ella a quienes nos rodean. En efecto la santidad que pedimos a diario no se puede concebir según una estéril y abstracta acepción individualista, sino que, necesariamente, es la santidad de Cristo, la cual es contagiosa para todos: "Estar en comunión con Jesucristo nos hace participar en su ser "para todos", hace que este sea nuestro modo de ser" (Benedicto XVI, Spe salvi, 28)
Este "ser para todos" de Cristo se realiza en los que son revestidos por la naturaleza misma del sacerdocio.

El pueblo que les ha sido encomendado para que los eduquen, santifiquen y gobiernen, es el rostro de Cristo que contemplamos diariamente, como para el esposo es el rostro de su amada, como para Cristo es la Iglesia, su esposa. El pueblo que se les ha sido encomendado es el camino imprescindible para nuestra santidad, es decir, el camino en el que Cristo manifiesta la gloria del Padre a través de los sacerdotes. El fundamento imprescindible de toda la vida sacerdotal sigue siendo la santa Madre de Dios. La relación con ella, alimentándose con un continuo abandono de toda su vida, de todo su ministerio, en los lazos de la siempre Virgen. También a los sacerdotes María santísima los lleva de nuevo de nuevo, como hizo san Juan bajo la cruz de su Hijo y Señor nuestro, a contemplar con ella el Amor infinito de Dios.

El Papa san Pío X afirmó "Toda vocación sacerdotal viene del corazón de Dios, pero para el corazón de una madre". Eso es verdad con respecto a la evidente maternidad biológica, pero también con respecto al "alumbramiento" de toda fidelidad a la vocación de Cristo. No podemos prescindir de una maternidad espiritual para nuestra vida sacerdotal: encomendémonos con confianza a la oración de toda la santa madre Iglesia, a la maternidad del pueblo, del que somos pastores, pero al que está encomendada también nuestra custodia y santidad; pidamos este apoyo fundamental.

Se plantea, la urgencia de "un movimiento de oración", que ponga en el centro la adoración eucarística continuada, durante las veinticuatro horas, de modo tal que, de cada rincón de la tierra, se eleve a Dios incesantemente una oración de adoración, agradecimiento, alabanza, petición y reparación, con el objetivo principal de suscitar un número suficiente de santas vocaciones al estado sacerdotal y, al mismo tiempo, acompañar espiritualmente-al nivel de cuerpo místico-con una especie de maternidad espiritual, a quienes ya han sido llamados al sacerdocio ministerial y están antológicamente conformados con el único sumo y eterno sacerdote, para que le sirvan cada vez mejor a él y a los hermanos, como los que, a la vez, están "en" la Iglesia pero también, "ante" la Iglesia.

Esta maternidad, en la que se encama el rostro amoroso de María, es preciso pedirla en la oración, pues sólo Dios puede suscitarla y sostenerla. No faltan ejemplos admirables en este sentido. Basta pensar en las lágrimas de santa Mónica por su hijo Agustín, por el cual lloró "más de lo que lloran las madres por la muerte física de sus hijos". Otro ejemplo fascinante es el de Eliza Vaughan, la cual dio a luz y encomendó al Señor trece hijos; seis de sus ocho hijos varones se hicieron sacerdotes; y cuatro de sus cinco hijas fueron religiosas.

Santa Teresa del Niño Jesús, consiente de la necesidad de la oración por todos los sacerdotes, sobre todo por los tibios, escribe en una carta dirigida a su hermana Celina: "Vivamos por las almas, seamos apóstoles, salvemos sobre todo a las almas de los sacerdotes (...). Oremos, suframos por ellos, y, en el último día, Jesús nos lo agradecerá".

 Encomendémonos a la intercesión de la Virgen Santísima, Reina de los Apóstoles, Madre dulcísima. Contemplemos, con ella, a Cristo en la continua tensión a ser total y radicalmente suyos. Esta es nuestra identidad.

Recordemos las palabras del Santo cura de Ars, patrono de los párrocos "Si yo tuviera ya un pie en el cielo y me vinieran a decir que volviera a la tierra para trabajar por la conversión de los pecadores, volvería de buen grado. Y si para ello fuera necesario que permaneciera en la tierra hasta el fin del mundo, levantándome siempre a medianoche, y sufriera como sufro, lo haría de todo corazón."

VII.  Cristo no nos salva de nuestra humanidad, sino a través de ella; no nos salva del mundo, sino que ha venido al mundo para que el mundo se salve por medio de él. (Jn 3,17).

Los sacerdotes son por último, presbíteros por el sacramento del orden, el acto más elevado de la Misericordia de Dios y a la vez de su predilección.

 

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]