[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Consulta: Aborto espontáneo

Páginas relacionadas 

 

 

Aborto espontáneo sin querer





Consulta:
Sres. Misioneros del Sagrado Corazón.
De mis consideraciones:
Les escribo con la finalidad de saber cual es la posición de la Iglesia en cuanto se refiere a un aborto no deseado, es decir aborta a una criatura que se deseo y se lo espero pero por situaciones extremas se llego a un aborto por mucho que se trato de evitar no se lo pudo.

Si bien es sabido que sea cual sea la clasificación del aborto este es un problema que trae secuelas psicológicas y que en muchos de los casos se tarda un buen tiempo en superar este tipo de problemas.
De manera particular puedo decir que este problema tiene dos puntos de vista que son:
1. De manera religiosa que es la que deseo que ustedes me indican cual es el punto de vista de la iglesia.
2. De manera humana cual es el punto de ustedes desde una perspectiva netamente humana (o sea como ser humano).
Agradezco de ante mano por toda la atención prestada. P.D. Si Tienen la dirección de una pagina electrónica en la cual se pueda hacer preguntas a la iglesia católica por favor no duden en enviármela.



Respuesta
Querido hermano en Cristo,

La alegría del Resucitado esté en su corazón.
Gracias por la confianza de su consulta.

En primer lugar somos conscientes que el aborto espontáneo de un hijo esperado deja una herida profunda. Tantos sueños que de repente desembocan en un aparente vacío. Estamos orando por los padres para que el Señor los consuele con la fe en la resurrección.

El perder un hijo sin nacer deja la interrogante cómo habría sido, que aspecto habría tenido, cuáles habrían sido sus carácterísticas.

Ahora bien, la Iglesia enseña que al momento de la concepción se concibe una persona con alma y cuerpo, por desarrollarse todavía ciertamente, pero es una persona. ¿Qué pasa con ella cuando se produce un aborto espontáneo? Pues, se va directamente al cielo. Hace algunos años, el Cardenal Ratzinger, el prefecto encargado de parte del Papa para velar sobre la fe católica, declaró como teólogo que Cristo ha muerto por todos, es decir, que su muerte y resurrección los redime a todos. Y los niños que mueren sin haber nacido no han tenido pecado alguno. Ellos ciertamente se salvan. La antigua teoría del limbo, de un lugar de felicidad natural lugar distinto del cielo, ha sido sólo una hipótesis teológica.

Se suele objetar que Jesús dice en el evangelio de San Juan a Nicodemo: “El que no nace del agua y del espíritu no puede entrar en el reino de Dios”. Los expertos en interpretar las Escrituras han descubierto con una seguridad cada vez mayor que la expresión “reino de Dios” se refiere a la Iglesia. Y entonces el sentido es inmediatamente patente porque nadie se hace miembro de la Iglesia si no es por el bautismo (por lo menos en intención).

Le podemos asegurar, por tanto, que el hijo cuya vida física ha sido truncada en el seno de la madre, vive en la presencia de Dios. Y sus padres pueden estar seguros que tienen ante al Padre celestial alguien que intercede por ellos. Y no es para menos. Aunque no haya podido vivir la vida como solemos los hombres, este hijo ha recibido el don más grande que los padres le pueden dar. También nosotros que estamos viviendo la vida en este mundo, cuando el Señor permita que pasemos al Padre en los cielos, ciertamente les agradeceremos a nuestros padres su amor, su cuidado, la educación, etc. Pero muchísimo más les agradeceremos que nos hayan dado la existencia porque a causa de ello podremos vivir eternamente felices en la presencia de Dios.

El hijo que la voluntad de Dios ha llamado a su presencia, está gozando de la felicidad eterna. ¿Cómo no estará agradecido/a a sus padres por haberle posibilitado esta felicidad “que ni ojo vio, ni oído oyó y que Dios ha preparado a los que lo aman”.

Esto significa también que sus padres pueden comunicarse con este hijo como uno se comunica con su santo patrono o con su ángel de la guarda. Sí, pueden pedirle su intercesión ante Dios y su cuidado para ellos.

Cuando el dolor se haya aliviado por la fe y el pasar del tiempo, ¿por qué vayan a ver unas fotos del desarrollo del feto? De esta manera podrán alegrarse de haber partipado en la misma obra creadora de Dios, el dar la vida a un ser.

Se da cuenta, aquí no podemos separar lo humano de lo cristiano. Ni hace falta. Porque todo es una sola cosa. Este hijo vive en la felicidad esperando a sus padres. Creo que sólo pensar en esto concede un gran consuelo para los que tengan fe.

Ahora bien, como ocurre a veces cuando pensamos en nuestros queridos difuntos, nuestros abuelos por ejemplo, entonces con frecuencia sentimos un pesar, el remordimiento de no haberlos amado como se lo merecían, de no haber tenido siempre la paciencia necesaria con ellos.

Algo similar puede suceder cuando se trata de un aborto espontáneo. Los padres podrían pensar: Hubieramos podido hacer esto o aquello para que no haya sucedido el aborto espontáneo... Hubieramos podido evitar esto, aquello y lo de más allá y quizás no habría sucedido. Miren, siempre actuamos de buena fe, ¿verdad? Hacemos lo que normalmente nos toca hacer. Por eso, torturarse con lo que posiblemente hubiéramos podido hacer o evitar es frecuentemente fruto del dolor mismo. ¿Por qué pensamos así? Porque con lo que sabemos ahora tenemos más elementos de juicio. Pero culparse por algo que recién ahora sé, supone que yo pueda leer el futuro. Y esto no se ha concedido a nadie. Dejen de torturarse y acepten el hecho. Nada sucede sin que el Padre de los cielos lo permita para bien de sus hijos. Y hasta de nuestros errores y pecados sabe sacar bendición.

Conversen con su hijo que está en el cielo, pídanle que los cuide desde el cielo, que interceda por ustedes. Poco a poco el Señor los consolará a los padres porque dentro de unos cuantos años toda la familia se reunirá en la gloria de Dios. Eso lo esperamos y por ello rezamos todos.

¡Que Dios los bendiga!
Le desean y por ello rezan
Los MSC Misioneros del Sagrado Corazón.


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]