Carismáticos gritones

 

Consulta:

Estábamos con la comunidad en plena reunión cuando esuchamos un griterío. Temimos por los niños que jugaban por los patios. Al indagar vimos a  algunos miembros de un grupo de la Alianza Cristiana saliendo de su sala alzando las manos y gritando que salga el diablo de ellos.

Hace años tuve una experiencia similar en Brasil con un grupo de espiritistas que adoraban a Yemanyá y proferían gritos similares, invocaban espíritus malignos, supongo, pues adoptaban actitudes de minusválidos y se revolcaban en el suelo. De ser esto similar creo que se está profanando un lugar Santo. Me gustaría tener sus comenarios.

gracias.

 

Respuesta

Querido hermano

La alegría del Señor esté en tu corazón.

Tal parece que nunca has participado en una reunión de la Renovación  Carismática Católica, ¿verdad?

Cantan entusiasmados, a veces hay gente que grita, hablan en lenguas y expulsan  demonios.

Cuando se trata de jóvenes la cosa puede llegar a ser bastante extravagante.

Con todo, no es nada malo. Sólo son muy espontáneos.  La espontaneidad es fomentada en esas reuniones. Lo que desean es ser  disponibles a lo que el Espíritu Santo quiera hacer con ellos. Lee la 1 Cor 12 y verás que  San Pablo habla de esos carismas en la comunidad.

Ahora bien, los hermanos evangélicos pueden ser muy, pero muy extravagantes.

Ustedes han visto una expresión. Ellos creen que cuanto más griten, tanto más el Señor los va a escuchar y tanto más expedita será la expulsión del  demonio, por ejemplo.

Ellos muchas veces por los cantos y los movimientos del cuerpo hasta entran en  un tipo de frenesí.

Supongo algo de ello habrán observado.

Asusta a la gente “normal”, que sólo conoce la celebración solemne de nuestras eucaristías.

Te reitero, en el ámbito evangelico de corte pentecostal es un fenómeno  corriente. Si no hacen bulla, piensan que no están entregándolo todo al Espíritu Santo. Te aseguro, lo que quieren es agradar a Dios. No hay nada malo allí.

¿Qué hacer?

Pues, hay que pedir a la casa de retiro que los ponga en un lugar donde  no van a entrar en contacto con los demás grupos. ¡Nada más!  Exigir que ya no sean admitidos a la casa de retiro sería a los ojos de ellos  un tipo de persecución.  No hacen nada malo. Sólo sirven a Dios.

Además, San Pablo afirma que habla más en lenguas que todos la gente de Corinto juntos. Supongo que no lo habrá hecho silenciosamente. Ahora bien, no sé si ha  hecho el ruido de los “aliancistas”.

Así que tranquilízate.  A veces pienso que nuestras comunidades necesitarían un  poco - no tanto - un poco de su entusiasmo.

Que tengas la paz en su corazón

Reza por nosotros

mscperu

                                                                                                                  


Volver al Inicio del Documento