[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Domingo de Resurreción A - Catequesis preparatoria para niños: preparemos la Acogida de la Palabra de Dios durante la celebración de la Misa dominical

 

Catequesis preparatorias

 

Recursos adicionales para la prepración

 

Las Lecturas del Domingo de Resurección (Misa del día)

Primera lectura: Hech 10, 34 a. 37-43

Segunda Lectura: Col 3, 1-4

Evangelio: Jn 20, 1-9
(en lugar de este evangelio se puede tomar el de la Vigilia Pascual  del año correspondiente (A-B-C). En las misas vespertinas, puede también proclamarse el siguiente Evangelio: Lc 24, 13-35)

 

 

Las Catequesis
Alternativas I  II  III  IV   V

                              

Alternativa I

Después de haber leído la primera lectura, se conversa con los niños acerca de cómo se habrán sentido los discípulos, que habrán dicho y luego se hace una pequeña representación. Luego se lee el Evangelio y se hace la representación después de un repaso. Seguidamente pensamos entre todos de cómo felicitar a Jesús por su resurrección (aplausos, baile, regalos, etc.). Escogemos las cosas que podemos realizar en el acto. Si queda tiempo salimos a la calle y contamos a todo el mundo lo que hemos encontrado: “Jesús ha resucitado”. Debería ser una reunión llena de gozo y bullicio.

 

Alternativa II

Se les enseña a los niños una oruga (foto, pintura) y se les pregunta acerca de cómo viven y que hacen. Luego se les enseña la imagen de una crisálida y luego una mariposa. Otra posibilidad sería enseñar un huevo y luego un pollito.

Estas imágenes nos enseñan algo importante. La oruga muere y de ella sale una ¿?… (Mariposa). Son muy lindas cuando vuelan por nuestro jardín. La oruga no sabe nada de su transformación futura. No sabe que tendrá alas para volar. Esto nos enseña algo:

Ahora estamos en nuestro cuerpo. ¿A quién no le gustaría recibir alas para poder volar? Nosotros, sin embargo, vamos a recibir algo mucho más importante. Después de la muerte vamos a ser transformados para vivir una vida nueva, maravillosa, transformada. La diferencia será tan grande como la diferencia entre la oruga y la mariposa, y mucho más aún. Después de la muerte va a comenzar una nueva vida junto a ¿?… (Dios). Esa vida será tan maravillosa que no se puede describir.

¿Por qué?

Todavía no sabemos cómo va a ser. Igual que la oruga no tenemos ni idea. Dejaremos de ser lo que somos y seremos muy distintos. Esto lo creemos aunque no lo hayamos visto. La razón de la transformación la celebramos hoy. Hay una persona que ha vivido en este mundo y ha muerto y luego se ha transformado ¿quién es?… (Jesús). ¿Cómo llamamos eso de la transformación?… (Resurrección). Hoy celebramos la resurrección de Jesús. El viernes Jesús murió en la ¿?… (Cruz). Y hoy en la madrugada Jesús ¿qué ha hecho?… (Resucitado, ha salido del sepulcro). Jesús está vivo ya no muere más.

Nosotros

¿Por quienes Jesús ha muerto en la cruz?… (Por todos los hombres y también por nosotros). Lo hizo para liberarnos del pecado y de la muerte eterna. Y cuando morimos al final de nuestra vida, ¿qué es lo que quiere Jesús? ¿Qué sigamos muertos?… (No, quiere que resucitemos). Vamos a vivir pero de una manera nueva más maravillosa. Una cosa más: ¿uno va a resucitar para la vida eterna con Dios cuando no quiere saber nada de Jesús?… (No). ¿Qué tiene que hacer?… (Hacer las cosas como nos ha enseñado Jesús). Nosotros todos queremos vivir como nos ha enseñado Jesús. Levanten la mano los que quieren eso. Por eso, hoy, estamos todos muy alegres y contentos porque Jesús ha resucitado y vive. ¿Y nosotros?… (Vamos a resucitar y a vivir eternamente).

 

 

Alternativa III

"Statio"

Se realiza una “statio” fuera del templo, es decir, nos reunimos en un lugar cerca del templo en la calle. (En la Roma cristiana el pueblo se reunía para las fiestas grandes en un lugar determinado para luego caminar en procesión hacia el templo donde se iba a celebrar la Santa Misa. Esto se llamaba “statio”. Los niños han traído flores).

“Statio” con objeciones

Voy a explicarles lo que vamos hacer: Hoy celebramos la fiesta más grande de todo el año. Hoy celebramos un acontecimiento que alegra a la Iglesia y a todos los creyentes del mundo entero. Hoy celebramos la Resurrección de Cristo. Todos juntos gritemos nuestra fe: “Jesús ha resucitado”.

Se acerca una persona desconocida para los niños y dice: “Escúchenme mejor a mí. Les voy a decir una cosa que nadie puede refutar. Cuando uno está muerto, entonces está muerto. ¿Quien ha visto jamás a una persona que ha muerto que camine por la calle. Nadie. Así que será mejor que dejen las flores y vayan a su casa”.

Catequista: “Señor (a), nosotros sabemos algo que usted no sabe. Jesús ha muerto en la Cruz por nosotros el Viernes Santo. Estamos muy agradecidos y contentos porque Jesús nos ha salvado. El viernes por la tarde lo han puesto en el sepulcro. Pero el día de Pascua muy de madrugada, unas mujeres han ido al sepulcro y no lo encontraban ahí. El sepulcro estaba vacío. Por eso estamos contentos y gritamos: Jesús ha resucitado. Jesús vive. Vamos a ver, niños, ¿qué es lo que creen ustedes? ¿Qué Jesús está muerto o que Jesús está vivo?… (Jesús está vivo). Por eso gritamos juntos: ¡Jesús ha resucitado! Estaremos cantando y depositaremos las flores al pie del altar (imagen del resucitado, Cruz, etc.) porque queremos hacerle fiesta a Jesús que estaba muerto y vive, estaba sepultado y ahora reina sentado a la diestra de Dios.

Persona desconocida: “Digan, ¿es cierto lo que dices? ¿En verdad ya no está en el sepulcro?. Porque si es verdad entonces nosotros también resucitaremos algún día. Dígame, ¿es verdad? ¿Qué me contestan niños? ¿Es verdad que Jesús ha resucitado? Los niños: “¡Jesús ha resucitado!”.

Persona desconocida: “Entonces yo también estoy contento y estoy feliz porque sabré que también yo voy a resucitar y con ustedes voy a entrar a  la Iglesia para hacerle fiesta Jesús. (Cantando y gritando frecuentemente que Jesús ha resucitado todos van hacia la Iglesia).


Alternativa IV: La resurrección de Cristo
Objeto: Un baúl grande
Escritura: "Después del sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. Sucedió que hubo un terremoto violento, porque un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose al sepulcro, quitó la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como el de un relámpago, y su ropa era blanca como la nieve. Los guardias tuvieron tanto miedo de él que se pusieron a temblar y quedaron como muertos. El ángel dijo a las mujeres:—No tengan miedo; sé que ustedes buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron" (Mateo 28:1-6-NVI).
Como pueden ver, tengo un baúl grande conmigo. ¿A cuántos de ustedes les gustaría ver lo que hay dentro? Bien, acérquense y lo abriré y para que puedan ver lo que hay dentro. ¡Ah, mira esto! ¡El baúl está vacío!

Cuando era niño, a veces teníamos asambleas o programas especiales en la escuela. Una de las presentaciones que más me gustaba era cuando venía un mago y hacía su espectáculo. Como sabes, un mago siempre tiene un o una asistente que le ayuda en sus trucos. Uno de mis trucos favoritos es cuando el mago pone a su asistente en un baúl como este, lo cierra y lo ata con cuerdas o sogas. Mientras esperábamos con gran anticipación, él tocaba con su vara el baúl, soltaba las cuerdas y abría el baúl. Para sorpresa nuestra, cuando él abría el baúl, el mismo estaba vacío.

En el domingo que siguió la crucifixión de Jesús, dos mujeres llamadas María fueron a visitar la tumba en la cual se encontraba Jesús. Cuando llegaron, hubo un terremoto y un ángel vino y quitó la piedra que estaba cubriendo la entrada de la tumba de Jesús. El ángel estaba sentado sobre la piedra y le dijo a las dos mujeres: “No tengan miedo; sé que ustedes buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron.” ¿Sabes?, la roca no fue removida para que Jesús saliera de la tumba; fue removida para que sus seguidores pudieran entrar y ver que la tumba estaba vacía.

Siempre supe que el desaparecer a un/a asistente de un baúl cerrado era sólo un truco, pero la tumba vacía de Jesús no fue un truco. ¡Jesús había resucitado tal como lo había dicho! Hoy celebramos el hecho de que la piedra fue removida, no para que Jesús saliera sino para que podamos ver que ha resucitado y porque debido a su victoria sobre la muerte, podemos gozar vida eterna con él.

Padre celestial, estamos agradecidos de que la piedra haya sido removida y porque la tumba está vacía, podemos participar de la vida eterna contigo. En el nombre de Jesús oramos. Amén. (sermon4kids)


Alternativa V: El caso de la tumba vacía

Tema: La resurrección de Jesús. Pascua
Objeto: Una novela de misterio que puede conseguir en la biblioteca
Escritura: “María Magdalena fue a darles la noticia a los discípulos. ‘¡He visto al Señor!’, exclamaba, y les contaba lo que él le había dicho” (Juan 20:18 – NVI).
¿Les gustan las historias de misterio? Cuando era un chico me encantaba leer libros de misterio. Mis favoritos eran los Hardy Boys y Nancy Drew. Especialmente me gustaban “El Caso De La Momia” y “El secreto del viejo reloj”. Los chicos de hoy puede ser que prefieran algunos de los libros de misterio de Mary-Kate y Ashley Olsen tales como “Buscando siempre: Las aventuras de un Optimista incurable” y “Vigilantes”.

Hoy van a escuchar la historia de misterio más excitante que jamás se haya contado. La llamo “El caso de la tumba vacía”.

La historia comienza muy temprano en la mañana del primer día de la semana. Jesús había sido crucificado y enterrado. María Magdalena, una de las seguidoras de Jesús, fue a la tumba donde Jesús había sido enterrado. Cuando llegó, vio la piedra, que había estado en la entrada, removida. Corrió y al encontrarse con Pedro y Juan les dijo: “Se han llevado el cuerpo del Señor de la tumba y no sé dónde lo han puesto”.

Pedro y Juan corrieron hacia la tumba. Juan llegó primero. Miró hacia dentro de la tumba y vio las vendas con las cuales habían cubierto a Jesús. Cuando Pedro llegó, entró a la tumba. También vio las vendas. Mientras miraba a su alrededor vio también el sudario, con el cual habían cubierto la cabeza de Jesús, doblado y puesto a un lado, separado de las vendas. Después de Pedro estar cotejando todo por unos minutos, Juan entró a la tumba. Cuando se aseguraron de que la tumba estaba vacía, salieron y se fueron a su casa.

María se había quedado afuera de la tumba llarando. Mientras lo hacía, miró dentro de la tumba y vio a dos ángeles sentados allí. Uno de ellos estaba sentado a la cabeza y otro a los pies donde el cuerpo de Jesús había estado. “¿Por qué lloras?”, le preguntaron los ángeles.

“Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto”, respondió.

María dio la vuelta y estaba lista para irse cuando vio alguien parado allí. Era Jesús, pero ella no lo reconoció. “Mujer, ¿por qué lloras?”, Jesús le preguntó.

María, pensando que era el que cuidaba el huerto donde estaba la tumba, le dijo: “Señor, si sabes dónde se han llevado a mi Señor, dímelo para que pueda ir a él”.

“¡María!”, dijo Jesús.

Cuando Jesús dijo su nombre, María se percató de quién era. Se viró hacia él y gritó: “¡Maestro!”

“No me toques, porque todavía no he ido al Padre. Ve y dile a mis hermanos: ‘Vuelvo a mi Padre, que es Padre de ustedes; a mi Dios, que es Dios de ustedes’".

María encontró a los discípulos y les dijo: ”He visto al Señor”. Entonces les dio el mensaje que Jesús les había enviado.

Y así se soluciona “El misterio de la tumba vacia”. ¡La tumba estaba vacía porque Jesús no está muerto, él vive! ¡Ha resucitado tal como dijo que haría!

Padre celestial, la tumba vacía no es un misterio para nosotros ¡Él ha resucitado! Nos regocijamos en su nombre. Amén. (sermon4kids)


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]