[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_] [_Los MSC_] [_Testigos MSC_]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

Los Santos ante los fracasos

Páginas relacionadas 

 

Los Santos ante el fracaso



Los santos se han valido de sus fracasos, a veces verdaderamente estrepitosos, e incluso públicos y hasta vergonzosos, para seguir adelante.

Los santos se rieron de sí mismos y del mundo porque primero aprendieron por experiencia el fracaso personal del pecado y de un montón de otras cosas.

En la vida de los santos los fracasos han sido ocasión para un nuevo comienzo, más aún, han sido la ocasión para ser mejores y dar más frutos de vida eterna.

Por eso rezaba Monseñor Giuseppe Canovai, muerto en Buenos Aires en olor de santidad: “¡Al fracaso exterior, envíame, Señor!” Que no es sino una de las traducciones de la enseñanza de San Ignacio que el Padre Buela y nuestros sacerdotes nos enseñaron a pedir siempre, con sinceridad, confianza y alegría: concédenos Señor, sufrir por Ti, oprobios y menosprecios. Si los podemos pasar sin que yo ni nadie peque.

San Raimundo de Peñafort experimentó un enorme fracaso por haber dado un mal consejo… deja todo, se consagra… fue cofundador de la orden de la Merced… gracias a él tenemos la Suma contra Gentiles que él pidiera a Santo Tomás de escribir.

San Luis Gonzaga se enferma curando unos pobres enfermos… Pierde la vida en plena flor de su juventud. ¡Cuántos proyectos truncados!

San Alfonso María de Ligorio tras un notorio fracaso en una causa… se consagra…

Bendita bala que echó por tierra los mundanos ideales de Iñigo de Loyola. Luego de tal fracaso, santo.

Y… “bendito juego”, aquel que -por permisión divina- se constituyó en ocasión de la conversión de un Camilo de Lelis… luego de tal fracaso, santo.

Gabriel de la Dolorosa… perderá la salud… promete… vuelve… no se decide… al final entra en convento… y muere… muerte joven, ¡gran fracaso! Tenían puestas en él tantas esperanzas. Hoy, santo, uno de los patronos de la juventud.

Las primeras misiones jesuíticas del sur de Argentina y Chile… fracasan… quedan desoladas… un Mascardi, De la Laguna, Guillelmo… parecerían que trabajaron en vano. Mucho tiempo después llegan los salesianos a la Patagonia… con gran entusiasmo y sacrificio de decenas de religiosos y religiosas… dificultades y fracasos pastorales, entre la tropa, soldados y oficiales… pero también entre los mismos aborígenes… se les van muriendo todos. Cierran una importantísima misión en el sur… ¡todo está perdido! ¿Éxito o fracaso? Hoy toda la Patagonia es una tierra con la mayor parte de su población cristiana.

Daniel Comboni funda misiones en áfrica negra… gran parte de los misioneros y misioneras se le mueren en el camino… todo parece un rotundo fracaso… hoy en día la Iglesia africana es la que más crece en absoluto en todo el mundo.

Cosas análogas las podemos encontrar en la vida de PierGiorgio Frassati; del Padre Pío; de Charles de Foucauld; de San Luis María Grignion de Montfort; de San José de Calasanz; de los Mártires de Barbastro y de millones de confesores de la fe y mártires de todos los tiempos; Pedro… etc.

Y así podríamos seguir con una infinidad de ejemplos porque en definitiva desde aquel “día maldito” en que nuestros primeros padres desobedecieron a Dios... después de ese rotundo fracaso –el del pecado mortal-. El del primer pecado mortal de un ser humano… después de ese día, Dios permite que los fracasos morales sirvan de camino misterioso para volver a Él –si uno acepta la gracia y se convierte- y permite, e incluso quiere, otros fracasos naturales… para reparar la justicia perdida, para dar ocasión al hombre a que forje su voluntad y, sobre todo para que esté absolutamente convencido que todo depende de Dios y que no hay mal que por bien no venga.

San Maximiliano María Kolbe decía: “Ocupémonos, pero no nos preocupemos. Es necesario que las tribulaciones exteriores e interiores, los fracasos, la desgana, el cansancio, las burlas y otras cruces nos purifiquen y fortalezcan. Hay que tener paciencia también con uno mismo y hasta con el buen Dios, que nos prueba con amor”

P. Gabriel Eduardo Romanelli, IVE

Los Santos ante el fracaso

 




[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]