[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_] [_Los MSC_] [_Testigos MSC_]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

CONDUCE CON CORTESÍA
EN LA CARRETERA Y EN LA VIDA

Páginas relacionadas 
Puede dejar un mensaje en facebook

 

Exhortación Pastoral con ocasión de la
Jornada de Responsabilidad en el Tráfico

Verano de 2005

El tráfico rodado sigue siendo noticia reiterada en los informativos. Por desgracia, la mayoría de las veces, se trata de noticias tristes: accidentes mortales, atascos, retenciones....

Una buena noticia

Pero recientemente se ha hecho pública una noticia que ha de llenarnos de alegría. A pesar de que el año 2004 ha batido todos los records de venta de nuevos vehículos –espectacular la venta de motocicletas–, ha sido el menos dramático de los últimos 25 años: 513 muertos menos que el año anterior. Debemos alegrarnos, sí, por lo que este dato supone de positivo y esperanzador; pero sin caer en un peligroso triunfalismo, ya que aún estamos muy lejos de esa utópica meta de la “tolerancia cero”. Es aún alarmante la cifra de muertos en accidentes de carretera en 2004: más de 3.500, a los que hay que añadir 1.600 heridos graves, con las consiguientes tragedias familiares y los cuantiosos costos materiales. Un precio demasiado alto para que descuidemos nuestros esfuerzos conjuntos a fin de lograr un tráfico cada vez más fluido, grato y, sobre todo, seguro.

Una Iglesia servidora

La Iglesia, al servicio de la persona humana, debe y quiere colaborar con otras instituciones públicas y privadas también en este campo. Por eso, un año más se suma a la Jornada de Responsabilidad en la carretera (Campaña de verano), aportando reflexión, oración, cercanía. Es verdad que viene colaborando a lo largo del año por medio de la labor callada y eficaz de no pocas Delegaciones diocesanas. Pero, al llegar la Campaña de verano, redobla sus esfuerzos: la Eucaristía especial para los profesionales de la carretera (ofrecida este año por TVE-2 desde San Isidro (Alicante) el primer domingo de julio, la propaganda a través de los medios de comunicación social, la celebración festiva de San Cristóbal, las llamadas a la reflexión personal y las plegarias en nuestras comunidades cristianas son algunos de los más llamativos medios de cooperación.

La cortesía, lema especial para esta Campaña

Dentro de la finalidad general de la Campaña de verano, la Iglesia en España, a través de su Departamento de Pastoral de la Carretera, integrado en la Comisión Episcopal de Migraciones, invita cada año a reflexionar sobre algún aspecto significativo del complejo mundo de la circulación rodada. El lema propuesto para este año reza: “Conduce con cortesía en la carretera y en la vida”.

A primera vista puede parecer que esto de la cortesía es algo secundario frente a otros aspectos mucho más trascendentales, como, por ejemplo, el respeto a la vida humana. Nada más ajeno a nuestra voluntad que negar u olvidar esos aspectos, al tiempo que recordamos que a menudo esa falta de cortesía, de respeto y de dominio de sí puede influir en la comisión de actos graves que ocasionen serios accidentes con pérdida de vidas humanas. La cortesía en la conducción puede y debe ser un aspecto concreto del comportamiento diario, contribuyendo a que el tráfico bien ordenado siga generando múltiples beneficios a la convivencia humana, como son, 
entre otros, el enriquecimiento de las relaciones sociales entre personas, culturas, regiones y países, la creación de mayor bienestar y el desarrollo de la economía.

No han perdido actualidad estas reflexiones de Pío XII en el ya lejano 1956: “No olvidéis de respetar a los usuarios de la carretera, de observar la cortesía y la lealtad hacia los demás conductores y peatones, y de mostrarles vuestro carácter servicial. Poned vuestro orgullo en saber dominar una impaciencia, a menudo muy natural, en 
sacrificar quizás un poco de vuestro sentido del honor para hacer triunfar aquella gentileza, que es signo de verdadera caridad. No solamente podéis así evitar desagradables accidentes, sino que contribuiréis a hacer del automóvil un instrumento 
mucho más útil para vosotros mismos y para los demás, capaz de procuraros un placer de mejor clase.” (A los socios del Automóvil Club de Roma).

La cortesía, según la Real Academia de la Lengua, es demostración o acto en el que se manifiesta la atención, el respeto o el afecto que tiene una persona a otra. Tanto en el tráfico como en otros aspectos de la convivencia humana, la cortesía conlleva amabilidad en el trato, buenos modales, respeto a los demás, comprensión, ayuda, afabilidad..., eso que en castellano castizo diríamos “buena crianza”.

La verdadera cortesía se fundamenta en el aprecio y ejercicio de los valores humanos. En el tráfico se puede manifestar de muchas maneras: ceder el paso e indicar con señales que se puede o no adelantar; saber disculpar las indiscreciones o imprudencias de otros conductores; respetar de modo especial a niños, discapacitados o personas ancianas en las vías públicas; demostrar nuestra gratitud a cuantos nos sirven o ayudan en la carretera; ser muy comprensivos y amables con los profesionales del volante; dominar los nervios y usar de paciencia en los atascos o circulaciones lentas; mantener un ambiente distendido dentro del vehículo, cuando se viaja en compañía de familiares u otras personas; reprimir el espíritu aventurero y competitivo; controlar las prisas imprudentes...

El lema de este año nos invita, ante todo, a valorar a la persona, poniéndola por encima de cualquier tipo de intereses personales o comerciales. La cortesía, bien entendida y practicada en la carretera como en la vida, es expresión de un corazón noble y, para los creyentes, como nos ha dicho al Papa Pío XII, signo de gentileza y de caridad.

Reconocimiento y gratitud

En esta Jornada, tan cercana a la fiesta de uno de los más populares patronos de los automovilistas, San Cristóbal, vaya una vez más nuestro reconocimiento y gratitud a los profesionales de la carretera, a los servidores del tráfico, a las autoridades encargadas de ofrecer a los ciudadanos carreteras más seguras y de regular con normas sabias los crecientes problemas de la circulación, y, en general, a cuantos organismos o personas que de diversas maneras se dedican a educar y ayudar a las personas relacionadas con este complejo mundo. Nuestro aplauso y ánimo también a los delegados diocesanos y voluntarios que se desviven por impulsar el apostolado de la carretera. ¿Y cómo olvidar a aquellas parroquias, siempre dispuestas a prestar los auxilios espirituales y los sacramentos en casos de accidente? Que Dios os lo premie a todos.

Bilbao, 31 de mayo de 2005

 

 

Mons. D. Carmelo Echenagusía Uribe
Obispo promotor de la pastoral de la Carretera
Conferencia Episcopal Española
Verano 2005

 


[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]