[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

6 El Sagrado Corazón: El P. Julio Chevalier msc, ¿Quién es?  (Jean Tostain msc)

Páginas relacionadas 

 

EL SAGRADO CORAZÓN

 

Si, en los primeros años de su seminario mayor, se hubiese preguntado a los compañeros de Julio Chevalier lo que pensaban de su joven colega, quizá su apreciación no hubiese sido entusiasta. Julio había sido siempre un muchacho serio, un honrado estudiante. Se hacía cada día más modelo de trabajo y de estricta fidelidad al reglamento de la casa, modelo de piedad, atento a los demás, medidos en sus palabras. Pero… no se quiere mucho a los "modelos". No faltaría mucho para que digan que Julio es demasiado bueno. Lo han clasificado de una vez por todas como "rigorista". De hecho, en esa época, parece más bien austero, rígido. No se le reprocha nada, pero no es  divertido..  Es  que  un  cambio importante se está produciendo en él, y necesariamente se nota en su exterior.

Julio Chevalier está cautivado por un pensamiento: unidos a Dios por Cristo, somos el Cuerpo de Cristo. Pero entonces, hay que llegar a serlo. Y comienza una empresa grande de purificación, tratando de conseguir el dominio sobre sí mismo a costa de esfuerzos de cada instante. No, no es rigorista. No es el reglamento por el reglamento, no se trata de acumular méritos ni de ascetismo. Es otra cosa. Para él, nuestros esfuerzos deben dirigirse a hacernos semejantes a Cristo (ya lo somos), sino a destruir en nosotros todo lo que empaña esa imagen de Cristo que somos. No se trata de ir hacia Cristo, sino de apartar todo lo que nos puede alejar de El.

Al   mismo   tiempo,   Julio   es obsesionado por esa convicción de que el sacerdote, como Cristo, es el "religioso", el que une los hombres a Dios Padre. Y es para poder "decir" Dios a los hombres, para tener posibilidad  de  ser  escuchado,  que  el religioso" debe también tratar de ser imagen de Cristo la más fiel posible. Los esfuerzos  de  purificación  del  joven seminarista, con la preocupación de su misión, no son hechos con espíritu de penitencia, para redimir sus pecados o los del mundo, sino para llegar a ser  voz creíble, para hallar el tono exacto, y así hacer pasar su mensaje. Parecerse lo más posible a Cristo, para darle a conocer mejor y atraer hacia Él a todos los hombres.

Sin duda, sabe de manera confusa que la obra no será fácil. Por un lado, para parecerse a Cristo, tiene que deshacerse de todo lo que no es de Cristo; por otro lado, su seriedad, su "rigorismo" puede alejar a los que él quiere convencer. Si sus compañeros aprecian  de   manera  moderada  ese condiscípulo "modelo", las ovejas errantes no se apresurarán para seguir a ese pastor austero. Pero, ¿qué medios tomar entonces para vencer esa indiferencia que Julio considera como "el"mal de su tiempo? ¿Cómo hacer a Dios presente a los hombres, "unir los hombres a Dios"?

Entonces nace en la cabeza y el corazón  de  Julio  la  idea  de  una congregación. No era una idea original para la época: ya hemos visto cómo surgían las congregaciones en todas partes. Un grupo (en ese tiempo se hablaba de "ejército", "legión", "cohorte") es una fuerza y un apoyo. Pero mientras la mayoría de las asociaciones religiosas fundadas en esa época permanece a nivel muy local, con un fin preciso, Julio piensa en seguida en algo mundial, universal. No se trata de crear baluartes, fortines de fervor en el inmenso océano de la indiferencia. Hay que ir a todas partes, hacia todos.

Julio está solamente en su segundo año de seminario mayor. Le queda mucho camino por recorrer. El Superior a quien da a conocer su proyecto, calma su entusiasmo. Ese  sacerdote, Sr. Ruel  (un  hombre excelente además, de buen juicio y gran fe), tiene conciencia también de que el obispo le ha encargado una función bien precisa: formar sacerdotes para su diócesis de Bourges, cuyas necesidades son grandes. No se trata de alentar proyectos utopistas para las misiones extranjeras. Sugiere al joven eclesiástico, por ejemplo, pensar primero en convertir una ciudad como Issoudun.

Hay algo de ironía en esa proposición del buen Sr. Ruel. De hecho, Issoudun, ciudad de 15,000 habitantes, tiene fama de ser  la  parroquia  más  anticlerical  y "paganizada" de la región; y los nuevos sacerdotes, todos lo saben, temen muchos ser enviados a ella. Julio Chevalier acepta de buena gana esa idea de un apostolado en Issoudun. Pero, en el fondo, lo que ha recordado es:  "primeroIssoudun".  De acuerdo con Issoudun, y no hablemos más de lo otro ya que no se puede. Pero su convicción es firme: Issoudun será un punto de partida, un trampolín para "decir" Dios a los hombres.

Sin embargo, todavía está en el seminario: en primer lugar los estudios. Con la autorización del Superior, Julio comienza un pequeño grupo, al interior del seminario, con algunos compañeros que le parecen más animosos. Toma el nombre de "Caballeros del Sagrado Corazón" (sus compañeros escogieron ese nombre, con agudeza, en alusión al "fundador", Julio Chevalier). Se reúnen durante los recreos, los paseos. Hablan de Dios, de la indiferencia de los hombres; rezan mucho juntos y... hablan de Issoudun. No porque tienen la seguridad de que será, para cada uno de ellos, el futuro campo de apostolado, sino más bien para concretizar ideas: Issoudun es el ejemplo típico de la ciudadela de indiferencia a la que deben atacarse.

Completamente  dedicado  a  sus estudios y a sus ardientes proyectos de conversión del mundo, Julio Chevalier se hace cada vez más serio, formal. Quiere ser lo más parecido posible a Cristo: es su vida, y eso exige mucha renuncia, dominio de sí mismo. La pequeña asociación de   los "Caballeros del Sagrado Corazón", en vez de abrirlo, no hace sino animarlo a más esfuerzos todavía para dominarse a si mismo.

Es entonces cuando, en el desarrollo normal del ciclo de los estudios, se llega al capítulo de la Encarnación. Julio se interesa especialmente y toma muchos apuntes. La Encarnación, es el Hijo de Dios que se hace hombre para que los hombres lleguen a ser hijos de Dios (es uno de los puntos que producen tanta admiración en Berulle). Profundización teológica, análisis de los comentarios de los "Padres de la Iglesia" y de los santos. Apasionante para Julio.

Y para concluir esa serie de cursos sobre la Encarnación, el profesor hace una exposición muy enfática sobre el Sagrado Corazón. Para Julio Chevalier, es una gran revelación.  Se va a encontrar con el profesor, habla largamente con él, y sale con una "Vida de Santa Margarita María" debajo del brazo. Lee el libro con avidez..

Está conmovido. Toma realmente conciencia de una cosa: Cristo no está solamente presente a los hombres, los ama. Un amor total, un amor de Dios. No es solamente el Verbo encarnado, es el amor encarnado. "Dios es amor", Cristo es Dios, por consiguiente es amor. Es el amor hecho hombre. Y nos pide que lo amemos, que le devolvamos" amor por amor". El Dios del Antiguo Testamento, delante de quien los más grandes profetas se cubrían la cara, se hace accesible por Jesucristo. Lo podemos amar en Jesucristo. El Señor lo había dicho por boca del profeta Ezequiel: "Serán mi pueblo y yo seré su Dios..." (Ez. 37,27). Con la venida de Jesús, podemos decir: 'ahora somos tu pueblo, y Tú eres nuestro Dios'. Para Julio es un impacto. Siente que acaba de descubrir lo que buscaba con tanta dificultad, con tanto trabajo, el camino para ser verdaderamente unido a Dios, el medio para "unir" todos los hombres a Dios: el amor.

Cuando decimos que Julio descubrió entonces el Sagrado Corazón, hay que entenderse bien. Conocía muy bien la "devoción" al Sagrado Corazón, que los sacerdotes del siglo 19 habían ampliamente difundido. Su mamá lo había consagrado desde  pequeño  al  Sagrado  Corazón (conservaba como un tesoro su "certificado de consagración"). Todas las capillas e iglesias de ese tiempo tenían una estatua del Sagrado  Corazón.  Había  oraciones  y novenas al Sagrado Corazón en todas las parroquias.  Cuando Julio  reunió a su alrededor algunos jóvenes compañeros, muy naturalmente  tomaron  el  nombre  de "Caballeros del Sagrado Corazón".

Ciertamente, conocía al Sagrado Corazón,  pero  como  una  "devoción". Preeminente entre las otras devociones, porque tenía por objeto el Corazón de Cristo mismo, pero sólo una devoción, es decir un medio para captar la piedad, como el Rosario, el pesebre de Navidad o una imagen venerada.  La tradición hubiera podido dejarnos otras devociones respecto a Cristo. Por ejemplo, las manos sagradas de Jesús. Esas manos que trabajaron durante treinta años, que han bendecido, curado, levantado muertos, multiplicado panes. Esas manos que fueron traspasadas en la Cruz, y que dan testimonio de su Resurrección ("Mira mis manos, Tomás.."). Sí, ¿,por qué no las manos de Jesús? Honramos también las cinco llagas de Cristo. Sin embargo, es sobre todo el corazón, más noble, que ha sido retenido, pero quedándose la mayoría de las veces en ese aspecto de devoción, acto de piadoso respeto hacia todo lo que toca la persona de Jesús.

Lo que Julio descubre ahora se dirige hacia lo esencial. El Corazón de Jesús es el símbolo, el signo del amor del Hijo de Dios, del amor infinito de Dios. Dios nos ama, y nos lo manifiesta en Jesucristo. Dios nos ama, y nos da su corazón. Y nos pide el nuestro en cambio. Es, en un lenguaje accesible a todos, - el del corazón - la revelación que hay que hacer a los hombres. Una revelación que puede conmover al mundo.

Si puedo permitirme una comparación sencilla, tomaré el ejemplo de un muchacho que trata de conquistar el corazón de una muchacha.  Le  podemos  dar  consejos, indicarle la mejor manera de llegar a su fin, los esfuerzos que debe hacer para merecer la atención de la persona en cuestión.. Todo eso no lo convencerá necesariamente, y hasta lo puede desanimar.  Pero si le podemos revelar que la persona deseada ya está locamente enamorada de él, todo cambia, y todo se le arregla fácilmente. No tendrá más que una preocupación: no hacer nada que desagrade a su amiga... El "religioso"  ya  no  tiene  que  vocear:"¡Penitencia!.. ¡Penitencia!.. Les recuerdo sus obligaciones y sus deberes..", sino solamente: "Dios los ama". Y hasta el más indiferente, el que no piensa en nada y no espera nada, cuando se entera que es amado de esta manera, deja por lo menos de ser indiferente.

Ahora  bien,  de  eso  se  trata precisamente: Dios ha tomado la iniciativa."Nos amó primero.., nos envió a su Hijo.." (l Jn. 4,19). Ese Hijo se hizo hombre, con el corazón de un hombre, para manifestar el amor de su Padre, hacerlo visible, palpable. Para que podamos, nosotros los humanos, compartir ese amor y ser con Dios como Cristo es con nosotros. Gracias a santa Margarita María, Julio Chevalier descubre de verdad y, sobre todo comprende, lo que el Evangelio proclama desde hace 2000 años: "Como el Padre me ha amado, decía Jesús, así los he amado yo.. Permanezcan en mi amor". Y, en su oración antes de dar la vida por nosotros, para hacer morir en su muerte todo lo que nos separa de Dios, decía: "Padre, como Tú estás en mí, y yo en Ti, que ellos también estén en nosotros.."

¡Ah!  Decir eso  a  los  hombres, encontrar las palabras para decirlo, y el mundo será salvo! El amor de Dios para con nosotros.. La espera impaciente de Dios de ser amado por nosotros.. "El Corazón de Jesús, escribirá más tarde el P. Chevalier, es el centro donde todo converge en el Antiguo y el Nuevo Testamento;el eje.., el sol de la Iglesia.., el foco de nuestro amor, el origen de nuestros sacramentos, la prueba de nuestra reconciliación, la salvación del mundo, el remedio a todos los males.." Es todo eso lo que revela y resume el Corazón de Jesús.

Algunos querrán reprocharle al P. Chevalier haberse fijado demasiado en el símbolo del corazón. Es verdad que lo reproducía en todas partes. Encontramos corazones en Issoudun, en la herrería de las barandillas de las escaleras, o formados por tejas de techo, o   dibujados por los matorrales del parque. Hubiera querido una basílica en forma de corazón; la puerta del sagrario estaba en forma de corazón, de oro.. Eso nos parece algo pueril o ridículo. Y lo es.. para nosotros. Nuestra época ya no es muy sensible a los símbolos. A lo mejor, nuestra bandera no nos indica más que la obtención de una medalla de oro en los juegos olímpicos.. Pero durante la guerra mundial, hombres dieron su vida por esa bandera, para salvar la bandera, por el honor de la bandera. De hecho, lo hacían por todo lo que significaba  para ellos la bandera: todos los valores sagrados para ellos, en los que creían, todo lo que componía su vida, y también todas las personas que amaban..

Para Julio Chevalier, el corazón es el signo, "el centro, el eje, el foco de nuestro amor.." Ese "signo" es también el punto de reunión, de convergencia de todas las ovejas errantes sin meta. "Del Corazón de Jesús traspasado en el Calvario, escribirá más tarde (1900), veo nacer un mundo nuevo. Esta  creación  magnifica  y  fecunda, inspirada por el amor y la misericordia, es la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, que la conservará en la tierra, hasta el fin de los tiempos." Se puede imaginar el hervor, la exaltación (y la exultación) que se apoderan del futuro sacerdote, ansioso de ser otro Cristo, y obsesionado por la indiferencia de su tiempo, cuando descubre en el Corazón de Jesús, en el amor de Dios, la respuesta sencilla y evidente a todas sus angustias.

Precisamente ha llegado la hora para él de salvar una etapa importante en el camino del sacerdocio, una etapa decisiva: Julio  Chevalier  va  a  ser  ordenado subdiácono. Entra en retiro por ocho días como es la costumbre. Y una profunda transformación se opera en él. Después de la ordenación, sus compañeros descubren en el nuevo  subdiácono un hombre que no conocían.   Sonriente,   alegre,   afable, agradable.  Sus  colegas,  agradablemente sorprendidos  por  el  cambio  radical sobrevenido en Julio tan serio, se preguntan si eso va a durar.

Pero, eso, sí, va a durar.. hasta el fin de su vida aunque llena de pruebas. Pues, la afortunada transformación de Julio no viene de una resolución tomada en un momento de gracia. Él no ha decidido cambiar su comportamiento, es él mismo  que ha cambiado. No tiene que hacer esfuerzos. Esa sonrisa, esa gentileza que parece nueva, viene del fondo de su corazón. Si lo pensamos  bien,  no  se  trata  de  una transformación, sino de una maduración, de un brote.. "Si el grano de trigo no cae en tierra y no muere, se queda solo. Pero si muere, da mucho fruto.." (Jn.  12,24)). Todos esos esfuerzos que ha hecho Julio para  morir  a  sí  mismo,  para  hacer desaparecer todo lo que podía empañar la imagen  de  Cristo,  encuentran  hoy  su resultado. "Hagan morir lo que les queda de vida 'terrenal', decía san Pablo (Col. 3,5). "Ustedes se despojaron del hombre viejo y de su manera de vivir para revestirse del hombre  nuevo,  que  se  va  siempre renovando.., conforme a la imagen de Dios, su Creador" (Col 3, 9-10). Julio Chevalier está transformado porque ahora puede decir con san Juan: "Hemosconocido el amor que Dios nos tiene, y hemos creído en él" (l Jn. 4,16).

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]