Una opinión

Cuerpo y Sangre 

Cada día, al caer la tarde, millones de españolitos se congregan en torno a la gran eucaristía de los telediarios.

Famosos sacerdotes y sacerdotisas –que pueden llegar a convertirse en arquetípicas princesas– comienzan la ceremonia con el introito de los titulares.

Con todo el vértigo posible comienza la liturgia de la palabra en la que sólo los más acreditados políticos en la jerarquía del partido tienen la palabra. En los períodos de adviento, cuaresmales o pascuales -que ya todos llaman períodos electorales, y que a Dios gracias no ocurren una vez al mes- esta liturgia de las promesas, los profetas y los mártires suele ocupar tanto espacio como poder tiene quien predica.

Frente a ellos surge desbocada la liturgia de la sangre para desmentir sus mentiras: atentados, secuestros, mujeres maltratadas, violaciones, ataques preventivos, tala de árboles, incendios, inundaciones, alumnos acribillados por sus compañeros, continentes devastados por el sida, pateras, helicópteros, mafias, hambre, deuda, muros, más ataques preventivos, y mientras, los adolescentes europeos en romería nocturna alrededor del alcohol.

La rememoración diaria de las mismas noticias de todos los días de todos los años se conforma al final con la consagración del cuerpo seguramente por miedo a buscar alimentos para el alma. Todos los asistentes comulgan con ruedas de molino, redondas, blancas y negras, se lo tragan y alcanzan la deportiva felicidad. Piernas millonarias de famosos del fútbol donadas al magnate constructor, mediático, petrolero, lechero o cochero de turno. Piernas millonarias por pasarelas y que todos llamamos modelos, para algunos a seguir. Y por si alguno ha corrido algún peligro de pararse a pensar algo, se aplica una última dosis de toque al corazón: como ratones coloraos que no encuentran la salida, nos enredamos en lo que sea con tal de no preguntarnos qué hay a la salida o por qué pasa lo que pasa. Preferimos jugar, cogemos barro, creamos idolillos, los adoramos y nos vamos a descansar que mañana hay que madrugar.

(cortesía  http://www.fere.es/FERE_Actualidad/revistafere/447/447escuelaencasa.htm)


Volver al Inicio del Documento

 


 

[_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]