El Internet y tus Niños.
La pornografía todo lo corrompe.

Click en cada foto para ver la foto grande

¿Qué verán sus ojos?
Depende de usted lo que este niño descubrirá.
Depende de usted qué imágenes se grabarán en su mente.
Depende de usted si aprende a contemplar las hermosuras que Dios ha preparado para sus hijos. ¡mmmm... Qué maravilla!
¡Ojalá que pueda repetir un millón de veces durante su vida este gesto de agrado y de satisfacción! Protegido y frágil
Es un ser frágil en cuerpo y alma, sentimientos y sensibilidad. Los padres multiplican su cuidados para que no le pase nada a este ser tan delicado. Tiene delante de sí toda una vida llena de cosas hermosas. ¡Ojalá! El Internet
Dios ha invitado al hombre a trabajar y llevar la creación a una harmonía cada vez más perfecta.Todos los días el hombre descubre nuevas dimensiones, nuevos misterios, nuevas oportunidades. El hombre ha descubierto el Internet como campo donde explayar sus dotes creativas. También allí  tiene la oportunidad de crear cosas hermosas que hagan al hombre más hombre, que le ayuden en afinar su sensibilidad, que lo estimulen en su crecimiento espíritual y emocional. Es un lugar donde millones pueden compartir los dones de Dios. Lea los documentos de la Iglesia sobre la Iglesia y el Internet y Ética e Internet.
¿Qué verán sus ojos? ¡mmmm... Qué maravilla! Protegido y frágil El Internet:
       
El Internet permito aprender
El Internet y la computadoras son herramientas maravillosas para que el padre pueda enseñar a su hijo a alimentarse de la sabiduría del mundo entero. El Internet permite disfrutar
Es un campo donde podemos disfrutar de personas, lugares y realidades que nunca hemos siquiera soñado. El Internet permite compartir
Es un instrumento donde juntos podemos descubrir las maravillas que Dios ha regalado a los hombres. ¿Qué pasa con el Internet?
Los niños tienen el derecho a estar protegidos de toda influencia maligna y dañina. Mira lo que pasa en el Internet. Malograrn las cosas y nos venden gato por liebre. ¡No hay derecho!
Aprender Disfrutar Compartir ¿Y qué sucede?
     

Todo lo cambian para mal

En el Internet  la pornografía nos cambia las fiestas
En lugar de ayudar a los niños se enriquezcan espiritualmente celebrando las fiestas el hombre utiliza los símbolos de fiesta para ganar más dinero y promover el vicio. En el Internet la pornografía nos cambian las cosas
No hay sencillez ni pudor ni modestia. Todo comienza a adquirir un doble sentido. ¿Qué ha pensado usted al ver esta foto? En el Internet la pornografía nos ambia el amor
Del amor hacen una cosa de cerdos. ¿La pornografía merece otra palabra? Al ver los coitos desvergonzados en en Internet ¿creen que los niños aprenderán a conocer el amor delicado, respetuoso y de donación mutua? En el Internet la pornografía ambia la información
El Internet es un medio maravilloso para compartir las cosas buenas y hermosas que conocemos. El niño de nuestros tiempos tiene a la mano una enorme cantidad de conocimientos. También los niños pobres... Por unas monedas puede ir a una cabina de Internet y descubrir el mundo entero. ¿Qué encontrará allí?
Cambian las fiestas Cambian las cosas Cambian el amor Cambian la información
       
En el Internet la pornografía ambia a los niñitos
Ya no hay edad como para estar imune de las influencias perversas de los medios de comunicación. Ya los niños de corta edad - no saben leer y escribir - pueden navegar en el Internet y jugar. ¿Qué encontarán?
PORNOGRAFÍA
Quedarán marcados para siempre. En el Internet la pornografía cambia el arte.
Hay gente desvergonzada que se atreve a darle el nombre de arte a la pornografía. ¿Es el arte que usted quiere para sus niños? En el Internet la pornografía cambia el sentimiento de pudor.
Consideran normal  un exhibicionismo desvergonzado. Embrutece la sensibilidad y asfixia la modestia. Sin querer volver a los tiempos antiguos no hay duda que la liberación sexual ha hecho estragos en la sociedad. Impunemente se hiere la modestia y el pudor. ¿Cómo se cree poder fomentar la fidelidad matrimonial si los niños y los adolescentes no son ayudados a vivir la castidad en mirada, pensamientos, palabras y obras. En el Internet la pornografía pervierte.
Nos cambian el agua limpia de la honestidad por los líquidos fecales de la pornografía. Defienden el homosexualismo, el lesbianismo, las bestialidades, las perversiones más degradantes. Lesbianas, homosexuales, travestis, bisexuales quieren atraer hasta a los niños a su depravación.
Cambian a los niñitos Cambian el arte Cambian el pudor Cambian el recto uso.
       
En el Internet la pornografía nos roba el cielo.
El niño, el adolescente y el adulto necesitan levantar vuelo hacia las alturas del espíritu para encontrarse con Dios y su amor. La pornografía impide que el hombre pueda elevarse para llegar a vivir su vocación de ser hijo de Dios. En el Internet destruyen la seguridad de crecer como ser armonioso.
Ni para los niños hay donde descansar. Recuerde lo que sus niños han visto en su computadora o televisora. Desde una edad que parece segura ante cualquier perversión ya están estimulando la líbido para que en algún momento se levante y devore a su amo. En el Internet la pornografía debilita el carácter.
Creciendo en un ambiente envenenado de sexismo, permisivismo y pornografía sólo engorda su instinto. Llegará el momento cuando ya no tiene fuerzas para dominarlo. Lo que debería ser una elemento maravilloso de su persono que le capacita a donarse al ser querido se convierte en baja pasión incontrolada e incontrolable. En el Internet la pornografía destruye el respeto a la otra persona.
Su madre está mirando obras de arte pero ha desatendido su mayor obra de arte, la educación de su hijo. Un niño que ha aprendido respeto y delicadeza nunca haría lo que a usted le pueda parecer algo chistoso. Están creciendo nuevas generaciones de voyeures, de mirones desprovistas de delicadeza y respeto.
Cambian arriba a abajo Cambian la seguridad Cambian el carácter Cambian el respeto
       
En el Internet la pornografía destruye la mirada.
El hombre ya no se reconoce. Es llamado a reflejar en su persona el don de ser  la imagen y semejanza de Dios, de reproducir la plena estatura de Cristo. Usted descuide le primeros seis años de su crecimiento y habrá contribuido a que su modelo sean otros que no quieren saber nada de Dios. El hombre sin Dios ya no es hombre. No sabe lo que es. No se reconoce. En el Internet la pornografía embrutece al varón.
Los que aceptan la pornografía como algo normal poco a poco se asemejan a los animales. Con todo, los animales no tienen la libertad de escoger. ¿Qué escoge usted? En el Internet la pornografía rebaja a la mujer.
No basta arreglarse. También se puede arreglar a los animales. La mujer tiene libre albedrío. Puede decir En el Internet la pornografía destruye la delicadeza y la capacidad para percibir las realidades finas.
En el fondo la pornografía aburre porque ha matado la estética, la belleza y la hermosura. Por eso, como los drogadictos necesita estímulos cada vez más fuertes que llegan hasta la tortura y la bestialidad.
Cambian la mirada Cambian al varón Cambian a la mujer Cambian el disfrute
       
En el Internet la pornografía rebaja a la persona y la convierte en objeto de comercialización.
La pornografía hace de la persona humana un objeto. ¿Cómo cambiamos esta generación que vende a bebés, valora a la persona según el dinero que aporta y le da igual lavar trastes o bañar un niño. Cerdo es, cerdo será.
Aunque se enorgullezca de ser liberado de  las limitaciones de la moral y levante la nariz como quien se cree alguién el que se ha dejado dominar por la pornografía  realmente está al nivel más bajo de su humanidad. De animal racional se ha convertido en animal a secas. El animal no puede controlar sus instintos. El adicto a la pornografía tampoco. En el Internet la pornografía desvía los ojos.
Los ojos se te han dado para que veas las cosas hermosas que Dios ha creado. Mirar la pornografía te cruza la mirada, ya no puedes mirar derecho. En el Internet la pornografía roba la verdadera alegría.
Digan lo que digan, sumergirse en la pornografía te dejará triste, deprimido y sin ganas de vivir.
Cambian al ser humano Esto no cambia Tuercen la vista Cambian la alegría
       
En el Internet la pornografía inhabilita a ver lo bueno y lo bello.
El que mira las imágenes pornográficas es como ciego para las cosas de Dios quien lo entrega a sus apetencias. La pornografía simplemente apesta. Seguir con ella es como escoger sólo perfumes que dan náuseas. ¿Dejaremos que pongan en peligro la salud moral, espiritual y emocional de nuestros hijos?
Nos da cólera la falta de respeto de los promueven la pornogafía. Nos lo quieren cambiar todo. ¡No hay derecho! ¿Qué haremos? Está bien, informaremos a la policía y a las autoridades sobre páginas pornográficas para que tomen medidas al respecto. Pero hay tareas más urgentes.
Cambian la perspectiva Cambian el olfato ¿Qué haremos? Llamaremos a la policía
       
Los padres de familia no deben estar mirando cosas que no convienen o creer que están exentos. Su misión es dirigir la nave de  la familia por un curso que no colisione con la pornografía porque, de seguro, la destruirá. Ayudaremos a los hijos a que puedan deominar sus instintos.
Desde tierna edad el niño tiene que aprender a controlar sus impulsos. Esto le ayudará a evitar el mal y a resistir a la tentación. Ayudaremos a los hijos para que sean fuertes en la tentación y delicados con los demás.
Necesitamos enseñar a nuestros hijos a que tengan la fuerza de un atleta sumo y al mismo tiempo la gracia y sensibilidad de una primera bailerina. Que nuestros hijos tomen una decisión clara y valiente.

Estos estudiantes están firmando un compromiso que intentarán llevar a la práctica con la gracia de Dios:

Convencido que el amor verdadera sabe espera y confiando en la gracia del Señor, prometo a Dios, a mi familia, a los amigos del sexo opuesto y a mi futuro/a cónyuge guardar castidad hasta el día del matrimonio.

Jóven, ¿qué te parece? Tu futuro/a cónyuge vale la pena de combatir en favor de la pureza?
Daremos ejemplo para: Adquirir control Adquirir fuerza y gracia Adquirir un compromiso
       
La Fidelidad
La educación para la castidad es una garantía para la vida futura. El que ha luchado para conservar la castidad durante su niñez, adolescencia y juventud huirá de todas las tentaciones aunque sean miles y correrá hacia aquella con la que compartirá su vida para serle fie siemprel porque así ha crecido, fiel a la castidad. Ya los antiguos han enseñado que hay que huir de ciertas tentaciones (lujuria, etc), mientras que a otras hay que arremeter contra ellas (odio, envidia, etc.). Si no hacemos nada ¿en dónde pararpa la inocencia?
Protejamos a los niños para que pueden crecer en la inocencia de su edad y descubrir con respeto, delicadeza y alegría el don de la sexualidad.    
Resultado Dele un chance    
Portal



Created with Easy Gallery Generator - EGG V2.1 - LATSOMEP

Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ]