Principal ] Arriba ] No soy digno ] ¿Qué es la Vocación? ] [ Prudencia vocacional ] Vocación Santidad ] Vocaciones cristianas ] Respuesta a la voc. ] Respuesta Fidelidad ] Signos de vocación ] Discipulado ] Vida Vocación JPII ]

 

Prudencia sobrenatural y disposiciones personales ante la vocación



Juan Manuel Roca
Cómo acertar con mi vida


Queriendo hacer la voluntad de Dios

Ante la vocación es lógico advertir obstáculos y dificultades de diverso tipo, interiores y exteriores. Cuando hay rectitud y buena voluntad, pueden valorarse esas circunstancias con prudencia sobrenatural, es decir, sin despreciarlas, pero contando siempre con la gracia de Dios.

Si Dios nos llama, los obstáculos que se aprecian en el momento de responder no serán nunca un problema insuperable pues el Señor siempre acude en nuestra ayuda: "Te basta mi gracia", le dijo a San Pablo en medio de sus combates (2 Co 12, 9). Tampoco es necesario conocer de antemano todas las posibles dificultades que nos deparará el futuro y tener la garantía humana de que seremos capaces de superarlas en su momento: nos asegura San Pablo, que "el mismo que comenzó en vosotros la buena obra la terminará" (Flp 1, 6). Las pegas del ambiente se pueden afrontar con confianza si tenemos en cuenta las promesas de Cristo: "En el mundo tendréis tribulación, pero confiad: Yo he vencido al mundo" (Jn 16, 33); "seréis bienaventurados cuando os insulten os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa" (Mt 5, 11); "Yo estaré con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo" (Mt 28, 20).

Pero la vocación es como una moneda con dos caras: la llamada y la respuesta. Y para responder rectamente cuando Dios llama, es necesaria la intención sincera de vaciarse moralmente de sí mismo, de quitar el propio yo del primer plano para no tener a la vista más que la búsqueda de la voluntad de Dios. Ya decía San Agustín que sirve bien a Dios "quien busca querer lo que oye de Él, y no quien se obstina en oír de Dios lo que él desea". (Confesiones, Lib. 10, 26). Y San Juan de la Cruz comentaba que muchos "querrían que quisiese Dios lo que ellos quieren, y se entristecen de querer lo que quiere Dios, con repugnancia de acomodar su voluntad a la de Dios. De donde les nace que muchas veces, en lo que ellos no hallan su voluntad y gusto, piensen que no es voluntad de Dios, y que, por el contrario, cuando ellos se satisfacen, crean que Dios se satisface, midiendo a Dios consigo y no a sí mismos con Dios". (Noche oscura, Lib. I, cap. 7, n. 3).

Es verdad que hay que pensarlo bien antes de dar un paso tan importante, que no hay que actuar a la ligera; pero una cosa es pensar para buscar realmente la solución a un problema y otra muy distinta plantearse la duda como sistema, de tal forma que, mientras quepa alguna incertidumbre, no se esté dispuesto a tomar ninguna decisión. Para resolver las dudas –lo hemos considerado antes– hay que acudir a la oración sincera y a quien con su consejo puede ayudarnos, a aquel que conociéndonos bien, conozca el camino que pretendemos seguir: la vocación está escrita en el corazón de cada uno, y puede leerse prudentemente, cuando se cuenta con experiencia y sentido sobrenatural.

Pero dice un refrán castellano que no hay peor sordo que el que no quiere oír. Por eso lo primero necesario es estar dispuestos a seguir la llamada. Son incapaces de conocer la vocación los que ponen condiciones y se reservan algo para ellos, porque esa actitud equivale a cerrar puertas y ventanas.

Decisión para lo importante En efecto, sucede con frecuencia que el gran obstáculo a la vocación somos nosotros mismos, nuestra floja voluntad. ¡Qué bien lo expresaba Lope de Vega en aquel soneto!: "¿Que tengo yo, que mi amistad procuras? / ¿Qué interés se te sigue, Jesús mío, / que a mi puerta, cubierto de rocío, / pasas las noches del invierno oscuras? /¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras, / pues no te abrí!, ¡qué extraño desvarío, / si de mi ingratitud el hielo frío / secó las llagas de tus plantas puras! /¡Cuántas veces el ángel me decía: / "Alma, asómate ahora a la ventana, / verás con cuánto amor llamar porfía"! /¡Y cuántas, hermosura soberana: / "Mañana le abriremos", respondía, / para lo mismo responder mañana!".

Salvador Canals, el autor de Ascética Meditada, subraya que, cuando se trata de la santidad, de seguir la voluntad de Dios, hay que pasar de la idea a la convicción y de la convicción a la decisión, al deseo, a la pasión.

Esta vida vale la pena vivirla porque la vivimos con Cristo. "¿De qué le sirve al hombre ganar el mundo entero, si luego pierde su alma?" (Mt 16, 26). ¿Qué importa resolver tantos problemas nuestros si después no resolvemos el problema más importante? ¿Qué ganancias son las nuestras si luego no ganamos la santidad? ¿Qué son los placeres si nos privan del placer de Dios? ¡Qué ejemplo el de Santa Teresa de Ávila! Ir adelante desafiando al cansancio y a la desconfianza: aunque me canse –decía–, aunque no pueda, aunque reviente, aunque me muera.

Lo que nos demora en nuestro camino no son los obstáculos o dificultades, sino la falta de decisión. Muchas veces, no es que no nos atrevamos porque las cosas son imposibles, sino que las cosas son imposibles porque no nos atrevemos.

 



 



Free Sitemap Generator

 

free counters

Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ] 

 

Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ] 

 

Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ] 

 

Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarPasc ]  [ Mapa ]   [ Matrimonio ]  [ La Misa en 62 historietas ] [ Misión-Evangelización ]  [ MSC: Misioneros del Sagrado Corazón ]  [ Neocatecumenado ]  [ Novedades ]  [ Persecuciones ]  [ Pornografía ] [ Reparos]]  [ Sacerdotes ]  Sectas ]  [ Teología ]   [ Testimonios ]  [ Textos ]  [ Tv Medios Comunicación ]  [ Útiles ]  [  Vida Religiosa ]  [ Vocación a la Santidad ]  [ ¡Help Hilfe Ayude! ]  [ Faith-English ]  [ Glaube-Deutsch ]  [ Búsqueda ]  [  ] 

 

[ Portal ]  [ Adopte a un Seminarista ] [ Aborto ]  [ Biblia ]  [ Biblioteca ]  [ Blog siempre actual ]  [ Castidad ]  [ Catequesis ]  [ Consulta]  [ Domingos ]  [ Espiritualidad ]  [ Familia ] [ Flash]  [ Gracias ]  [ Gráficos-Fotos ]  [ Homosexuales ] [ Intercesión ]  [ Islam ] [ Jóvenes ] [ Liturgia ] [ Lecturas DomingosFiestas ]  [ Lecturas Semana TiempoOrdin ]  [ Lecturas Semana AdvCuarP [_Principal_] [_Aborto_] [_Adopte_a_un_Seminarista_] [_La Biblia_] [_Biblioteca_] [_Blog siempre actual_] [_Castidad_] [_Catequesis_] [_Consultas_] [_De Regreso_a_Casa_] [_Domingos_]  [_Espiritualidad_] [_Flash videos_] [_Filosofía_] [_Gráficos_Fotos_]  [_Canto Gregoriano_] [_Homosexuales_] [_Humor_] [_Intercesión_] [_Islam_] [_Jóvenes_] [_Lecturas _Domingos_Fiestas_] [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_] [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_] [_Mapa_] [_Liturgia_] [_María nuestra Madre_] [_Matrimonio_y_Familia_] [_La_Santa_Misa_] [_La_Misa_en_62_historietas_] [_Misión_Evangelización_] [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_] [_Neocatecumenado_] [_Novedades_en_nuestro_Sitio_] [_Persecuciones_] [_Pornografía_] [_Reparos_] [_Gritos de PowerPoint_] [_Sacerdocip_] [_Los Santos de Dios_] [_Las Sectas_] [_Teología_] [_Testimonios_] [_TV_y_Medios_de_Comunicación_] [_Textos_] [_Vida_Religiosa_] [_Vocación_cristiana_] [_Videos_] [_Glaube_deutsch_] [_Ayúdenos_a_los_MSC_] [_Faith_English_] [_Utilidades_]