[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

15 días con el P. Julio Chevalier msc
Cuarto día
«TÚ ME HAS FORMADO UN CUERPO» (Hb 10, 5)

Páginas relacionadas 

 

Sagrado Corazón De Jesús

 

 

Así pues, Jesús viene a la tierra para consumar su Obra; seguirá sólo las impresiones de su Co­razón, que tanto se desvela por nosotros. Sólo es­cuchará la voz de su Corazón, y nunca la de su justicia o de su venganza. Quiere expiar nuestros pecados. Una palabra no basta, sino que pregun­ta a su Corazón y su Corazón le responde que, para testimoniar más amor, debe nacer como un niño pequeño en un establo, pobre y desprovisto de todo... (MS 35).

Desde toda la eternidad, Dios 1.4 tomó el de­signio de revelarnos su amor, que es el fondo pro­pio de su esencia, nos dice Chevalier (S 15). Dios no puede detenerse solamente en el hombre; es pre­ciso que, por su amor, encienda la Luz que «con­vocó» la primera mañana del universo. Cuando, todavía en medio de la noche profunda, gritó: Haya luz, es a Jesús a quien llamaba. Yo —res­pondió Jesús soy la luz del mundo; el que me siga no caminará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida (Jn 8, 12 - M1 418). ¡Sí, en su loco amor, Dios se aventura hoy a «tomar la Palabra» («La Palabra se hizo carne»), y a «plantar su tien­da» entre nosotros («y habitó entre nosotros»)!

Y el Verbo se hizo carne

Y a esto se atrevió su amor: nunca se había visto cosa parecida. Sí que había habido, día tras día, esa «creación continua» en la que Dios despliega un poder infinito que va de la nada al ser (S 78), pero esta creación nunca produce más que creaturas limitadas e imperfectas. No es según la medida del amor de Dios ni de su buena nueva. Con emoción, Chevalier presiente la revelación próxima de un misterio mucho más inefable, el de la Encarnación: El Hijo de Dios... apareció en medio de nosotros con un Corazón lleno de com­pasión, de amor y de misericordia (S 169). Él di­viniza nuestra naturaleza uniéndola a la suya; nos da sus bienes, sus gracias, su amistad. En Él te­nemos el Corazón de un Dios... (M1 120). Su amor no conoce límites. Concilia lo inconciliable: Dios no puede ser creado; la creatura no puede ser Dios, y sin embargo, Jesús es Dios y hombre a la vez (S 78).

Vuelve entonces de nuevo a una cuestión ob­sesiva: ¿Podía Dios darnos una prueba más grande de su ternura? (M1 25), seguida invariable­mente de la misma respuesta: ¡No! Dios no podía hacer más. Es que la Encarnación es mucho más: no es solamente el paso de la nada al ser, sino de la nada a Dios. ¡Qué abismo tan insondable! (S 78). Chevalier se entusiasma, exulta: esta vez, en Jesús, el poder divino supera los límites, roza lo imposible. Este Corazón está hecho para amar hasta el extremo. Por eso podemos... decir de su Corazón, con más verdad que de ningún otro co­razón, que ha ardido de amor... (S 181).

En Él se reúnen todas las maravillas que Dios puede hacer o, más bien, el hombre-Dios es su obra maestra. Obra maestra de su poder infinito y de su infinita sabiduría... (S 78-79). Apenas fue formado en el seno virginal de María, su Corazón de hombre fue inmediatamente injertado en la per­sona adorable del Verbo divino: Se convirtió en el Corazón de un Dios y, por eso mismo, en la fuen­te de la gracia... (M1 690). Por Él, la humanidad, el mundo de los espíritus y el mundo de los cuer­pos se dan a Dios... y rinden a Dios las acciones de gracias que Él merece (S 81). Él es Dios y es hombre: en Él se unen las dos naturalezas de la manera más perfecta. Más que una unión, es una unidad: en este Divino Corazón se encuentran el amor de Dios, que desciende hacia la creación, y el amor de la creación, que se eleva hacia Dios. Por infinito que sea su amor, hay que decir una vez más que Dios no puede hacer nada más (S 80).

 

se hizo hombre para cargar con nuestros pecados

 

La Encarnación en expansión

«Cuando un sosegado silencio todo lo envolvía y la noche se encontraba en la mitad de su carrera» (Sb 18, 14), los pastores que acudieron al pesebre reconocieron, con su madre, al niño anunciado y alabado por los ángeles... Entonces se podría pensar que el misterio de la encarnación estaba plenamente cumplido. «El Verbo se hizo carne» (Jn 1, 14). «Padre —ruega Jesús—, Tú me has formado un cuerpo...» (Hb 10, 5): es un ins­tante único y conmovedor de la historia de Dios y de los hombres; el momento de la primera ple­garia que sube del Corazón del Hijo al Corazón del Padre: «Aquí estoy para hacer tu voluntad» (Hb 10, 7). ¿Está dicho todo? No. La Encarna­ción está todavía en pañales. Es necesario que la nueva construcción (cf. 1 P 2) que el Padre inau­gura en su Hijo pueda crecer. Hay que esperar el día en que todos los hombres formen un solo cuer­po cuya cabeza será Cristo —como dice el apóstol Pablo—, o el corazón, añadirá Chevalier (cf. S 119). Miradlo pues, envuelto en pañales en el pe­sebre; adoradlo: todavía no es más que un grano de mostaza, la más pequeña de las semillas, pero que encierra una capacidad de expansión asom­brosa (M1 246).

En adelante, Jesús empleará toda su energía en hacer germinar y crecer esta «semilla» del Padre. Tal es la convicción de Chevalier, que, paso a paso, le sigue por todos los caminos de Palestina. Chevalier siente en Jesús una auténtica «pasión por reunir a todos los hombres en torno a su "Corazón" para conducirlos al Padre» (1 Co 15, 28). En Él se encuentra toda gracia: ...Dicho de otra manera, el Corazón de Jesús no es solamente el Corazón de su santísima humanidad; es también el Corazón de la Iglesia, su cuerpo místico; y, puesto que el cuerpo místico es para Jesús un ver­dadero cuerpo y nosotros somos sus miembros, cada uno de nosotros puede decir de verdad a este divino Corazón: «Vos sois mi Corazón» (S 88).

¡Qué gloria, qué grandeza para el hombre! Se necesitará tiempo para que cada uno pueda por fin decir con el Apóstol: «No vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí» (Ga 2, 20). Mientras tanto, Jesús no ha terminado de recorrer nuestros caminos, no sólo los de ayer, sino los de hoy, en este tercer milenio; en todas partes encuentra pie­dras para construir su propio cuerpo (cf. Ef 4, 11), que el Padre ha colocado como la «piedra angular» (cf. 1 P 2, 5). Incansablemente continúa llamando: Seguidme. Y para formar un cuerpo con buena salud, añade: «Venid todos los que es­táis afligidos...». Expulsa a los demonios y cura a los enfermos. Repite: «Venid». Es su palabra clave, hasta el día en que nos llegue su última in­vitación: «Venid, benditos de mi Padre».

 

 

por nosotros se hizo hombre y nos amó también con un corazón humano

 

1. Día: Átomo ] 2. Día ¿Qué es el Hombre? ] 3. Día Apareced Sol ] 4. Día: Me diste un cuerpo ][ 5. Día: Síganme ] 6. Día: cansados ]
 
7. Día: el Pastor ] 8. Día: Corazón impaciente ] 9. Día: Don perfecto ] 10. Día: Corazón traspasado ][ 11. Día Contemplación ]
 
12. Día: Hombre nuevo ] 13. Día: Remedio de nuestros males ] 14. Día: Nuestra Señora SC ] 15. Día: Venid benditos ]

 


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]