[_Sgdo Corazón de Jesús_] [_Ntra Sra del Sagrado Corazón_] [_Vocaciones_MSC_]
 [_Los MSC_] [_Testigos MSC_
]

MSC en el Perú

Los Misioneros del
Sagrado Corazón
anunciamos desde
hace el 8/12/1854
el Amor de Dios
hecho Corazón
y...
Un Día como Hoy

y haga clic tendrá
Pensamiento MSC
para hoy que no se repite
hasta el próximo año

Los MSC
a su Servicio


Free Sitemap Generator

 

free counters

15 días con el P. Julio Chevalier msc
Undécimo día: ORACIÓN Y CONTEMPLACIÓN

Páginas relacionadas 

 

 

Contemplar el Sagrado Corazón



Os rociaré con agua pura y quedaréis purifica­dos de todas vuestras impurezas (Ez 36, 25). Sa­caréis agua con gozo de las fuentes del Salvador (1s 12, 3). Una de las principales fuentes es su Cora­zón Sagrado, de donde brota abundantemente por la herida que le será hecha en el Calvario (M1 425).

En la primera edad del mundo, una fuente mis­teriosa, un manantial fecundo [...] salía del seno de Dios y se derramaba como rocío beneficioso sobre el universo, sobre la humanidad entera. Bajo su poderosa acción, todo crecía con una maravi­llosa actividad. Pero, por desgracia, un día un hombre, por su imprudencia, vino a agotar esta fuente... (MS 212).

He aquí al soldado. Acaba de atravesar el costado de Jesús. Acaba de reabrir la fuente... Ha visto cómo brotaba al instante «sangre y agua» Un 19, 34). Sangre adorable cargada de vida di­vina. Agua pura y abundante. Esta agua fluye hasta la vida eterna (S 83). «Los ríos de Dios van llenos de agua; tú preparas las cosechas...

 

Contemplar el Sagrado Corazón

Todo exulta y canta» (cf. Sal 64). Contigo, Julio Che­valier, cantamos:



Veo un río de oro regar la tierra,

torres y palacios brillar en los cielos,

un bello árbol de vida, en flor primaveral;

veo la tierra feliz en Dios bienaventurado.



Estribillo

Del corazón de Cristo entregado por el Padre

veo surgir un nuevo mundo.

¡Jerusalén, ciudad de luz!

¡Nacida del Espíritu, de la sangre y del agua!



2. Veo desde el cielo abierto rebosar la vida,

la esperanza y la salvación disipar la noche,

la justicia y la paz andar como amigas;

veo la tierra feliz en Dios, su amparo.



3. Oigo cantos nuevos, estribillos festivos,

honor, alabanza y gloria al Cordero vencedor

que hace todas las cosas aún más bellas

y hace de nosotros su cuerpo,

¡sea nuestro corazón!



Contigo, Chevalier, rezamos:

¡Oh Sangre adorable de Jesucristo, cuán preciosa sois! ...Sois vos la que mantenéis cada instante la vida en sus miembros, esta vida más excelente que la de todas las creaturas, incomparablemente más elevada que la de los ángeles; esta vida que sirvió para alabar, para adorar a la augusta Trinidad tanto como merece; esta vida que se consumió sin interrupción para gloria de Dios y para salvación de las almas; esta vida que hizo a Cristo capaz de merecernos la gracia y de obtenernos el Cielo, y que fue aceptada por la justicia divina como un holocausto tan perfecto como agradable. Sí, vos sois el principio y la fuente.... (S 156-157).

Contemplar el Corazón de Jesús



Con todos los hombres, rezamos:

Como la fuente brota del glaciar,

como la sangre brota del lagar, así mi oración, Señor.

Como el grito brota del corazón,

como la yema brota del árbol,

así mi oración, Señor.

Es sencilla mi oración,

sencilla como el agua,

suplicante y dolorosa... como la sangre,

filial... como el grito,

esperanzada... como el brote.

Es sencilla y poca cosa

la oración que brota de mi vida.

Sencilla como el agua,

pero es el agua del costado herido de Jesucristo.

Dolorosa como la sangre,

pero es la sangre para un mundo nuevo.

Filial como el grito,

pero es el grito de Jesús: «Abba, Padre amado».

Esperanza como el brote,

pero es Jesús en la primavera de Pascua.

Es sencilla y poca cosa

la oración que brota de mi vida.

Pero es también la oración que brota del Hijo: «Padre...

¡a tus manos encomiendo mi espíritu!: Padre nuestro...»



Al pie de la cruz, María, Juan y unas pocas mujeres, con el padre Chevalier, Juan Eudes, Ignacio y tantos otros... no están solos. El Padre está con ellos; sondea su propio Corazón y Él mismo se admira: «Hasta ese punto amo a los hombres... ¡Hasta entregarles a mi propio Hijo!». Levanta los ojos hacia el Corazón destrozado de su Hijo, ese Corazón que le sirvió de modelo al modelar el corazón de Adán: «Y mi Hijo se ha entregado para que tengan la vida en abundancia». ¡Qué fantástica cascada de vida y de amor desciende del Padre hacia el Hijo y del Hijo hacia los campos de nuestros corazones!: Seamos esta buena tierra... Que nuestro espíritu tan inconstante no obligue al Sagrado Corazón a suprimir una parte de sus gracias, destinadas por su misericordia a darnos la perseverancia aquí abajo y la gloria en el cielo (M1 296)



A partir de 1871, por inspiración del padre Miniot, msc, Chevalier deja que germine en él lo que llegará a ser el «culto perpetuo al Corazón de Jesús», que propondrá el 25 de marzo de 1874 a la Asociación de Nuestra Señora del Sagrado Corazón (S 421). Cada noche la comunidad rezará el Ave Admirabile que ya hemos visto transcrito más arriba. Cada mañana, además, con una in-tención diferente, destinada a mantener unidos los corazones de la comunidad durante el día. Del do-mingo al sábado, las intenciones son las siguientes: unión, adoración, reparación, amor, agradecimiento, compasión y súplica. Esta oración, muy importante en el espíritu de Chevalier y de toda la Congregación, no cambió nunca en lo esencial, aunque haya conocido a lo largo de los años diferentes versiones, la última de las cuales se reza hoy en una forma dialogada más moderna:

Contemplar el Corazón de Jesús



¡Admirables, Señor, tu amor y tu corazón!

R/: Bendito seas

Hiciste para nosotros maravillas. R/

Nos has escogido para servir. R/

De tu corazón brota el agua viva. R/

Para consagrarnos en la verdad, R/:

Danos tu espíritu.



Para juntarnos en la unidad, R/

Para enviarnos como tú lo fuiste, R/

Para quemar nuestros corazones con tu caridad, R/

Con tu Madre al pie de la Cruz

R/: Te rogamos.

Contemplando tu Corazón abierto, R/

Por tu Iglesia misionera, R/

Por los que se doblan bajo la carga, R/

¡Jesús, ternura de Dios, Jesús, misterio de amor!

¡Jesús, manantial de vida!

¡Jesús en lo profundo de nuestros corazones!

 

Contemplar el Corazón de Jesús

 

1. Día: Átomo ] 2. Día ¿Qué es el Hombre? ] 3. Día Apareced Sol ] 4. Día: Me diste un cuerpo ][ 5. Día: Síganme ] 6. Día: cansados ]
 
7. Día: el Pastor ] 8. Día: Corazón impaciente ] 9. Día: Don perfecto ] 10. Día: Corazón traspasado ][ 11. Día Contemplación ]
 
12. Día: Hombre nuevo ] 13. Día: Remedio de nuestros males ] 14. Día: Nuestra Señora SC ] 15. Día: Venid benditos ]


[_Principal_]     [_Aborto_]     [_Adopte_a_un_Seminarista_]     [_La Biblia_]     [_Biblioteca_]    [_Blog siempre actual_]     [_Castidad_]     [_Catequesis_]     [_Consultas_]     [_De Regreso_a_Casa_]     [_Domingos_]      [_Espiritualidad_]     [_Flash videos_]    [_Filosofía_]     [_Gráficos_Fotos_]      [_Canto Gregoriano_]     [_Homosexuales_]     [_Humor_]     [_Intercesión_]     [_Islam_]     [_Jóvenes_]     [_Lecturas _Domingos_Fiestas_]     [_Lecturas_Semanales_Tiempo_Ordinario_]     [_Lecturas_Semanales_Adv_Cuar_Pascua_]     [_Mapa_]     [_Liturgia_]     [_María nuestra Madre_]     [_Matrimonio_y_Familia_]     [_La_Santa_Misa_]     [_La_Misa_en_62_historietas_]     [_Misión_Evangelización_]     [_MSC_Misioneros del Sagrado Corazón_]     [_Neocatecumenado_]     [_Novedades_en_nuestro_Sitio_]     [_Persecuciones_]     [_Pornografía_]     [_Reparos_]    [_Gritos de PowerPoint_]     [_Sacerdocip_]     [_Los Santos de Dios_]     [_Las Sectas_]     [_Teología_]     [_Testimonios_]     [_TV_y_Medios_de_Comunicación_]     [_Textos_]     [_Vida_Religiosa_]     [_Vocación_cristiana_]     [_Videos_]     [_Glaube_deutsch_]      [_Ayúdenos_a_los_MSC_]      [_Faith_English_]     [_Utilidades_]